L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Crónicas

Primavera Sound // Fòrum, 31/05/2012

El de la banda de Glasgow fue de los conciertos más masivos de la noche // Dani Cantó

Arrancamos nuestra crónica colaborativa del San Miguel Primavera Sound 2012 con un repaso a la jornada del Jueves, primera entrega del tríptico celebrado en el Fòrum, resuelto de nuevo con notable éxito de público y actuaciones de gran calado, con Franz Ferdinand, Wilco y Beirut como grandes reclamos mediáticos en la jornada inaugural y pequeños tesoros por descubrir en los recovecos menos celebérrimos del Festival. Las habituales caminatas entre los escenarios San Miguel y Mini y los inevitables quebraderos de cabeza para ordenar las solapaciones, de nuevo protagonistas. ¿Qué haríamos sin ellas?. Una crónica colaborativa de SHOOK DOWN (firma responsable al final de cada crónica)

  • Grupos estatales de gran prestigio como Pegasvs, La Estrella de David y Doble Pletina se encargaron de abrir el fuego a primera hora de la tarde
  • Friends fue una de las bandas que mejor cuajo dejó en el primer tramo de la tarde, mientras que Bombino se llevó la palma en lo referente a la calidad
  • Wilco y Beirut protagonizaron la primera gran coincidencia de la noche, aunque la variedad fue una de las notas más destacadas de la primera jornada en el Forum

Vista panorámica del escenario San Miguel // Dani Cantó

Tras la concurrida jornada del miércoles que sirvió para inaugurar formalmente la edición del  Primavera Sound 2012 el Fòrum volvió a acoger el grueso de conciertos un día después del estreno del nuevo escenario del Arc de Triomf, al que le adivinamos continuidad futura visto lo bien que funcionó. Tres maratonianas jornadas que repasaremos desde hoy hasta el próximo sábado con un punto de nostalgia y el buen sabor de boca que dejaron la mayoría de las actuaciones más esperadas por parte de la audiencia, un público habituado ya en aquello de combatir las solapaciones con ingenio, configurándose tantas hojas de ruta posibles como Excels descargados los días previos. Como se suele decir en estos casos, no están todos los que son, pero son todos los que están. Repasamos sin más algunos de los conciertos vistos por nuestro equipo de redactores y colaboradores.

17:00 Doble Pletina (Escenario VICE)

Doble Pletina abrió el juego en el escenario Pitchfork // R. Izquierdo

La banda liderada por Marc Ribera y Laura Antolín volvió a dar buena muestra de su encanto personal sobre el escenario, para suerte de una audiencia plagada de fieles habituales en sus conciertos que disfrutó de nuevo con algunos de los hits marca de la casa de la formación barcelonesa. Los cinco miembros del grupo reconfirmaron que cada vez se encuentran más cómodos sobre el escenario y no sintieron vértigo a la hora de abrir el Festival en el Vice, escenario que nos regaló algunos de los conciertos más especiales de la jornada, como el de Bombino o el de Bleached.

Con una compenetración templada a lo largo de los (muchísimos) conciertos celebrados estos  últimos meses -y con un pasado en común también en AbrevaderoMarc y Laura se alternaron como es habitual el protagonismo escénico de una banda que ha encontrado el equilibrio con su configuración definitiva de cinco miembros. Agradecidos con la audiencia, Doble Pletina terminó mostrando hechuras y salieron con la sensación de adecuarse perfectamente al marco horario en el que defendieron su directo. Pop lumínico adecuado a las horas de sol que aún disfrutábamos, la banda se las arregló para fundirse cromáticamente con un sol de tarde que no quería anochecer. En esta ocasión, y buscando la metáfora fácil, Música para cerrar las discotecas sirvió para abrir festivales. Bravo por ellos. Por RUBÉN IZQUIERDO

19:00 Friends (Escenario MINI)

S. Urbani, en el Mini // R. Izquierdo

Samantha Urbani y los suyos se plantaron en un Mini aún sin los agobios de los conciertos vespertinos para avanzar buena parte de la tracklist de  Manifest!, primer LP de los brooklynitas, presentado el martes posterior a la realización del Festival. Cumpliendo los pronósticos que sus dos hits habían despertado -dudar de la vigencia de I’m his girl se nos antoja ya un disparate- Urbani perpretó un show enérgico y festivo que alcanzó vibrantes picos de  intensidad en cortes como Mind control o el celebérrimo Friend crush, uno de sus grandes hits y uno de los momentos más celebrados de su paso por el Festival.

