Encuentros

Nuño Negro: tras la sombra del Lobo

¿Qué orígenes tiene el proyecto?
Siempre había querido hacer algo así en solitario, pero nunca me había planteado seriamente cómo hacerlo, cómo enfocarlo. Una cosa es tocar música siendo un chaval de 13-15 años en tu habitación y grabar cintas cutres en tu casa y otra, cuando ya has tenido la suerte de editar discos y tocar bastante, hacerlo tú sólo todo, tocando todos los instrumentos. Vamos que quería hacer algo con un mínimo de calidad, la tenga finalmente o no para los demás. Tampoco sabía qué rollo musical hacer exactamente. Pero fue al escuchar la maqueta de Res, un grupo de Barcelona, que se me encendió la bombillita en la cabeza y dije: “ah, vale, pues así: una guitarra acústica principal y otra eléctrica haciendo punteados… y percusión a muerte”.

¿Mantendrás el proyecto al margen de Derrota?
En realidad, esto de Sombra de Lobo lo llevo haciendo dos años. Derrota nos separamos en 2016, al poco de editar nuestro último LP. La maqueta Erotismo y Destrucción la compuse y grabé en un mes, de una forma increíblemente precaria: grabando en casa las guitarras con el móvil y luego practicando con la batería en el local escuchándolo con cascos.

¿Cómo te lo planteaste de entrada?
En principio, el origen de todo fue más bien saber si era capaz de hacerlo o no. Puede parecer una chorrada, pero fue tal cual: quería quitarme esa duda, ya que siempre había deseado sacar y grabar unas canciones tocándolo yo todo. Lo cierto es que a la hora de grabarlas ni siquiera sabía del todo si iba a quedar bien. El proyecto surgió sin ninguna pretensión más allá de la estrictamente personal, aunque poco a poco ha ido ganando más importancia para mí, claro.

El disco está editado por Producciones Sombra, en coedición con otros sellos. ¿Qué relación tienes con el sello?
Diría que tengo una relación de vampirismo mental, ya que soy yo mismo (risas). Es un sello que surgió para editar el LP de Sombra, que se llama Otra Alquimia y desde aquí recomiendo encarecidamente. Sabía que iba a ser bastante difícil enconar la pasta así que, claro está, si uno cree en lo que hace y le gusta, ha de apostar por sí mismo, ganes o pierdas… Como los boxeadores que apuestan por sí mismos en combates amañados por el gánster cabrón.

¿Qué futuro le ves al sello?
Mi sueño sería poder editar otros grupos que me gusten, si es que alguna vez tengo dinero para eso, además de poder editar más discos de Sombra. Ahora mismo lo veo muy complicado pero bueno, todo es “complicado” dada mi situación con respecto a este proyecto, ya que estoy totalmente solo, aunque no puedo más que agradecer la ayuda de los otros sellos que desde el principio se ofrecieron a coeditar: La Choza de Doe, Malicia Records y Flexidiscos. Tampoco puedo olvidarme de mi compañero en Derrota y en la vida, El Huevo que me ha ayudado un montón en todos los procesos de grabación, mezcla y masterización ni de Toni, que me ayudó de la hostia a la hora de tratar con la fábrica de vinilos. Volviendo al sello, tengo que decir que no me interesa para nada montar una distri o algo así, que suele ser la consecuencia más directa de ponerse a editar discos dentro del rollo punk y hardcore, que es el mío.

¿Por qué no te interesa?

Sobre todo porque soy un vendedor pésimo y más que vender, me gusta regalar… Estar pendiente de tener que montar paraetas y desmontarlas, estar ahí todo el rato en vez de estar pendoneando… como que no. Pero claro, yo es que pienso a lo grande y me imagino un sello que edita lo que le flipa y lo vende a otros sellos amigos a precios justos para todos sin mucho esfuerzo, sólo porque edita buena música que merece ser escuchada y ya no te digo comprada! Vamos, pura fantasía.

