L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Entrevista de la semana

Tiger Menja Zebra: entrevista presentando Super Ego

Tiger Menja Zebra

Recuperamos uno de los mejores discos de 2014

Presentados en sociedad con su seminal Com Començar Una Guerra, Súper Ego fue la continuación natural de aquel trabajo, en el que los supervivientes de Camping llevaron a cabo una suerte de reboot musical del que han salido triunfadores por méritos propios. Destacados ya con la contundencia de aquel primer trabajo, y abrigados por el sello que ellos mismos coordinan, los integrantes de Tiger Menja Zebra se plantearon el disco como “una guerra contra nosotros mismos y contra todo el mundo”, un ejercicio de supervivencia -¿qué otra vía en esto de la música independiente, independiente de verdad?-, guerra de la que se consideran triunfadores por haber logrado lo más difícil, mantener la integridad musical y ser fieles a su propio sonido. Siendo una propuesta “tan personal” era difícil saber dónde llegarían y de momento ahí están, batallando después de su (celebrado) paso por el Sónar 2014, su visita al festival Hoteler o su paso por la última edición celebrada hasta el momento de uno de nuestros festivales favoritos, el Aloud Music Fest.

Tiger Menja Zebra son Xavi Font, Eduard Nova y Josep Arnan y estarán presentes en la fiesta de presentación de SHOOK DOWN UNDERZINE 4 que se celebrará el próximo 13 de junio en la Sala Sidecar de Barcelona.

Tiger Menja Zebra

Cartel para The Suicide Of Western Culture + Tiger Menja Zebra

Pongamos en situación los orígenes de la banda. Tiger Menja Zebra viene de Camping. ¿Cómo explicamos la transición de un proyecto al otro?
Con Camping estuvimos diez años en el precario mundo de la música independiente nacional, editando cuatro discos, un Ep, un DVD e intentando componer cosas distintas en cada trabajo, básicamente para no aburrirnos. Al final llegó un momento en el que el grupo necesitaba un cambio: necesitábamos ir más allá y seguramente estábamos empezando a perder ese espíritu y las ganas por hacer cosas distintas, experimentar, sorprendernos a nosotros mismos…. Todo eso

¿Hubo algún detonante?
Creo que fue durante la gira del último disco de Camping cuando empezamos a plantearnos el futuro. En ese momento vimos claro que teníamos que dar un giro, y decidimos enterrar el grupo y empezar con un nuevo proyecto…

Y allí nace Tiger Menja Zebra
Así es. Escribimos un decálogo y nos obligamos a seguirlo a rajatabla. En cierto modo nos marcamos el camino a seguir a nivel artístico.

La primera vez que supe de vosotros fue cuando Kike Bela, director de la FiM Vila-seca, me recomendó escucharos. Por entonces erais un grupo muy minoritario. ¿Os consideráis una banda de culto?
En absoluto, no creo que seamos una banda de culto… incluso me parecería un poco pretencioso por nuestra parte considerarnos nosotros mismos así… Lo que sí es cierto es que éramos y seguimos siendo un grupo minoritario. De eso somos plenamente conscientes, aunque tampoco nos importa demasiado.

En la web de vuestro sello tenéis colgado el decálogo interno del grupo que comentabas antes. Planteáis diferentes maneras de crear y entender la música. ¿Es fácil hacerlo en un contexto como el actual?
Nuestro decálogo o “Estatut d’Autonomía”, como así lo hemos llamado, fue nuestro dogma fundacional. Con él empezamos el nuestro nuevo proyecto, aunque obviamente la vida trasciende al Arte. Nuestra música, lo que decimos, es coyuntural y no pretende más que provocar reacciones fuera de lo esperable al escuchar un grupo de rock.

¿Qué estado de salud le veis al directo en Catalunya?
A nivel de directos la cosa esta bastante jodida. La gente no tiene mucho interés por las nuevas propuestas, ni por los conciertos o festivales de pequeño formato. Interesan más los macro festivales, donde te gastas la pasta, no puedes disfrutar ni una cuarta parte de los grupos que programan, pero eso sí, hay una cosa importantísima: luego puedes llevar la pulsera durante dos meses y eso mola…

¿En qué circuito os sentís más cómodos?
La verdad es que hemos tocado en sitios muy distintos y es difícil decir cuál es el mejor para nosotros. En la gira de Com Començar Una Guerra tocamos en un espacio inmejorable como es el Sónar. Técnicamente es el mejor escenario que podríamos tener a nivel de sonido, pero sientes menos feeling con el público al estar más distantes. También hemos tocado en el Heliogàbal o en el festival Hoteler, con muchísimos menos recursos a nivel de equipo técnico en los dos casos, pero con la gente encima. En ese sentido la conexión con la gente era total.

