L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Entrevistas

Yumi Yumi Hip Hop: ¿el grupo del momento?

Yumi Yumi Hip Hop

Es probable que etiquetas como “grupo del momento” sean un tanto engorrosas, pero servidor no atisba en Barcelona una banda, a la hora de ganarse el favor del público, con el potencial de Yumi Yumi Hip Hop. Aún sin sello en el momento de escribir estas líneas, sus primeros conciertos se han convertido en fiestones de aúpa, y las cuatro canciones que han presentado a modo de maqueta nacieron con el concepto himno tatuado a fuego. Y todo ello exhibiendo una naturalidad desbordante y un entusiasmo contagioso que te invita a bailar y cantar, algo que de hecho han hecho muy bien en sus primeras citas en directo en Barcelona. En su primer concierto en sala petaron Sidecar, en el segundo animaron el fiestón de Dead Moon para su segundo aniversario, y en el tercero despidieron a Son Bou con honores en la sala Freedonia junto a Rombo, banda con la que se adivinan afinidades y cierto estado anímico.

Lxs Yumi nos atendieron poco antes de su primer concierto en Madrid y charlamos con ellos sobre los orígenes del grupo, su paso de quinteto a terceto y las idas y venidas de una formación en pleno auge que dibuja ahora sus primeros esbozos. Raro sería que el lienzo que salga pierda un ápice de luz de su luminoso arranque. Entrevista publicada en SHOOK DOWN UNDERZINE vol. 6

TEXTO: RUBÉN IZQUIERDO. FOTOGRAFÍAS DE ELENA LASALA

Empecemos por el principio. ¿Qué orígenes tiene el grupo?
L: Nos juntamos para tocar en agosto de 2015. Aún así, ya llevábamos un tiempo tocando. Eli y yo compusimos un par de temas, pero nos faltaba un batería, y se los pasamos a Oriol, preguntándole si quería formar parte de un grupo muy guay que pensábamos montar. ¿Quién iba a decir que no? ¡Lo vendimos bastante bien! Un grupo de chicas, dinámico y facilón… La banda estaba formada.
E: Creo que el inicio fue muy caótico, pero divertido. Lorena y yo nos grabábamos con el móvil tocando la guitarra sobre unas bases de batería que tiene mi teclado. Luego llegábamos al bar y se las enseñábamos a nuestros amigos que, creo, acababan bastante hartos. Por suerte para ellos, cuando conseguimos seducir a Roca para tocar con nosotras dejamos de molestarles tanto. Con otras dos chicas conseguimos un local y esas canciones que habíamos estado haciendo cogieron más forma. Al ser cinco, yo al principio solo cantaba y reconozco que no sabía ni qué hacer con las manos o los pies… recuerdo que pensaba: “pues si yo tengo que ser la frontwoman, lo llevamos claro”.

Creo que justo antes de publicar las primeras canciones os cambiasteis el nombre. ¿A qué se debió el cambio? ¿En qué os inspiráis para el nombre actual?
L: Si, algo así. Antes de formarnos como Yumi Yumi Hip Hop tocábamos con Paloma y Berta, que nos ayudaron muchísimo a la hora de empezar. La banda se llamaba TAM, había un teclado y una guitarra más, así que en realidad no era Yumi Yumi Hip Hop. Ese nombre llegó cuando nos quedamos los tres. Algunas de las canciones son las mismas que tocábamos antes, pero el sonido y la manera de hacer es completamente diferente. Ahora al ser tres personas es más fácil gestionarlo todo, no solo a la hora de ponernos de acuerdo para ensayar o programar un concierto, sino también musicalmente. Es más fácil ponerse de acuerdo con 3 personas que no saben tocar, que con 5.
E: El nombre fue una iluminación de Oriol, que un día entró al local con esta tontería. Yo me enamoré al instante y Lorena lo odió, pero porque odiaba cualquier propuesta. Pero a base de repetición, y un poco de magia negra, conseguimos que le gustara. Aunque en realidad, la convencimos después de buscar por internet y descubrir que unas hermanas japonesas llamadas Yumi tenían un grupo de hip hop en los años ochenta. ¡No pudo resistirse!