La edición es de 300 copias, 100 de ellas en vinilo amarillo. ¿Qué importancia le das al formato físico?
Para mí el formato es vital, importantísimo, crucial. Lo es todo. No me gusta nada el CD pero claro, si es lo que hay porque la pasta no llega, mejor eso que nada. Casi lo mismo con las cintas, aunque bueno, las cintas tienen más rollo. Lo que sea menos un puto posavasos… es que los Cd’s son muy feos. Lo único que mola de ellos es el reverso, las lucecitas esas que hacen, los reflejos. Y que no hay que darles la vuelta cuando estás tirado en el sofá. No digo que no se puedan hacer cosas guapas con un CD, digo que no son lo mío. Pero por desgracia, editar un disco es muy caro y un grupo desconocido, que lo puede tener difícil para empezar, dar a conocer su música, etc., que pueda recurrir al CD es algo bueno (aunque creo que hoy en día se prefiere retomar las cintas y editar en cinta antes que en CD, me parece).

¿Sigue siendo una buena manera de promo?
Desde ese punto de vista son algo positivo, como lo es la herramienta de internet y todas las movidas de los bandcamps y mp3. Yo mismo tengo que meterle más caña a eso de internet para difundir, ya que veo muy difícil editar lo nuevo de Sombra, que terminaré de grabar en poco tiempo y que, sin duda, es mucho mejor que lo anterior Así que quizás acabaré haciendo un CD de mierda, porque prefiero eso a nada, la verdad. Aunque me da mucha pena y me frustra mogollón ya que yo hago todos los diseños y planteamientos de la música y demás pensando en vinilo.

¿Eres consumidor de vinilos?
Sí, soy consumidor de vinilos. No sé cuantos tengo la verdad, pero llevo comprándolos toda la vida y siempre tengo la sensación de que tengo pocos y que quiero más, por lo que debo ser una especie de enfermo. Soy una persona obsesiva con ciertas cosas, pero como comprar discos también es un ejercicio caro, compro cada vez menos y soy mucho más selectivo.

Hay una regeneración constante de grupos. ¡Nunca acabaríamos de comprar!
Siempre aparecen o descubro grupos y discos que despiertan mi deseo. Siempre. ¿A ti no te pasa? Y a la vez, tengo la sensación de no conocer prácticamente nada de lo que de verdad sucede… A veces me siento muy estancado y encasillado en ciertos grupos y discos que escucho sin parar… Son las dos cosas a la vez, pero si pudiera comprar a lo loco me temo que lo haría y eso no mola porque en realidad no estás disfrutando tan a tope de la música que compras, así que, quizás es mejor lo que hago desde hace unos años, comprar sólo lo que de verdad busco, lo que sé que de verdad me va a gustar y experimento y tanteo a través de internet.

Nos definiste el proyecto como una aventura dark-punk-electroacústico. ¿Qué referencias previas tenías antes de meterte en esta movida?
Sinceramente, ninguna excepto la maqueta de Res o como mucho cosas en plan Death In June, aunque tampoco ya que es un rollo que no sigo muy de cerca. Pretendí hacer cosas que luego me vi incapaz de hacer y que quizás ahora ya puedo tocar mejor porque he ido aprendiendo a eso de tocar solo y concebir las canciones desde esa soldad; y he mejorado mis medios, en cierto modo al menos, ya que he dejado de usar acústicas y la música se acerca más al tipo de música que más me gusta, sin que lo anterior fuese malo, claro. No es por pedantería sino más bien por ignorancia, pero no conozco muchos grupos similares a lo que yo hacía antes y eso que los busco. Seguro que existen y mi incapacidad por descubrirlos es absoluta.

Lo pasarías mal al principio
Al principio me costaba mogollón explicar qué era lo que estaba haciendo pero siempre lo he definido como punk porque yo siempre tengo en la cabeza el concepto de banda e intento que suene como una banda tocando. Recuerdo una conversación con Alicia y Víctor de Malicia Records y Vomito Punk Rock en la que trataba de explicarles la música que hacía y joder, fui incapaz. No había grabado nada y ya digo, ni siquiera sabía cómo iba a sonar todo. Más tarde, al recordar la conversación, tenía un recuerdo de mi mismo como un inútil, como un idiota incapaz de explicar lo que hace (risas). Ahora que lo pienso, no sé por qué quisieron editar el disco. Es alucinante para mí e increíble. ¡Qué majos!

