L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Reseñas

Wild Nothing. Todo está tranquilo

wild-nothing

Jack Tatum, o lo que es lo mismo, Wild Nothing, está de vuelta. Con Gemini convertido ya en un pequeño clásico dentro del imaginario popular el autor de Summer Holyday vuelve a publicar disco con Captured Tracks, consolidando una propuesta que sigue moviéndose entre el shoegaze y el ambient, siempre con el necesario toque de quietud con el que reviste su obra. Por RUBÉN IZQUIERDO

  • Segundo disco de estudio para Tatum después del éxito de sus trabajos anteriores, con los que el autor de Gemini logró ya un gran reconocimiento musical
  • El álbum cuenta ya con dos singles promocionales, con Shadow como punta de lanza
  • Como es habitual en Captured Tracks, el sello ha dejado su nuevo álbum en screaming, dando la opción de la escucha directa

Captured Tracks fue de los sellos más activos el pasado verano. Entre las joyas de la corona de sus nuevos lanzamientos reposa, firme, el de Wild Nothing. En escucha vía streaming desde el pasado 22 de Agosto, el nuevo trabajo musical de Jack Tatum ha sido sin duda una de las apuestas más felices de este verano que se nos va, y su Nocturne ha sido la continuación más feliz de Gemini, el disco que presentó en 2010  y que le valió para visitarnos en su celebrada visita al Primavera Club.

El sello brookilynita apostaba así por Tatum para cerrar su periplo estival, y lo hacía con un disco del que conocíamos ya dos trabajos, Paradise y Shadow, presentados de manera previa a un lanzamiento consumado el pasado 27 de agosto.

El de Virginia presentaba así su segundo disco, manteniendo esa vitola de chico tímido oculta tras Wild Nothing, sosías con el que ha logrado facturas con apenas dos trabajos un pop de lo más elegante, en perfecta sintonía con aquella ópera primera firmada también bajo el sello de NY.

Con todo,  Nocturne le toma la palabra a su propio nombre y muestra una melancolia muy de anochecer, confiriéndole al disco una pátina lánguida presente desde Shadow y desarrollada en el resto de temas, especialmente significativa en temas como Only heather o This chain won’t break, instantes en los que la delicada puesta en escena de Tatum acaban por tomar un sentido casi definitivo, una hoja de ruta sin sobresaltos -aunque no por ello monótona o aburrida- potenciada desde los singles de presentación, pero sostenida con igual pericia a lo largo de todo el LP.

Nocturne aboga pues más por la continuación de lo emanado en Gemini que por una ruptura traumática, balanceándose entre un shoegaze tímido y un ambient que se divierte alterando su paleta hacia un sonido más pop, ideal para mecer los últimos días de un verano que se nos va. Counting days.

Recomendado

Comenta
To Top