El derroche funk, ligeros ecos ochenteros por momentos y una Urbani en permanente estado de gracia sobre el escenario sirvieron para completar un show notable, alzado a algo trascendente con la enérgica resolución planteada con I’m his girl. Así, Samantha acabó coreando los estribillos de su hitazo  alzada en hombros entre el público, un I’m his girl que sobrevivirá a la etiqueta hype que parte de la crítica le puso antes del lanzamiento del disco, por más que su potente directo nos sirviera para despejar la X a la incógnita planteada: hay disco, hay banda y hay espíritu. La furia libre de Samantha Urbani coreando entre el público así lo atestigüa. Por ART VANDELAY

19:30 Iceage (Escenario PITCHFORK)
Los problemas de sonido marcaron el principio del concierto de Iceage. Los parones para la intervención de los técnicos no ayudaron en absoluto a la banda que no acababa de convencer en la interpretación de los primeros temas. Mucho decir para un concierto de una escasa media hora de duración.

Efectivamente no daba para mucho más, ya que el primer y único LP de Iceage se caracteriza precisamente por la brevedad energética de poco más de diez temas de gran contundencia, adjetivos que no supieron trasladar a su directo. Ofreciendo un sonido muy irregular, aunque con algún gran momento como el de New brigade o You’re blessed, Iceage se acomodaron en el cliché del punk, preocupándose más por la pose (llegando su frontman incluso a autoinfligirse una herida tan solo por lucir sangre en labio) que por conseguir un sonido convincente. Por ANITA MARTÍNEZ

20:30 Grimes (Escenario PITCHFORK)
Es jueves, aún hay sol y queda mucho festival por delante. Aún estamos dando vueltas por el Fòrum, mapa en mano, como si en Port Aventura nos encontráramos. Al final nos situamos. resulta que el Escenario Pitchfork es el que queda en el kilómetro 2, girando el puente a la derecha y atravesando medio monte. Al final, ahí está Claire Boucher con lo que parece un mechón de pelo fluorescente. ¿Será un guiño a las pulsera de abono? Sería de nota, pero oye, ya por eso, nos encandiló.

Mala hora con el sol cayendo para ésta apuesta electrónica, pero peor es nada. Salió al escenario como si se encontrara en su Canadá natal, con medias, calcetines subidos y jerséi viejuno; estaría destemplada, o forma todo parte del show. Salió al escenario sola, un cámara parecía su único acompañante. Lo de estar rodeada de chicas se lo reserva para los videoclips. Primeros minutos de angustia para alguien que reconoce no tener ni idea de música: el micro no funcionaba. Espera que salgo, entro, vuelvo a probar, vuelvo a salir. Y eso no podía ser, porque lo increíble de Grimes es la dulce y misteriosa voz de Claire. Pequeña como un hada, deslumbró al público con su pop de aires electrónicos. Nos quedamos con Vanessa, y los grititos de la bella Claire y su mechón fluorescente. Por ANNA PACHECO & ANDREA GÓMEZ

El buen tiempo marcó una jornada en la que los grandes escenarios acumularon llenos de manera prácticamente consecutiva a medida que avanzaba la noche. Franz Ferdinand acaparó la máxima afluencia de público entrada la noche, mientras que Wilco y Beirut se repartieron llenazos en los dos escenarios más transitados de la noche

20:45 Hot Panda (Escenario ADIDAS ORIGINAL)
Coincidiendo en horario con grandes de la talla de Lee Ranaldo y Afghan WingsHot Panda salieron al escenario Adidas para protagonizar el último concierto a la luz del día. La cercanía que proporciona este escenario resultó perfecta para unos Hot Panda totalmente volcados con su público, que hacen crecer sus canciones excepcionalmente en fuerza y riqueza en su interpretación en vivo.

Los de Canadá hicieron gala de un directo divertido y gamberro, adelantando algún tema de su nuevo disco, donde Future markets brilló especialmente. Y es que el sonido de Hot Panda, con ese tinte artie de performance, desprende un aura difícilmente trasladable a las grabaciones de estudio, que hacen de sus conciertos todo un espectáculo de extravagancia punk mezclada con melodías pop bailables. Por ANITA MARTÍNEZ

21:45 Bleached (Escenario VICE)
Érase una vez una banda mítica, de nombre pegadizo. Mika Miko nos hizo soñar hasta que nos sometieron al llanto al anunciar su disolución. De aquellas cenizas brotó el torbellino escénico de Bleached, particularísimo proyecto personal de las hermanas Calvin, con su solista Jennifer al frente del asunto. Con una estética algo dum dum -medias rotas, negro riguroso- Calvin demostró que Bleached es mucho más que un proyecto derivado del anterior, revelándose con un grupo con alma propia que vuela firme de la mano del carisma personal de su solista de rubia cabellera.