¿Los consideras discos emocionales?
Supongo que son un poco dark, porque al menos al principio era bastante oscuro; la demo lo es, el LP quizás no tanto porque en aquella época era muy feliz y en la época de la demo estaba bastante hecho polvo. Ahora soy feliz pero no quiero que esa mierda afecte a mi música, así que, vuelve a ser oscura pero con una atmósfera totalmente eléctrica. Es punk porque es música punk, dentro del inmenso abanico que abarca el concepto de música punk. Y es electroacústico porque no estaba muy seguro de que la palabra folk me sirviese. Quería dejar claro que Sombra no es un rollito folk en plan cantautor ni nada que se le parezca. Ni creo que sea un tipo de folk en plan Sangre de Muérdago, que me encanta, pero no tiene nada que ver con lo que hago. Lo único en común es que uso acústicas, nada más. Lo curioso es que en las primeras reseñas y críticas que se le hicieron tanto a la demo como al LP se ha comentado varias veces que la música tiene un rollo de película western que yo jamás quise darle; o lo han asemejado a cosas que yo ni conocía, pero así es el mundo de la crítica musical: subjetivo y extraño. No tengo ningún problema en que se diga ese tipo de cosas, pero me sorprende porque yo no lo veo así, aunque lo agradezco. Es cierto que me mola Ennio Morricone, como le mola a tantísima gente porque sus bandas sonoras son un pasote; es cierto que me gusta, aunque hace mil que no la escucho, la BSO de Bob Dylan de Pat Garrett And Billy the Kid y que de pequeño la escuchaba en casa, pero no creo tener nada en común con eso más allá de una guitarra acústica y unos punteados sombríos… Pero bueno, me la suda. Puede que sí haya algo ahí pero no surge de modo consciente. Ahora mismo, para definir el rollo, tendría que quitar lo de electroacústico porque todo es eléctrico y más potente. Lo que pasa es que a mí me da bastante cosa y me cuesta definir lo que hago y por eso me encanta la etiqueta punk ya que lo es todo y a la vez no es nada en concreto. Depende más de una actitud ya que hay miles de grupos punk que no se parecen entre sí, pero forman parte de la misma familia. Así que a quién le interese, mejor que lo escuche y decida por sí mismo todo lo demás.

El proyecto está totalmente autogestionado. ¿Qué puedes contarnos de tu directo? ¿Asumes todo el proceso creativo?
Sí, más que autogestionado, es un proyecto autofinanciado, pero la primera es una palabra más chula, ¿no? Es porque Sombra de Lobo no produce dinero de ninguna forma, sólo chupa y chupa de su principal mecenas: yo mismo, que siempre logro embaucarme para embarcarme en proyectos solitarios como este sin dejar de respetar a rajatabla mi principal y auto impuesta regla, la de que Sombra de Lobo debería ser una banda… Así llegamos a mi gran problema: ¡los conciertos!. Hasta la fecha no he querido hacer ninguno. Me lo han propuesto muchas veces y sé que si lo hiciese se venderían más rápido los discos… Pero es que aquí pasan dos cosas: pero quiero hacerlo bien y quiero que sea un grupo. Mi esperanza, mi objetivo, siempre ha sido transformar a Sombra de Lobo en un grupo, no en una dictadura, eso que quede claro, sino en un grupo, por lo que tengo que buscar a gente. Si me hubiese quedado en Valencia, me mudé hace un año más o menos, creo que lo podría haber conseguido, pero como a mí me va eso de ponerme las cosas difíciles (por lo visto), me mudé por amor a un pueblo cerca de Barcelona donde no conozco a nadie.

