L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
De Cine

Wes Anderson: Original Soundtrack

Wes_Anderson

El inminente estreno del nuevo film de Wes Anderson se ha convertido, claro, en un acontecimiento cinematográfico… y en uno musical para los que amamos con la misma devoción sus bandas sonoras. Siempre atento en la composición de sus scores, Anderson se ha labrado con el paso de los años una merecida fama de artesano tanto en el modo de grabar sus originales propuestas cinematográficas como en la vía de acompañarlas desde el punto de vista sonoro. Repasamos su filmografía con algunos de los temas que han sazonado su obra. (Pese a no contener spoilers, se recomienda haber visto los films antes de ver los clips) . Por RUBÉN IZQUIERDO

  • Mark Mothersbaugh y Alexander Desplat han sido hasta la fecha los dos compositores fetiches de Anderson, quien acostumbra acompañar sus films de hits de décadas pasadas, centrando su mirada en las décadas de los 60 y 70.
  • John Lennon o The Kinks, entre los más habituales en una selección que incluye a su vez temas de los Beach Boys, los Rolling Stones o Yves Montand.
  • Más instrumental que en otras ocasiones, la nueva propuesta de Anderson llega con temas rescatados de Hank Williams y Françoise Hardy en su banda sonora.

Si por algo ha destacado Wen Anderson en los últimos años, además de por un gusto exquisito en lo referente a la composición de los planos que alimentan sus films, es por su acertado ojo clínico a la hora de dar forma a sus bandas sonoras. Con el tiempo, Anderson ha logrado hacer de cada nueva película un notorio acontecimiento también musical, compilaciones de lujo que arrancan con la casi fundadora Academia Rushmore -Anderson había debutado años atrás con Ladrón Que Roba a Ladrón- y que ha mantenido intacta a lo largo de su luminosa carrera cinematográfica. Recordamos (y recopilamos) algunos de sus aciertos.

Academia Rushmore:

El film que relanzó la carrera de Anderson y y que reforzó algunos de los lazos claves en su filmografía-la historia entre Murray, Schwartzman y el propio Anderson empieza en parte aquí- tuvo en el compositor Mark Mothersbaugh a su primer hombre fuerte. Lejos aún de su asociación con Alexander Desplat, Mothersbaugh copó un soundtrack donde hubo espacio para John Lennon, The Kinks, Cat Stevens, Yves Montand o Chad & Jeremy, con aquella celebradísima A summer song, uno de los grandes hits de dicha formación, ajustada como un guante a las características esenciales de la peculiar filmografía de Anderson. Junto a ellos, The Who con A quick one while he’s away. Larga vida a los clásicos.

Los Tenembaums:

Y llegaron los Tenembaums y con ellos la consolidación definitiva de su cine (y su gusto por las bandas sonoras de autor). Hay un momento en el film en el que el tiempo se para y nada parece importar más que lo transcurre en pantalla. Gwyneth Paltrow -nunca quedó tan hieráticamente bella en pantalla- aparece en escena con Those days, de Nico, un tema precioso para un film maravilloso. La genialidad de lo raro, culminado en un abrazo cálido y doloroso. Como el tema de Nico.  Anderson se dio el gusto de editar una edición especial para coleccionistas con la banda sonora de Los Tenembaums, el primer filme presentado ya con la vitola de director de culto, una rareza descomunal que contaba con algunos de los sospechosos habituales de su cine, a los que se unía la también recurrente Anjelica Houston o los mediáticos -por entonces aún más que ahora, Ben Stiller y Gwyneth Paltrow. En lo musical, Mothersbaugh siguió ocupándose del score, mientras que las canciones que sazonaron la cinta siguieron proviniendo de tótems clásicos como Bob Dylan, Nick Drake, de nuevo John Lennon, o Elliot Smith.