Su presencia en el Festival, tal vez por ser de las primeras en ser reveladas, se esperaba con ganas, como lo demuestra su triple paso por el mismo: conciertazo en el VICE, paso por los acústicos de RAY-BAN y traca final en el parc de la Ciutadella. En los tres armaron su discurso alrededor de Think of you, tema de cabecera de una banda que no ha tardado lo más mínimo en ponerse a la cabeza de grupos femeninos con pura esencia californiana. Contundente en el escenario y simpático fuera de él -tuvimos la inmensa suerte de estrecharle la mano al acabar y agradecerle lo bien que le ha sentado el cambio a su música- Jennifer Calvin salió reforzada del Primavera Sound. Hay quien se limita a cumplir. Hay, como Jennifer, quien se propone algo más. Trascender. Por RUBÉN IZQUIERDO

[CONCIERTO DESTACADO] 23:15 Wilco (Escenario SAN MIGUEL)

Jeff, en plena actuación // Dani Cantó

Wilco es una apuesta segura ¿Alguien se puede resistir a I might sin mover el pie? El directo que pudimos vivir el pasado jueves fue una muestra más de ese encanto que desprende la banda de Chicago, que ha conseguido evolucionar en su último disco hacia una música de colores donde es fácil dejarse llevar por la magia y sentirse atrapado a la tercera canción. Si no les has escuchado nunca mi recomendación son tres canciones. Da igual donde los escuches, de pie o sentado. El resultado casi siempre es el mismo: un directo impecable. Digno para hacer una pausa, y escuchar. Jeff enamora pero estaría incompleto sin esos acordes de guitarras que dan vida a sus letras.

Atrás quedan aquellos tumultuosos años de Yankee hotel foxtrot que bien les valieron el éxito con canciones más oscuras como I’m trying to break your heart . Algunos aún recuerdan a Jay Bennett fallecido en el 2009… Otros, muchos, se han dejado encandilar por el boca a boca y las buenas críticas de una música que con trabajo y minuciosidad ha conseguido acercarse en los últimos años a otro tipo de público, yo diría que menos purista, y aún a riesgo de los que alzan la bandera de la independencia de Wilco y su no éxito entre el público de masas, me tachen de atrevida. Su evolución es innegable.

A su favor Wilco es uno de esos grupos adictos al directo. Escrupulosos en las formas y en el sonido. Desde el pasado mes de marzo hasta el próximo octubre, tienen programados 44 conciertos. En el Primavera Sound no era la primera vez que tocan, la última vez que pudimos verlos fue en el 2010. Entonces, décimo aniversario del Festival, su participación fue fruto de una encuesta popular donde el público les voto para formar parte del cartel.

No contentos con ello, en esta ocasión su visita a Barcelona vino acompañada de su actuación en Discos Revolver, en lo que es todo un guiño a favor de las tiendas de discos independientes. Conocido es el espíritu comprometido del alma mater de Wilco, Jeff Tweedy. Este regalo para sus fans fue al día siguiente de su actuación en el Primavera Sound. Sigo teniendo pendiente Kindness. Por NURIA VEGA.

23:15 Beirut (Escenario MINI)
Puntuales, cuando todavía centenares de personas llegaban al escenario Mini (ardua tarea alcanzarlo, pero al tratarse del primer peregrinaje masivo a este escenario en la edición de este año, todos rebosábamos energía… de momento) empezó a sonar el acordeón que se encargaba de arrancar con Santa Fe, la primera entrega del último álbum de los de Zack Condon, un tema en el que hablan de su ciudad de origen, y lo hacen con su característico estilo mestizo de siempre, ese sonido que recuerda a los Balcanes pero también a México, y que transmite de maravilla la sensación de estar viajando musicalmente por medio mundo.

Tras este primer tema, y en el que era el segundo paso de Beirut por el Primavera Sound tras su aparición en 2007, se fueron sucediendo los temas más esperados de la banda: Postcards from Italy, Vagabond, A sunday smile o Elephant gun, consiguiendo con la predominancia de los instrumentos de viento una especie de brisa musical que embriagaba ligeramente al público, que se dejaba llevar por las melodías agradables y la puesta en escena serena y reposada, en un horario muy adecuado para esta banda, que competía en esa franja muy duramente con Wilco.