¿En Barna tampoco?
Sí conozco gente en Barna (de hecho toco en un grupo allí y hemos grabado un disco que editará pronto Sabotage Records de Alemania y saldremos a tocar y girar pronto, pero pasa lo mismo que en todos los sitios (supongo): la gente de mi edad y entorno o ya tiene grupos o no tiene tiempo… o las dos cosas a la vez… Además, tampoco conozco a tanta gente ya que Barcelona era una ciudad con la que tenía contacto por haber ido allí a tocar, por los grupos de allí que venían a Valencia, por coincidir por el mundo con la gente de Barna, por todo eso, pero no es mi ciudad y ni siquiera vivo allí realmente, así que… me cuesta y deprime bastante hacer realidad mis necesidades con respecto a Sombra de Lobo. Hay que decirlo. Pero no pierdo la esperanza…

Hace poco sacaste la primera referencia desde la demo Erotismo y Destrucción. ¿Cómo recuerdas los tiempos de la demo?
En los tiempos de la maqueta yo estaba fatal anímicamente. Estaba dejando una tormentosa relación de cinco años o así, y hacia finales de noviembre del 2014 me puse a sacar canciones con la intención de grabarlas tocándolo yo todo… Lo grabamos Huevo y yo en el local de ensayo el 3 de enero del 2015, aun recomponiéndome de una Nochevieja infernal y el día 4 de enero me dejó mi novia y se fue de mi casa ya que yo era incapaz de dar el paso definitivo. Había sacado y grabado diez canciones en un mes y me moló el rollo. Ahora la voz no la grabaría así, pero en ese momento era tan volátil como influenciable y el Huevo me convenció; aunque hay que decir, que yo no tenía ni idea de cómo hacer la voz en Sombra, sólo tenía las letras y la melodía claras. Cuando me recompuse y empecé a disfrutar de la vida tal y como me merecía y vi que aquella grabación tenía salida me puse a sacar más canciones

¿Qué pasó luego?
Entre Marzo y Octubre del 2015 saqué lo que se convertiría en el LP: ocho temas más. Fue un proceso más lento porque además mi vida cambió bastante ese año. Esos son los temas que grabamos de nuevo Huevo y yo en el local en un par de sesiones, de forma un poco rápida pero efectiva porque me mudaba… y no tenía ni idea de cómo iba a ser mi vida con respecto a la música en ese entonces. Un poco como ahora, pero dejando la ciudad en la que había vivido casi toda mi vida. Algunas de esas canciones no estaban ni terminadas, o no eran ni las ensayaba como al final las grabé, pero creo que quedó bastante bien.

Después de sacarlas, ¿tenías una hoja de ruta marcada?
A partir de ahí no sabía qué iba a hacer con el proyecto de Sombra porque era consciente de que iba a perder toda la infraestructura que me permitía ensayar y grabar: donde vivo no tengo acceso a un local de ensayo, ni a una batería, ni a bajo y ampli de bajo, cosas que mis amigos y amigas de Valencia me dejaban usar… Así que empecé de cero y cambié el concepto. Pensaba al principio que iba a enfocarlo en un rollo más acústico todavía por la falta de eso que comento, pero nada, mi chica Laura me ayudó mogollón en enfocar el tema de otra manera. Me enseñó un programa muy simple para grabar en casa y poco a poco fui adquiriendo material para grabar todos los instrumentos que me faltaban, el bajo y batería, que es electrónica ahora. Desde febrero de 2016 he sacado como veinte canciones más, pero sólo 12 merecen la pena y son las que he subido al bandcamp hace poco (el disco se llama “Fiebre Subterránea Así que puede decirse, que los inicios del proyecto aún no han terminado.

Pasaste previamente por grupos como Derrota y Desguace, grupos muy apegados al circuito punk.¿Es el modelo de gestión qué más facilidades te ha dado para trabajar?
Llevo tocando en grupos desde 1995 que yo recuerde, y he tocado en esos que comentas y en otros más. Es decir, ese es mi circuito, mi mundo y mi placer, así que mi rollo ha sido y es el del circuito punk. Ese es el circuito que me ha permitido aprender y hacer todo lo que he hecho musicalmente en mi vida.

