L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Perfiles

Submarine EP. Turner pone la guinda

Icónico fotograma del film  con sus dos protagonistas // Submarine

Submarine es la película que Wes Anderson hubiese dirigido de haber nacido en Gales, lejos de la cosmovisión de la Norteamérica más cool con la que ha cuajado su filmografía hasta la fecha. La ópera primera de Richard Ayoade bebe de sus fuentes, como lo hace del cine francés o de Salinger, y se beneficia de un Alex Turner en estado de gracia que le regaló una banda sonora inolvidable, coronada con una de las mejores canciones de 2011. Por ART VANDELAY

  • Film de autor, Submarine sorprende por su sentido y sincero homenaje a la cinematografía de Wes Anderson, presentando una trama que se sabe cool manteniendo el tipo sin caer en innecesarios maniqueismos
  • Más allá del film, a Submarine le debemos el estupendo EP firmado por Alex Turner para la ocasión. Un trabajo notable editado en el Reino Unido poco después de la salida del film

Icónico fotograma del film con sus dos protagonistas // Submarine

Si uno busca en la cartelera cinematográfica de hoy verá que en algún cine aún emiten Submarine. Es una película pequeñita, hecha por un actor de televisión convertido en director de culto -quizá aún sea pronto para la etiqueta, aunque ya antes había dirigido videoclips musicales- y deudora hasta lo obvio del cine de Wes Anderson. Y es, por encima de todo, una joya oculta cuya incidencia en el público ha sido mucho mejor de la merecida. Hablamos de la ópera primera de Richard Ayoade, probablemente la película con mejor banda sonora de la temporada… estrenada en nuestro país con casi de dos años de retraso.

Aoyade era conocido hasta ahora sobre todo por ser uno de los protagonistas de Los Informáticos, aquella entrañable comedia británica emitida por España en Canal +, que decidió dar el salto a la dirección para dirigir la novela homónima de Joe Dunthorne. Submarine explica la historia de un joven adolescente, el precoz Oliver (Craig Roberts) que decide perder su virginidad antes de su próximo cumpleaños, al tiempo que intenta salvar el matrimonio a la deriva de sus padres y lucha por hacerse un hueco en el corazón de la chica de sus sueños, la inalcanzable Jordana (Yasmin Paige). Un argumento así podía desembocar en dos cosas: un telefilm infumable de los que compra Antena 3 a peso o una maravilla descendiente de la mejor tradición andersoniana. Y Ayoade se las apaña para introducirla en la segunda categoría, haciendo una película cool -en el buen sentido de la palabra- que se beneficia del carisma de su protagonista y de la brillante banda sonora compuesta por Alex Turner.

Escenarios galeses ligeramente atemporales y referencias intelectuales/intelectualoides de soslayo -como el cine de Anderson, Submarine camina sobre el filo de la modernidad, sin caer en lo obvio o la caricatura- que disfruta empero de personalidad propia, evitando el tópico de la fotocopia.  Si no hubiese suficiente, a eso le debemos de añadir el tino con elque Aoyade resuelve la filmación y lo apuntado sobre su banda sonora, un tesoro mayúsculo firmado por Alex Turner -vocalista y líder de Artic Monkeys- que acabaría editando bajo el nombre de Submarine EP.

Portada de Submarine EP

Ahí encontramos una de sus mejores canciones de siempre. Porqué Piledriver waltz es una delicia, un vals terrible sobre el desamor que encierra lo mejor de Turner a través de la triste historia de una ruptura. Él con el corazón roto, ella jugando a la indiferencia -“green when you answer, but the red on the rest of the questionnaire never changes”, canta evocando un dolor que sabemos universal, situándo al film en su necesario estado anímico y sentimental.

Película con guiños más allá de Anderson -ahí está Harold & Maude-, es digno de celebración lo logrado por Ayoade, que sitúa con acierto a los protagonistas del film en su preciso estado anímico. Desdichado él, próximo al Hauden Caulfield de El Guardián Entre el Centeno, deliciosamente moderna ella -sus botas rojas, una vida en polaroid- la película nos invita a quedarnos allí, mirando ante la enormidad del mar preguntándonos sobre la profundidad del océano, ese basto terreno en el que la música de Turner alumbra nuestros sueños de una vuelta a empezar que, ai, parece no llegar.

Un EP sobrio, acústico. Y con el sello Turner
Submarine EP es en realidad el primer trabajo en solitario del líder de Artic Monkeys, cuyo resultado puede escucharse aquí. Fue publicado en el Reino Unido el 18 de Marzo de 2011, y contiene seis canciones compuestas expresamente para el film de Ayoade. En ellas, Turner cambia el rock grandilocuente de los Artick Monkeys por una vena intimista en la que se siente notablemente cómodo. Brilló, claro, Piledriver waltz, grabada de nuevo con formato banda para Artic Monkeys, figurando en el cuarto álbum de la banda, Suck It & See, versionada a su vez por Caitlin Rose para el Record Store Day. Dejamos, a modo de cierte, su videoclip para Domino Records.

Recomendado

Comenta
To Top