L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Novedades

The Primitives, tema a tema

01

En Elefant Records están de estreno. The Primitives vuelven y lo hacen a lo grande. La banda liderada por PJ Court estrena disco después del reencuentro que protagonizaron a raíz del fallecimiento de Steve Dullaghan, vuelta que reunía al resto de la banda 17 años después de su última reunión. Ahora, con Echoes and Rhymes vuelven de un modo especial. P. Court se lo ha contado a los responsables del sello. Recuperamos ahora su particular disección. REDACCIÓN

Echoes and Rhymes destaca por lo atrevido de su propuesta. La práctica totalidad de temas son de grupos de los años sesenta, y todos ellos cuentan con el punto en común de estar liderados por solistas femeninas. Partiendo de esa base, el grupo británico insufla a los temas su propia esencia por tal de acabar desarrollando un nuevo sonido, en el que hacen suyas las versiones con notable talento.

El resultado es un álbum que se engrandece a cada nueva escucha, trufado de un “halo sixtie” muy presente a lo largo de todo el disco, en el que el homenaje a la década de los sesenta engrandece la propuesta llevada a cabo por la banda por encima del punto de partido de la original propuesta para acabar trascendiendo en algo poco frecuente en la actualidad, donde el rock se entremezcla con el soul y la psicodelía.

Fotograma del nuevo videoclip de The Primitives

Rescatamos a continuación las acotaciones de P Court al nuevo disco de la banda facilitada por la propia Elefant Records.

Panic. La canción Panic de Reparata and the Delrons fue todo un éxito con su estilo northern soul. Tiene pinta también de ser una canción de un primer proyecto del grupo punk-pop de los ochenta Bow Bow Bow, y es difícil imaginar que ellos no hicieran una versión de la canción.

Turn Off The Moon.  Esta canción es de la cara B del single Lolita Ya Ya de la banda sonora de la película Lolita de Stanley Kubrick. La cantó Sue Lyon, la estrella adolescente -tenía 14 años- de la película. Le hemos dado un toque punk, con sonidos de Joe Meek de la época.

Move It On Over. Hasta hace poco solo sabíamos de la existencia de un único disco, Baby Please Don’t Go, de esta mujer de nombre tan exótico: Legrand Mellon. Resulta que sacó tres singles, y uno de ellos es la versión original de esta apasionada despedida.

Sunshine In My Rainy Day Mind.  No habíamos oído del psych-folk de Polly Niles hasta la mitad del proceso de grabación de Echoes and Rhymes, pero fue amor a primera escucha. Había algo innato en la canción que nos recordaba a los Primitves de después de Lovely, así que nos pareció muy oportuno incluir una versión de la canción en el disco.

Till You Say You’ll Be Mine. Esta canción escrita por Jackie DeShannon es probablemente una de las canciones mas conocidas del disco. Luis de Elefant nos puso la versión estilo garage de Olivia Newton John, y nuestra versión se basa en ella.

I’m Not Sayin’. Hemos reemplazado el estilo desenfadado de este single de 1965, cantado por Nico y escrito por Gordon Lightfoot, por un especie de zumbido de campanillas folk y percusión incesante que se asocia más con el grupo con quien se juntó Nico al año siguiente. La canción trata de alguien que quiere tenerlo todo, y como hago de voz principal en ésta, me alegro mucho que la voz de Tracy se una justo en Baby if you let me have my way, porque creo que eso hace menos cursi la frase.

The Witch. Nada en el LP Paradise of Sounds, de los alemanes Adam and Eve,  se puede comparar con la excéntrica y genial The Witch. Hemos acentuado los elementos más Velvet Undergound de la canción y hemos cambiado los sonidos de los búhos por efectos de viento al estilo Silver Machine. Janie Jones, la notoria estrella de pop de los 60 que se convirtió en madam, también grabó la canción . Su versión pone los pelos de punta y suena como si el personaje Fenella Fielding en la comedía británica Carry On Screaming se hubiera puesto al frente de una banda proto-heavy, y es una muestra encantadora de rock gótico de finales de los 60.

I Surrender. ¡Cómo nos sorprende que nadie que conozcamos haya grabado una versión de esta impresionante revienta-pistas. Aquí echamos el resto con pop energético al estilo Tamla de Bonnie St Claire.

Amoureux D’une Affiche. Bueno, espero que hayamos conseguido hacer esta canción bien. Tracy es la única del grupo que es bilingüe, pero su otro idioma es el español. La canción, que nosotros sepamos, va de un tipo que se enamora de un póster de una chica con muy poca ropa. Una de las frases dice “Dos señores lanzan la vista hacia mis muslos desnudos” – Oh la la! Una de las cosas que mas nos atrae de esta joya yé-yé de Laura Ulmer es el fervor descarado, casi punk; es un sonido y un estilo que, mirando hacia atrás, tienen unas cuantas canciones francesas de los 60. También, por supuesto, tiene ese estribillo matador “la la la la la” y un arpegio chispeante de guitarra que es muy nuestro.

Where Will You Be?. You just gotta know my mind podría ser la canción mas obvia para una versión nuestra del álbum Foolish Seasons de Dana Gillespie, dado que teníamos una canción llamada You don’t know (que no era muy buena y que solo la tocábamos en directo) que tenía un cierto parecido. Elegimos en su lugar este himno conmovedor y soñador.

Single Girl.  A diferencia de todo lo demás de este disco, esta canción de Sandy Posey fue un éxito internacional. Nos habíamos olvidado de ella hasta hace poco, pero cuando lo volvimos a escuchar decidimos que sería una canción buena para incluir en el disco. Lo que al principio parece ser el escenario estándar de mujer soltera que debe encontrar un hombre, pronto cae en un territorio mas ilícito, y habla de tener que pagar el alquiler, seguido por la letra: “Necesito un amor nocturno, para poder sobrevivir de día”. A lo mejor es totalmente inocente, pero, ¿a que parece que implica algo “con más chicha”?

Who Are You Trying To Fool?. Este himno de soul de Little Anne, que reapareció en los 90, empieza con las voces bastante moderadas, y pronto crece en un frenesí de acrobacias vocales. Lo intentamos así, pero no sonaba muy a los Primitives, y volvimos al plan original, que era coger una canción soulera que pisa a fondo y tranquilizarlo un poco todo, como lo opuesto a lo que hacen los cantantes de soul cuando se meten con canciones de The Beatles, etc.

Time Slips Away. Shokcing Blue fue una banda liderada por una mujer con algunas canciones buenas aparte de la que les hizo famosos. Nos sentimos un poco identificados, así que por supuesto metimos una canción suya.

Wild Flower. Hay algo inconscientemente psicótico en Wild flower de The She Trinity. Subimos el nivel de locura con bongos, distorsión y acoples a toda pastilla. También decidimos mantener la tradición de poner mi voz a dos canciones por disco, y ésta es la otra en la que aparece.

Comenta
To Top