¿Y qué aspiraciones tienes a nivel musical?
No tengo más aspiraciones que las de hacer lo que me gusta: ser feliz, disfrutarlo y gozar del cariño, reconocimiento si quieres, disfrute de la amistad, salir de gira, editar discos, etc. Si ganas algo de dinero haciendo lo que te gusta, joder, pues mejor, pero lo veo jodido. No concibo ni hacer música ni editarla sin otros pretextos que la independencia del DIY, el sentido crítico del punk, ni los lazos asociativos que la música punk/hardcore generan, aunque creo que hay que ir siempre más allá y ofrecer lo mejor de uno mismo para mejorar el circuito. No hablo de profesionalizarlo en un sentido capitalista sino de mejorar, en función de las verdaderas capacidades que tenemos, todo lo que se ofrece, especialmente las condiciones para los grupos y todas las personas vinculadas a esto. También molaría mucho mejorar la difusión de todo lo que se hace, pero todo esto que comento son subtemas complejos, inherentes a tu pregunta, pero que me obligarían a divagar demasiado. Lo que digo es que no veo nada malo en hacer de lo que te gusta tu modo de vida y tratar de sobrevivir gracias a ello. El trabajo asalariado es una puta mierda y hay que explotar nuestras propias capacidades y crear nuestra alternativa vital, ya que hablamos tanto de crear un mundo nuevo y todo eso… Hagámoslo ya, no cuando estalle la revolución y seamos unos carcamales hechos polvo. Porque más bien lo que seremos antes será simplemente polvo. Me da asco el rollo cutre y cierto conformismo de parte de la escena, si es que es escena, pero no voy por ahí juzgando a nadie concreto porque también creo que cada uno hace lo que puede, lo que sabe o lo que le sale hacer. Pero eso sí, me aburre la repetición constante de los conocidos esquemas, así como me aburre la repetición de ciertos discursos. Será la edad.

Lo ves como un modelo de gestión, entiendo
Por supuesto. Creo que el DIY y la ética anti capitalista son los mejores modelos de gestión porque están estrechamente vinculados a la pasión y al placer de hacer las cosas que te emocionan; están vinculados a la amistad y a la espontaneidad, aunque no olvidemos que también hay hypes o modas absurdas e inmerecidas y arbitrariedades geográficas que hacen que ciertos grupos por ser de donde son merezcan más atenciones, algo que en Barcelona es tan evidente como contraproducente. No hablo de sacar unos discos y salir en la tele y comprarse una casa o cadenas de oro con las regalías; hablo de expandir los ya firmes mundos paralelos a los lelos musicales, a la basura musical de hoy en día, porque a la vez que actualmente se crea la música más infame y pésima que se ha creado jamás, existen más abajo otras músicas que son igual de alucinantes y potentes que las que movilizaron la imaginación y los gustos de millones de personas en el pasado. Me parece que hay que dar a conocer mejor todo eso, sin que en el proceso se pierda la magia, claro.

¡Es toda una encrujicada!
Bueno, ya sabes: nunca hay que triunfar demasiado; eso es lo que no ha enseñado muy bien la historia del rock y sus distintos movimientos, siempre pervertidos y manipulados. Debería seguir siendo algo nuestro, como lo es ahora, pero más masivo. Supongo que esto es otra deriva de las mías, otra fantasía más, esta vez tremendamente imposible y quizás contradictoria, porque el punk como lo entendemos es un reducto que gestiona emocionalmente muy mal todo lo que es mínimamente popular y además, esto de hacer más masivo el punk DIY es una ensoñación, social y culturalmente hablando.