En las primeras reseñas que salieron sobre el grupo se aludía al twee pop y a bandas como Fresones Rebeldes o The Pastels. Personalmente etiquetar a un grupo con tan solo dos (después cuatro) temas siempre me ha parecido arriesgado, y no sé hasta qué punto se acaba concordando con lo que quiere transmitir el grupo. ¿Cómo os veis vosotrxs? ¿Qué influencias más directas creéis que tiene la banda?
L: Esta es una pregunta complicadísima de responder para nosotras. Cuando empezábamos a tocar recuerdo que escuchábamos un montón a Alvvays, ya que los vimos en el Primavera Club del año pasado y nos enamoramos. También La Sera y Best Coast, o incluso Lily Allen, que sacaron nuevo disco hacía relativamente poco. Pero tampoco creemos que eso sea del todo relevante. Antes de ponernos a componer hicimos alguna cover de Youth Lagoon y Marina and The Diamonds. Así de dispares éramos y continuamos siendo… Con Marina and the Diamonds, Eli y yo creo que realmente encontramos nuestro punto de unión. Recuerdo que a nadie le gustaba, y nosotras no podíamos parar de cantar sus canciones. Por cierto, ¿qué es eso de tararear? ¡Ojalá pudiéramos! De todas formas, te decía que era una pregunta difícil más que nada porque cuando empezamos a tocar no decidimos en ningún momento a qué queríamos sonar, simplemente lo hicimos y salió de esta manera. La aparición de Oriol en la banda fue clave, porque sin él sonaríamos a ese twee más aburridote del que se ha estado hablando por ahí. A Oriol le gusta Iron Maiden y Antonia Font. A Eli le flipa Talulah Gosh y Kero Kero Bonito, y a mi Molly Nilsson y Peach Kelli Pop. Así que no sé qué decirte.

Yumi Yumi Hip Hop

Siguiendo un poco con eso, me gustaría saber cómo recordáis los primeros ensayos. ¿Ha crecido el grupo en la línea que buscabais?
R: Los primeros ensayos a nosotras nos sonaban increíbles, pero ahora vemos que eran un auténtico desastre, aunque tampoco es que sonemos exquisitas a día de hoy. Cuando empezamos a tocar, Eli y Lorena aparecían con las canciones grabadas en el móvil, con una batería muy cutre que tiene el teclado de Eli. Y con un papel de váter enganchado en el culo. Al salir del váter se lo dejaron colgando por ahí. Fue impresionante. Una visión yúmica. Era el nivel adecuado para saber que llegaríamos lejos (risas). Ahora no hay papeles enganchados en el culo ni teclados virtuales: estoy yo. No sé si es bueno o malo…

Os empecé a seguir en FB poco antes del primer concierto. ¿Estamos ante la formación definitiva del grupo? ¿Qué rutina seguís a la hora de preparar nuevas canciones?
L: Sí, estamos ante la formación definitiva: así somos y así nos quedaremos. En cuanto a las nuevas canciones somos Eli y yo quien las componemos. Normalmente es en casa y no en el local, a veces juntas y algunas otras separadas. Generamos una cantidad ingente de temas… suerte que está Oriol que hace de filtro, porque nosotras ya no distinguimos entre el Bien y el Mal.

Habéis logrado una gran respuesta de público en cada uno de los conciertos que habéis realizado hasta el momento. ¿En qué creéis que se basa la sintonía que habéis conseguido con el público?
L: En realidad, hemos tocado muy poco y todavía no tenemos una percepción muy clara de si nos viene a ver mucha gente o no. Además hemos tocado en sitios donde estaba claro que habría bastante gente, como en la fiesta de Los 4 Cocos o en el 2º Aniversario de la Dead Moon Records. Lo que sí que nos ha sorprendido es ver que la gente realmente se lo pasa bien en los conciertos. Eli y yo podríamos estar muy cortadas a la hora de tocar, ya que es la primera vez en nuestra vida que nos subimos a un escenario, pero lo llevamos sorprendentemente bien y no somos demasiado vergonzosas, así que me gusta pensar que eso se nota.
E: Me acuerdo de un día que estábamos escuchando uno de los primeros temas que grabamos con el móvil, lo enchufamos a la minicadena a tope y empezamos a bailar como niñas. De golpe Lorena soltó emocionadísima “¡Quiero ir a un concierto de estas tías!”. Pensé que ojalá hubiera muchas “Lorenas” entre el público. Y creo que, de momento, no podemos quejarnos.

¿Os consideráis una banda riot?
E: No, nos consideramos una banda riot. Creemos que el movimiento riot nació en un contexto concreto, y aunque hoy en día haya bandas que sigan las mismas formas y propósitos, deberíamos superar la etiqueta. No por ser una banda de chicas tenemos que ser riot, ni tampoco por ser feministas. Riot fue una manera de hacer feminismo de un momento específico, quizás ahora necesitemos (o nos apetece más, que también es importante) practicar otras formas de feminismo. Y aunque es verdad que nos encantan bandas como The Julie Ruin o Bikini Kill, no tomamos demasiado de ahí a la hora de plantearnos qué queremos con Yumi Yumi Hip Hop.

