L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Cultura

[Stacatto] Una conversación con Sofía Haltrup

foto sofia

Sofía Haltrup  nació en Aarhus, Dinamarca, hace 20 años. Actualmente reside en Madrid donde cursa estudios universitarios en Marketing y RR. PP. Gracias a su primera cámara analógica, pudo comenzar a plasmar su entorno de un modo más pausado y planificado, como si cada resquicio y elemento fotográfico estuviese en perfecta armonía con el sentimiento general que ella intentaba transmitir. En esos años obtuvo diversos premios y quedó finalista en distintos concursos, como en el concurso para jóvenes ¿Cómo T vistes, cómo T ves?, del Museo del Traje de Madrid. LARA A. MIRANDA ha hablado con ella en una nueva entrega de Staccato, su sección mensual.

La producción de Sofía se centra en la retratística, ya que siempre había sentido predilección por las personas y sus diferentes idiosincrasias. Mediante una fusión entre el entorno y el modelo, logra crear historias que nos hablan de nostalgia e individualidades humanas que permanecen casi ocultas en un limbo entre la realidad y su imaginación.

En tu primer blog llevaba por nombre aquello de The Frustrated Photographer, ¿qué ha cambiado para pasar a ser oficialmente Sofía Haltrup Fotografía?
Al principio, cuando comencé con el proyecto de The Frustrated Photographer, no estaba nada segura de mi trabajo, de si tenía la calidad suficiente para venderme como fotógrafa. Esperé a tener los resultados y la confianza para empezar con la página Sofía Haltrup porque quería que desde un principio fuese un proyecto serio.

Actualmente, sabemos que participas además de en tus proyectos individuales, en un colectivo artístico, ¿cómo ha sido la experiencia? ¿Opinas que el trabajo por medio de un colectivo es, hoy por hoy, un medio más eficaz para llegar a conseguir oportunidades o trabajo?
Formar parte de un colectivo sin duda nos sirve a los jóvenes que no tenemos una carrera profesional concreta a tener oportunidades de promocionarnos, exponer y conocer a otros grupos de gente que comparte nuestras mismas inquietudes. Mediante el colectivo es más fácil empezar y continuar con proyectos que sean interdisciplinares e interesantes para el público.

Disparas tanto en digital como en analógico, sin embargo, ¿qué buscas cuando escoges película y qué cuando decides emplear digital?
Me gusta disparar en ambos formatos por la gran versatilidad que ofrece, sin embargo, prefiero la película cuando quiero hacer cosas más pausadas, más estudiadas, y la digital la uso tanto para las series de retratos, como también para documentar mi vida diaria. Me gusta llegar a casa con muchas fotos, y seleccionarlas y después enseñárselas al público, ya que aunque no tengan un gran interés artístico, me ayudan a practicar y a ver con más facilidad qué quiero fotografiar.

Una de las fotografías de Sofia Haltrup // S. Haltrup

Me gusta la estética nórdica, lo simple y pragmático que resulta en todos los ámbitos

En tus fotografías la estética limpia y pura, con predominio de simpleza en formas y modelos de facciones nórdicas, son constantes, ¿guarda relación tu estilo con tu origen danés?
Verdaderamente pienso que si ha sido así a lo largo de mi trabajo ha sido un poco por casualidad. Me gusta la estética nórdica, lo simple y pragmático que resulta en todos los ámbitos, y si lo intento plasmar en mis fotografías, es porque me resulta más atractivo que otros estilos más abarrotados. Normalmente las modelos que aparecen en mis fotos son chicas que me presentan amigos o directamente mis amigas, que luego con el procesado, puedo resaltar más o menos su aspecto delicado, en función de lo que requiera la serie.

Cuando termines tus estudios en España, ¿tienes pensado trasladarte a otro país para seguir creciendo como fotógrafa?
Sin duda alguna, esa es mi intención, ya que aquí es muy complicado formarse como profesional fotógrafo salvo que entres en una academia privada e inviertas un dinero que creo que no justifica siempre la experiencia que te dan.

Si tuvieses que escoger tres referentes artísticos que hayan ayudado a conformar tu visión de la fotografía y de tu obra, ¿a quiénes citarías y por qué?
Cuando tengo que hablar de los artistas que me han influido, siento constantemente que existe una bifurcación, pues me gusta la fotografía de moda, pero también me gusta la fotografía cotidiana, aquella que retrata lo más banal del día a día.   Hay fotógrafos que me gustan por su obra relacionada con la moda, como Cass Bird o Adriano Russo, y otros fotógrafos que me atraen porque consiguen transmitir en una foto la emoción de un momento, no tiene por qué ser un momento espectacular, sino un simple gesto cotidiano congelado, me parece que es lo más difícil de conseguir. Fotógrafos así pueden ser Laure Joliet o Nirrimi Firebrace.