Sonaron y estuvieron formales pero cordiales, y tras el primer paseo por los hits más conocidos, apostaron por una segunda mitad del concierto que dio mucho más protagonismo a la parte instrumental que a la vocal. Mucho antes de que la gente se preguntara qué hora era y a dónde debían ir a continuación, Beirut cerraron (o más bien redondearon) su concierto, no sin antes recordar temas míticos como Nantes o Gulag orkestar. Llegaron, tocaron y se fueron, ofreciendo a su público justo lo que de ellos se esperaba, sus melodías serenas, y lo hicieron con muchísima elegancia. Por NORMA SOLANO

El Escenario Adidas nos regaló algunas de las habituales sorpresas de cada edición, esta vez con interesantes propuestas llegadas de Canadá. Si Jenn Grant destilaría encanto dos días después en el mismo escenario, Hot Panda contagiaron su adictiva vitalidad  con un concierto de sonidos desbordantes

23:30 Thee Oh Sees (Escenario ATP)
Los de John Dwyer salieron para protagonizar uno de los directos más energéticos del Primavera Sound, enmarcado además por dos bandas de la talla de Mudhoney, que dejó los motores en caliente para el salvajismo de Thee oh Sees, y el que tendría que haber sido el concierto de Sleep, cancelado por la hospitalización de uno de sus miembros, como anunció el mismo Dwyer.

Los sonidos incombustibles y afilados de Thee oh Sees protagonizaron un directo en el que Dwyer se alocaba con pulsiones de guitarra aceleradísimas, alargando y distorsionando temas como Dead energy y coronándose con una interpretación inspiradísima de Contaption/Soul desert que hizo que la audiencia se volviese una masa alocada sin control. Por ANITA MARTÍNEZ

00:30 The Lovely Bad Things (Escenario ADIDAS ORIGINAL)
Era uno de nuestros obligados, una joya reivindicada desde aquí en los días previos y uno de los conciertos que más nos apetecía seguir en la jornada inaugural, por más que su visionado nos dejase sin The XX. Y no nos fallaron. Fue empezar la sucesión de hits que pueblan su excelente primer EP –New Ghost/Old Waves es una pieza de cámara noise redonda- y sentirnos en plena armonía con un Escenario Adidas que nos reservó algunos de nuestros momentos más felices del Festival. Quizá porqué su camino aún está por hacer el escenario quedó lejos de llenarse, aunque supieron contagiar a la audiencia hasta el punto de volver al acabar para regalarnos un sonoro bis –one more!, one more! coreaba un público mayoritariamente foráneo al acabar, que aplaudió a rabiar el improvisado regreso- que nos hizo dibujar una sonrisa y felicitarnos por haber descubierto a tiempo su primer EP.

Enérgicos cuando tocaba, con un punto de nostalgia bien entendida en instantes como I just want you to go away, The Lovely Bad Things resultaron ser los que imaginábamos en la previa, cuando nos sedujeron a golpe de hit, y algo más. Ice creeps nos hizo bailar y saltar hasta su California natal, y el resto del repertorio nos ayudó a sentirnos afortunados por haber escogido estar allí, entre olas y fantasmas. Acabado el concierto, antes de salir a la carrera para llegar a Bombino, tuvimos tiempo de comprar el vinilo y guardar para siempre un hit de las dimensiones pegadizas de New waves.  Por RUBÉN IZQUIERDO

Bombino se alzaron como uno de los triunfadores de la noche gracias a la exhibición guitarrera de Omara Moctar, un concierto electrizante que nos hizo combatir el cansancio de la mejor manera posible: piel de gallina ante un derroche de virtudes arrebatador

01:30 Bombino (Escenario VICE)
Si The Lovely Bad Things combatía contra el desconocimiento de buena parte del público de su excelente EP, Bombino lo hacia contra la fatalidad de los horarios, que puso a la defensa de su repertorio a luchar frente a leones mediáticos del peso de Franz Ferdinand en el San Miguel o Spiritualized en el Mini. Lejos de rendirse a la evidencia, el Jimi Hendrix del Sahara salió dispuesto a comerse el VICE a golpe de riff y no defraudó, llevando a cabo una de las grandes lecciones musicales del Festival (nota: aparquen la crónica, entren en Spotify y disfruten del derroche sonoro que el bueno de Omara crea con Kammou taliat: su capacidad para revelarse en artesano resulta arrebatadora)