Participasteis en una de las fiestas de Los 4 Cocos, colectivo que viene montando conciertos muy interesantes de un tiempo a esta parte. ¿Qué relación previa teníais con el colectivo?
E: Ninguna. La casualidad quiso que Quique Ramos viera un video de minuto y medio que colgó alguien en Facebook cuando aún éramos TAM. Confió en nosotras y nos pidió de tocar. Entremedio, cambiamos de formación y de nombre (creo que le asustamos un poquito), y ese fue el primer concierto con YYHH.
L: Fue el primer concierto y, la verdad, el mejor hasta la fecha (aunque tampoco tenemos mucho para comparar). Todo fue superbien y estuvimos muy a gusto con ellos y, obviamente, creemos que Los 4 Cocos y todo lo que hacen es lo más.

En algunos conciertos del ciclo Quique y compañía preparan fanzines de acompañamiento. ¿Sois consumidorxs de fanzines? ¿Alguno que os gustaría destacar?
R: En general, hoy en día somos más productores de fanzines que no consumidores. Como mucho creo que te podría destacar los que hacemos nosotros y no los que hacen los demás, pues con el rollo del auto-todo creo que estamos demasiado concentrados en lo nuestro. Bueno, como mínimo es lo que me pasa a mí. Es poco yúmico y me gustaría cambiarlo, pero de momento…
E y L: Nosotras solo leemos los de Roca.

Precisamente Quique Ramos fue una de las primeras personas en hablar de vosotrxs. Ahora, con tan solo cuatro canciones, habéis salido ya en varios blogs, la mayoría interesadxs directamente en conocer más sobre vuestro sonido después de escucharos en Bandcamp. ¿Qué balance hacéis de la recepción que habéis tenido?
R: Empezando por el principio: está bien haber tenido recepción. Fácilmente podríamos no haber tenido ninguna. Empezamos el grupo de una manera muy precaria y cutre, y de alguna manera, lo continuamos siendo. Eli y Lorena no habían tocado nunca en ninguna banda, así que para ser la primera, no está del todo mal.

Las canciones de Bandcamp mantienen una esencia maquetera que no oculta el enorme potencial de las canciones. ¿Hay previsión de algún disco pronto?
L: Nah, de momento no tenemos ni sello.

Siguiendo con la anterior, ¿en qué formato os gustaría editar?
E: Nah, de momento no tenemos ni sello (risas).

Con estas dos respuestas queda claro que sois un grupo autoeditado. Más allá del modo de trabajar canciones nuevas que comentábamos al principio, ¿cómo es el trabajo interno del grupo?
E: El trabajo interno del grupo se reduce a una sencilla ecuación: Lorena y Eli son tan amigas que quedan cada día. Roca y Eli viven juntos, por lo que también se ven cada día. Lorena, a su vez, es vecina de Eli y Roca, por lo que se encuentran casi cada día. Lorena y Roca hace diez años que se conocen. Eli y Lorena cinco. Y Eli y Roca se conocieron un día en Macba. Un año después nos juntábamos para Yumi Yumi Hip Hop. Básicamente comemos hamburguesas, miramos películas de Studio Ghibli mientras Roca hace dibujitos para el grupo y Lorena y Eli componen alguna canción. Luego nos juntamos los viernes y los domingos por la tarde en el Infierno 229 para ensayar. Así llamamos a nuestro local. No es un funcionamiento demasiado complicado, pero de momento nos va bien.

Las dos maquetas cuentan con un diseño gráfico similar. ¿Qué importancia le dais al componente visual de vuestras canciones?
E: ¡Pues mucha! Roca, que empezó siendo un teclado virtual, ha acabado aportando mucho más de lo que nos hubiéramos pensado, ya que es él quien hace los diseños. A nosotras nos encantan sus dibujos y a él hacerlos. Crearse un universo propio ayuda a dar sentido a lo que uno hace. El componente visual nos ayuda a dar coherencia a lo que hacemos, como para poder encerrarlo en sí mismo, en un mundo propio: el yumi-món.

Ya acabo. ¿Planes de futuro inminente?
E: Roca solo quiere ensayar, y Lorena tocar por ahí, sin ensayar demasiado. Así que el plan, de momento es hacerle más caso a Roca que a Lorena. Seguiremos grabando como hasta ahora y colgando los temas en EPs. Y quizás hacer algún experimento más casero, tal vez… ¡alguna que otra sorpresa ya tenemos pensada!
L: Nos hace mucha ilusión irnos a Madrid. Compartimos cartel con LA URSS y nuestros amigos ÜBER (Roca a su vez, es el batería). ¡Es increíble! <3

Escucha su última demo en Bandcamp:

Recomendado

Comenta
To Top