Siguiendo por ahí, ¿os veis vinculados a alguna escena en concreto?
Pues no te sabría responder, la verdad. Nosotros vamos a la nuestra y no sé si estamos dentro de una escena en concreto o no, seguramente es una pregunta que te la podríamos plantear nosotros a ti… ¿Ves a Tiger Menja Zebra en alguna escena en concreto?

Mmmm, no lo sé. Lo que sí sé es que sois de los grupos/sellos que decidís poner vuestra música en libre descarga en Bandcamp. Sin dar cifras, ¿qué balance hacéis de esta política?
Bueno, ¿quién paga hoy en día por la música? Muy pocos…. Para los que todavía les gusta comprar un disco, un vinilo, leer los créditos, contemplar la portada y demás, que es algo muy importante en mi modesta opinión, editamos unas cuantas copias en CD y las vendemos en algunas tiendas especializadas, en nuestros conciertos y en la web oficial de Tiger Menja Zebra, www.musicornothing.com. En ese sentido tengo que decir que la gente que nos compra el disco es gente que previamente, en casi todos los casos, se había descargado previamente el álbum en una plataforma digital, así que creo que eso contesta directamente tu pregunta. El tema es que casi nadie va a pagar por la música en formato digital. ¿Para qué vas a pagar por ella, pudiendo chulear de que tienes la discografía entera de Bob Dylan o Neil Young sin pagar un duro? En el fondo somos buenas personas y no queremos que la gente que se descargue nuestra música cometa un delito, así que ponemos en libre descarga (risas)

¿Quién paga hoy por la música? A los que aún les gusta comprar un disco un vinilo, leer los créditos o guardar la portada no les afecta que pongamos el disco gratis en Internet.

Tiger Menja Zebra

Así pues, el balance es positivo?
Creo que es pésimo, pero es lo que hay mientras no cambie el concepto de la cultura que hay en este país…

Os editáis a partir de vuestro propio sello, lo que no deja de ser una variante de la autoedición tradicional. ¿Con qué premisas nacía Music Or Nothing más allá de la de dar salida a las referencias de Tiger Menja Zebra?
Actualmente estamos editando los discos de Tiger Menja Zebra y D.A.R.A.L, pero sí que es cierto que cuando creamos el sello nos planteamos lanzar otros proyectos, siempre vinculados a la música con la que congeniamos. Son temas que tenemos en mente pero que por falta de tiempo todavía no hemos llevado a cabo. Esperamos en el futuro poder realizarlos.

En el texto que disteis a conocer junto al lanzamiento en Bandcamp afirmáis: “Tiger Menja Zebra han guanyat, van sobrats de coratge i ignoren el repòs del carrer”. ¿Con qué ambiciones nacía Super Ego?
Con el primer disco queríamos plantear una guerra, por una cuestión de principios. Una guerra contra nosotros mismos y contra todo el mundo: queríamos expresar todo aquello que llevábamos dentro, hacer algo totalmente diferente que saliera de nosotros mismos. Y creemos que hemos ganado porque, sin saber dónde podíamos llegar con una propuesta tan personal, hemos acabado recibiendo un feedback muy positivo. De todas formas, al plantearnos “SÚPER EGO” como continuación del primero teníamos muy claro que en una guerra hay vencedores y vencidos. Quizá lo más fácil hubiera sido hacernos las víctimas, quejarnos y sentirnos perdedores. Ya sabemos cómo está el panorama: no hay recursos, la gente no va a conciertos, no se venden discos, etc… pero aún y así, nos sentimos vencedores. La respuesta que hemos obtenido nos ha dado mucha energía: nos ha permitido crecer tanto a nivel musical como personal y hemos ganado mucha autoestima como banda. Al final teníamos que enfocar la posguerra desde el punto de vista de los perdedores o de los vencedores, y optamos por este último. ¿Qué mejor título para el disco que “SÚPER EGO”?

Ara l’ego els envolta”. Por lo que sé el título del disco y el de las canciones están vinculados al Súper Ego de Jesús Olvera. ¿Cómo surge la idea? ¿Podéis explicarnos el proceso creativo?
Jesús es un gran amigo nuestro. Siempre nos había enviado las críticas de nuestros trabajos de forma privada. Cuando lanzábamos un nuevo álbum siempre estábamos esperando con impaciencia y atención sus comentarios. Nos encanta su manera de escribir y sus puntos de vista desde su particular perspectiva. En esta ocasión queríamos que se involucrara con nosotros en este proyecto de una manera más activa y le pedimos que redactara un texto que reflejara nuestras ideas y el concepto sobre el que giraría la temática del álbum. Una vez tuvimos el texto definitivo entre las manos elegimos los títulos parafraseando partes de su texto y desde esos títulos desarrollamos las letras. Ha sido interesante para nosotros construir las letras de este modo y visto el resultado hace que todo encaje y le da concreción a la idea general. Su aportación ha sido muy importante para nosotros y para el proyecto.