Muy pocas revistas o galerías están dispuestas a publicar tu obra si no eres un nombre reconocido

Otra instantánea de Haltrup // S. Haltrup

Mediante Internet has conseguido crear una red de seguidores de tus fotografías, y además, establecer un vínculo entre ellos y tú, hablando sobre cada una de las pequeñas muestras que vas subiendo al blog, ¿esto ha contribuido de alguna manera en conseguir algún trabajo u oportunidad laboral? ¿o simplemente ha servido para darte a conocer?
Creo que está claro que ahora mismo, sobre todo para los jóvenes, Internet es una herramienta básica. Sin Internet es casi imposible que des a conocer tu obra, puesto que muy pocas revistas o galerías están dispuestas a publicar tu obra si no eres un nombre reconocido. A través de las revistas digitales, las reseñas en blogs de fotografía y las personas a las que les va sonando tu nombre, se consiguen contactos y oportunidades de trabajar para gente a la que le ha gustado tu obra al simplemente verla en algún sitio de estos, por lo que lo veo una herramienta fundamental a día de hoy. Por otro lado, me gusta llevar un blog porque me ayuda a hablar con gente que de otro modo nunca hubiera conocido, aprendo mucho de las críticas que ellos me hacen y he encontrado gente que realmente me inspira. El único inconveniente que puede tener esta sobreexposición es que intentes modificar tu estilo para agradar a la gente, por eso tienes que estar seguro de lo que haces antes de mostrarlo.

Siguiendo con el tema de Internet a modo de plataforma para jóvenes creadores, ¿hasta qué punto crees que es bueno subir contenido a la web? ¿piensas que es necesario que exista un mayor control de los derechos de autor y créditos para los artistas en Internet?
Existe un enorme problema con Internet y los derechos de autor que no solo que se reduce a la fotografía, pero soy de las personas que creen que es necesario correr ese riesgo. Como dije antes, publicar en la web te da a conocer y aunque muchas veces tus créditos puedan ser borrados y descubras tus fotos por páginas sin referenciar, no por eso debemos desconfiar de internet como un aliado de los artistas

Define tus fotografías con cuatro adjetivos.
Casual, nostálgica, simplista, natural.

Normalmente no suelo ponerle títulos a las fotos, sino que le pongo un título a cada  serie de fotos. Soy de las que pasan mucho tiempo pensando el título y me resulta muy difícil encontrar nombres que definan las series

Otra de las fotografías sin título de nuestra entrevistada

¿Eres de las que necesitan dotar de título a cada una de las fotos o series que realizan, o por el contrario, no lo ves necesario? ¿El título ayuda a vender?
Normalmente no suelo ponerle títulos a las fotos, sino que le pongo un título a cada  serie de fotos. Soy de las que pasan mucho tiempo pensando el título y me resulta muy difícil encontrar nombres que definan las series. A veces los propios títulos que pongo son solo para mí, para acordarme de algo o para distinguirlas de otras. El título puede ayudar a interpretar el fin que el artista quiere transmitir, pero también puede alterar el proceso de percepción del que mira las fotos, y no es mi objetivo entrometerme en esa relación de interiorización.

Recomiéndanos a tres artistas emergentes, de los cuales te guste su trabajo y crees que merecería la pena que los lectores de Staccato investigaran.
Me gusta mucho Zach McCaffree, de Estados Unidos;  Marie Hochhaus, de Alemania, y Miguel Soll, de Brasil.

Ante el gran overboking de compra de cámaras réflex y aumento de cuentas de Flickr que hemos experimentado y podido observar en los últimos años, se plantean dos grandes (y controvertidas preguntas) ¿puede cualquiera ser fotógrafo/a? ¿existe verdaderamente intrusismo dentro del mundo fotográfico? Y de ser así, ¿crees que se ha visto incrementado en este último par de años?
A la primera pregunta, creo que cualquiera puede hacer fotos y exponerlas al público por un medio u otro, pero eso no le convierte automáticamente en un fotógrafo, sino que debe existir una cierta relación y continuidad en su obra. No sólo por abrir una cuenta en Flickr o en Cargo se te abrirán las puertas, tienes que esforzarte y mostrar una dedicación  constante, por lo que el intrusismo no debería ser una fuente de preocupaciones para aquellos a los que de verdad les interesa la fotografía, pues en este mundo se nota quiénes realmente le han dedicado tiempo de los que simplemente se lo toman como una afición que, en la mayoría de los casos, resulta pasajera.

¿Con qué artista te gustaría trabajar o hacer una colaboración?
No tanto trabajar ni hacer una colaboración, pero sí ver cómo trabajan otros fotógrafos, especialmente los que ya he mencionado antes, ver cómo utilizan la luz o mueven a sus modelos. Siempre he tenido un punto “voyeur” en ese aspecto.

¿Te ves trabajando en el futuro como fotógrafa, o al contrario, piensas que la depresión económica (que parece no tener fin) terminará por borrar cualquier opción artística posible?
Trabajar como fotógrafa y poder vivir de ello resulta, actualmente, casi una utopía. Considero que se puede trabajar de ello, pero teniendo que compaginarlo a la vez con otra ocupación. Muchas son las caras de la crisis económica, pero creo que a corto y largo plazo, los artistas son un colectivo muy afectado. En la medida en la que la gente no tiene trabajo ni dinero, se suben los impuestos al arte y la cultura y se acaban las subvenciones, la cosa no pinta muy bien para la gente que quiere vivir de esto en España. Sin embargo, creo que debemos tener esperanzas y tratar de hacer esto no solo por el público sino también por uno mismo como artista.

Un consejo para:
a) Mariano Rajoy.  Hay que apostar más por la investigación y por la cultura.
b) Un estudiante de fotografía. Haz fotos a todo. Lleva siempre la cámara encima y no pares de hacer fotos.
c) Fabio McNamara. Regálame un cuadro.

Puede consultarse parte de su obra en su página web

Recomendado

2 Comments
To Top