Life Aquatic

Tercera colaboración entre Anderson y Mothersbaugh, por más que en esta ocasión el protagonismo musical recayó casi en su totalidad en Seu Jorge, quien se se sacó de la manga una pequeña serie de pequeñas joyas de orfebrería acústicas -fue tanta su calidad que se llegó a editar The Life Aquatic: Studio Sessions, donde aparecían buena parte de los temas interpretados por Jorge en el film. El álbum acabó revelándose como un valiosísimo trabajo donde la bossa nova se fundía con la cosmovisión cinematográfica de ambos, y que tenía en Team Zissou uno de sus momentos más felices. David Bowie, Iggy o, atención, Paco de Lucía formaron parte de la edición regular de la banda sonora. Dejamos el momentazo Bowie, en el que fue uno de los mejores papeles de ese mito viviente que es Bill Murray.

Viaje a Darjeeling

La aventura india de Anderson supuso en cierto modo un punto de inflexión, como mínimo a nivel musical. Aún sin Desplat, pero ya sin Motherbaugh, el bueno de Wes confía el score al indio Satyajit Ray, si bien otros autores indios como Jyotirindra Moitra o Jodphur Sikh Temple Congregation cuentan con relativo protagonismo. The Kinks, con tres temas -ojo a This time tomorrow, uno de los temas de la banda presente en el trailer, el otro es el igualmente icónico Strangers– contribuían a la melancolía intrínseca de la trama, que tuvo en el cortometraje Hotel Chevalier a su hermano casi siamés. En el caso del Hotel, Peter Sarstedt tomó el protagonismo en exclusiva, 4:41 minutos de ensoñación pura, con una Natalie Portman notable y una nostalgia infinita, herida abierta en el corazón, sobre París, sus calles y el amor. Rescatamos una maravillosa versión de Sarstedt grabada en 1969. Quien no se emocione, no tiene sangre en sus venas.

Fantastic Mr. Fox

Y en esas apareció el fantástico zorro Mr. Fox. Justo cuando parecía que el bucólico y nostálgico microuniverso de Darjeeling no podría ser superado, Anderson sorprendió con su primera obra en stop-motion. Una obra mayúscula, infravalorada por la crítica, puede que la mejor obra acerca de las relaciones familiares vista en cines en mucho tiempo. Aquella fue la primera colaboración con Alexander Desplat, en una banda sonora por lo demás perfecta, con temas de The Wellingtons, The Beach Boys (hablamos de Heroes and villians, por todos los santos), Javris Cocker -que firmó una rareza del tamaño de Fantastic Mr. Fox AKA Petty Song) o un Burl Ives que con tres temas entró a formar parte por derecho propio en su universo creativo. Otra maravilla musical para otro festín visual. La asociación, de nuevo, resulto inmácula.

Moonrise Kingdom

Para Moonrise Kingdom, cuyo estreno esta previsto para este próximo viernes, un vistazo a la banda sonora nos trae a Hank Williams con cuatro cortes, entre ellos su notable Rambli’ Man, en un trabajo quizá más instrumental donde la aportación francófona no obstante se mantiene, gracias a la aparición de Françoise Hardy y su Le temps de l’amour -el gusto por lo francófono sigue ahí- en un film que de entrada parece contar con algunos de los elementos más icónicos de su cinematografía.

Dejamos a continuación una compilación Spotify a modo de sintesis:

Academia Rushmore: I’m waiting, Rolling Stones; Concrete & Clay, Unit 4+2; A Summer Song, Chad & Jeremy

The Royal Tenembaums: These Days, Nico; Fly, Nick Drake, California, Joni Mitchell

Life Aquatic: Life On Mars?, David Bowie; Rock’nRoll Suicide, Seu Jorge; The Way I Feel Inside; The Zombies

The Darjeeling Limited: This Time Tomorrow, The Kinks; Where Do You Go To (My Lovley), Peter Sardstedt; Powerman, The Kinks

Fantastic Mr. Fox: Heroes & Villians, Beach Boys; Fantastic Mr. Fox AKA Petey’s Son, Jarvis Cocker; Let Her Dance, Bobby Fuller Four

Moonrise Kigdom: Le Temps De L’Amour, Françoise Hardy; Rambli’n Man, Hank Williams

Recomendado

Comenta
To Top