Quería que me habléis del vídeo con el que anticipasteis el disco. El final era absolutamente delirante. ¿Cómo quedó el equipo? ¿Tenemos noticias del Batman Latino?
Gustavo, el “Puto Batman latino”, ya se ha recuperado. Aunque le pusimos un casco sí es cierto que alguna magulladura se llevó, pero ya está bien. ¡Es un tío fuerte! Del equipo no podemos decir lo mismo… Queríamos hacer una promo anunciando el lanzamiento de Súper Ego y mostrando como ha sido el proceso de grabación del nuevo álbum, y quedó algo con mucha broma y un poco de mala leche. Eso trasciende. En el fondo, es un reflejo del grupo, No tenemos complejos ni nos preocupa mucho el qué dirán. Si se nos ocurre algo y es viable, lo hacemos y punto.

Ganada la guerra, ¿por qué lucha ahora Tiger Menja Zebra?
Seguimos luchando y haciendo esto por nosotros mismos. Lo que pueda venir como consecuencia de ello es un regalo. Como te decía, en la Guerra hay vencedores y vencidos y nosotros nos consideramos del primer grupo. Por todo lo que hemos conseguido desde la nada… todo esto hay que valorarlo y nos sentimos muy orgullosos de lo que hemos conseguido. Nuestra guerra no es de grandes batallas, es de guerrillas, de pequeños actos que generen movimiento y agiten un poco a quien esté dispuesto a ser receptivo con nuestra manera de entender la música.

Mònica Jové dirigió el videoclip de No cal ser de Brooklyn, donde salían vuestras tres madres. ¿Cómo surgió la idea?
Siempre trabajamos con Mónica. Es una persona que nos entiende perfectamente, así que nos sentimos muy cómodos trabajando con ella. La idea del clip surgió cuando nos dimos cuenta que nuestras madres nunca habían escuchado nada de lo que hacíamos con Tiger Menja Zebra y decidimos inmortalizar el momento en forma de videoclip, grabando en plano secuencia la primera toma. Siempre que grabamos algo lo hacemos así. Esto nos permite captar lo más puro de la idea del vídeo, sin ninguna edición. Este proceso siempre tiene un cierto riesgo que nos atrae y motiva, y en cierto modo era muy interesante y conmovedor a la vez. En esa ocasión no hubo heridos (risas)

 

Estamos muy abiertos a trabajar en diferentes disciplinas artísticas, siempre que seamos nosotros los que tengamos el control

De hecho Com Començar Una Guerra tuvo varios videoclips. ¿Hasta qué punto os busca vincular diferentes disciplinas artísticas?
Estamos muy dispuestos a trabajar en disciplinas diversas que puedan mostrar nuestro discurso pero siempre que podamos producirlo y ejecutarlo nosotros. Somos muy celosos de lo nuestro y de lo que queremos mostrar y siempre queremos llevar nosotros el control. Esto hace que en muchos casos nos falten recursos y tiempo para hacer lo que se nos ocurre. Nuestra visión es muy personal y cuidamos mucho la selección de la gente que nos rodea y que colabora con Tiger Menja Zebra a nivel artístico.

En el sello también editáis a D.A.R.A.L., el otro proyecto de Xavier Font. Antes lo comentabas de pasada pero, ¿contempláis ampliar el catálogo?
Music or Nothing somos un sello pequeño y lo gestionamos todo entre nosotros y otros colaboradores. Hacemos todo el proceso, incluso la distribución. Básicamente el sello nació para poder editar la música de Tiger Menja Zebra y otros proyectos nuestros, como es el caso de D.A.R.A.L. ya que entendíamos que era difícil que alguien apostara por nosotros por unos proyectos tan arriesgados. Ahora mismo es difícil que ampliemos el catálogo a otras bandas porque precisamente nos falta tiempo para poder desarrollar lo que quisiéramos con nosotros mismos. No es por falta de ganas, pero para hacer bien el trabajo necesitaríamos unos recursos que hoy por hoy no tenemos y hacer las cosas a medias nunca funciona.

  • Entrevista publicada originalmente en Shook Down UNDERZINE 3. TEXTO: R. Izquierdo. FOTOGRAFÍAS cedidas por Tiger Menja Zebra

Recomendado

Comenta
To Top