Artesano de la guitarra y superviviente de algunos incidentes dramáticos -su condición de tuareg le llevó al exilio en Burkina Faso durante la segunda revuelta tuareg- Omara Moctar congregó a una numerosa legión de fans que sacrificó a todo un cabeza de cartel como Franz Ferdinand para disfrutar en vivo la puesta en escena de Agadez, una joya rock en mayúsculas hábilmente traslada al directo por Omara y los suyos. Concierto físico y emocional, el alma de África impregnada a la guitarra, Bombino se erigió en uno de los triunfadores de la noche con una setlist inmaculada y un concierto para el recuerdo resuelto con un agradecimiento. “Gracias por venir“, exclamó uno de sus acompañantes consciente de que buena parte de la atención mediática se concentraba en el San Miguel. Las gracias se las devolvimos encantados: no siempre hay alguien dispuesto a regalarte una hora de felicidad musical como la que nos dieron. Por RUBÉN IZQUIERDO

02:00 Franz Ferdinand (Escenario SAN MIGUEL)

El de la banda de Glasgow fue de los conciertos más masivos de la noche // Dani Cantó

Muy mal deberían de haber sonado los de Glasgow para no gustar a los miles de personas que se agolpaban en el San Miguel para escuchar todos los hits que ha facturado esta banda en los últimos diez años. Kapranos y los suyos supieron qué debían hacer, e intercalaron todos y cada uno de sus hits, desde Do you want To hasta Ulysses, pasando por No You Girls o The dark of the matinée con temas más recientes como Brief encounters.

Sonaron bien, pero lamentablemente Alex Kapranos fue perdiendo voz desde aproximadamente la mitad del recital, como él mismo aceptó, y ello afectó inevitablemente a la fuerza del directo, que sin duda nadie calificaría de malo o de no sonar bien, pero si de algo ‘flojo’, probablemente por estos problemas con las cuerdas vocales.

Tocaron dos de sus éxitos en los momentos más oportunos: Su primer éxito, ya convertido en un hit histórico, Take me out, cuando nadie lo esperaba, y a continuación de dos de los temas más tranquilos del recital, Michael y WTICSFIFL? Midnight!, consiguiendo que el público olvidara del todo los pequeños problemas que se percibían desde abajo, y This fire, para cerrar el concierto con un subidón. Antes de terminar, la banda homenajeó a una de las desaparecidas este año, Donna Summer, conviertiendo el tema Outsiders en la archiconocida I feel love de la cantante fallecida este pasado mes de mayo. Por NORMA SOLANO

02:45 Japandroids (Escenario VICE)
Intercalando sus canciones ya conocidas con la presentación de su nuevo largo Celebration Rock, que se publicaría tan solo unos días después de su concierto, Japandroids crearon una atmosfera de distorsión envolvente, demoledora y sobre todo excitante, llenando con creces el escenario Vice con tan solo una guitarra y una batería.

Su sonido ruidoso y compacto se complementó a la perfección con el espíritu absolutamente optimista de sus letras, que celebran la juventud, y trasladan de una forma un tanto intangible un sentimiento generacional y vivencial a canciones como The house that heaven built, Younger us o The nights of wine and roses, a través de la gran contundencia de la batería de David Prowse y la guitarra atronadora Brian King. El sonido un tanto pasado de vueltas (a petición expresa del propio King, que hizo que los tímpanos del público se resintieran de más- colaboró a elevar más si cabe toda la fuerza de un directo completamente arrollador como es de los Japandroids. Por ANITA MARTÍNEZ

Acababa así para nosotros la primera jornada del Primavera Sound 2012 en el parc del Fòrum, una jornada marcada por el nuevo éxito de público, con afluencias masivas en los cabezas de cartel y por el buen tiempo que nos permitió disfrutar de la jornada sin necesidad de estar pendientes del cielo. Dejamos a continuación un pequeño balance con lo Mejor y lo Peor del día y recuperamos la lista Spotify con el resumen de toda la jornada del Jueves.

Lo Mejor del Día:
  • Bombino. La exhibición de guitarra del Hendrix del Sahara nos hizo soñar a todos los que sacrificamos algunos de los cabezas de cartel para apoyar su potentísimo directo
  • La desbordante vitalidad del escenario Adidas. Hot Panda y The Lovely Bad Things nos hicieron vibrar con sus atrevidas propuestas, revelándose en dos de las sorpresas agradables de la jornada
  • El feeling de Wilco con el Festival, dando continuidad a su vibrante concierto de 2010 con una nueva actuación, redondeada en esta ocasión con su concierto sorpresa en Discos Revolver
 Lo Peor del Día:
  • Las habituales e inevitables solapaciones que obligan a elegir  y renunciar a nombres. La recuperación de algunos conciertos a través de Primavera TV, el mejor de los consuelos .
  • Las ya famosas caminatas para ir de un escenario grande a otro, un clásico que contrasta con la cercanía entre otros escenarios, lo que por momentos dificultaba la escucha del concierto escogido.

Recomendado

2 Comments
To Top