¿Por qué lo crees?
La música de guitarras se muere y hunde en el subsuelo y en el silencio de los medios. Puede que no sea del todo malo, al fin y al cabo es lo que ha sido casi siempre y aquí estamos. De todas formas, el hecho de revisitar constantemente el pasado y de privilegiarlo ante el presente… no sé. Que los clásicos punk sean lo que todo el mundo conoce mientras el punk actual fluctúe más o menos entre nosotros quizá se explique porque entonces el punk tuvo la atención de muchos, aunque se independizase de las multinacionales. Millones de jóvenes quedaron impactados y a nivel general en los setenta se escuchaba música rock, heavy metal, punk… Hoy en día cualquier tipo de rock afecta muchísimo menos a la cultura popular. ¿Por qué? Hay unas cuantas respuestas a esto; es un tema largo que en realidad no nos ocupa ahora. Lo único cierto es que me gustaría que más gente, más jóvenes, puedan y quieran escuchar música punk, hardcore, metal u otros subestilos; que escuchen una música que ofrezca además de diversión, un mensaje, diferentes opciones de vida y ocio, que incite a la rebelión, aunque sea personal, que empuje a la gente a la creatividad y a la búsqueda de más cosas que despierten los instintos del gusto… O que al menos que se escuchen músicas inspiradoras, aunque no estén relacionadas con subgéneros del rock, pero que no hagan más imbécil a la gente.

¿Crees que vamos a eso?
Totalmente!! En cambio, independientemente de sus defectos, el punk ofrece unas posibilidades alucinantes a chicos y chicas absolutamente normales y ajenos a la industria musical, sean de donde sean. Cuando de joven descubres eso, joder, alucinas. Yo aluciné, desde luego. Porque incluso a veces, si lo que ofreces resulta ser muy bueno o llamativo por algún motivo, sucede la justicia cósmica y editas un disco o dos, puede que más, y el boca-oreja difunde y tienes la opción de viajar a más sitios, lugares a los que tu economía difícilmente te hubiese permitido acceder, conocer peña, tocar en sitios increíbles… Otras veces depende simplemente de conocer a las personas adecuadas…

El hecho de haber vivido varios años en Valencia supongo que te puso en contacto con peña como Flexidiscos o todas las movidas de La Resi. ¿Qué es lo que más destacarías a nivel de trabajo de estos colectivos? ¿Hasta qué punto es importante para ti la red asociativa que se mueve en locales autogestionados como La Resi?
Bueno, cuando hablas de La Residencia o de la gente de Flexidiscos estás hablando de mis amigos, de mi mundo. Yo pertenecía al colectivo que montó lo de La Resi aunque al tiempo de abrir La Resi me desvinculé del colectivo pero no de mis amistades, y La Residencia era el sitio a donde iba no sólo a ver conciertos o lo que fuese, sino para ver a mis colegas, echar una mano cuando hiciese falta y a exprimir lo mejor que uno sabe exprimir la noche valenciana. Con respecto a Flexidiscos, nunca he formado parte del colectivo que lleva el sello y la tienda, aunque Oscar me lo propuso una vez… Pero, ¿sabes? Oscar tocaba conmigo en Derrota, junto al Huevo, y creo que con eso ya tenía bastante… (risas) Ahora en serio: no me veía ahí vendiendo discos sino comprándolos y yendo a Flexi a echar unas birras y lo que surja.

¿Qué te ha dejado Valencia, musicalmente hablando?
En Valencia he vivido prácticamente toda mi vida, desde los 6 años hasta los 37. No sé si volveré, de momento estoy aquí y es en lo que pienso o al menos eso intento hacer. Conozco de muy cerca el rollo de La Resi, tanto sus virtudes que son muchas como sus defectos, que son unos pocos. Todos tenemos. Pero para mí no hay otra forma de hacer las cosas porque es exactamente igual a todo lo he que comentado antes sobre el punk pero referido al curro que hay en un garito, en un centro social totalmente autogestionado. Lo que más destacaría es la ilusión de la gente, su energía, su buen rollo, el empleo voluntario de su tiempo, su esfuerzo, su trabajo, y otras muchas cosas por llevar a cabo actividades que les gustan y que a veces, por estar ahí, no pueden ni disfrutar, así que las disfrutan otros, pero se hacen. Porque lo importante es que se hagan esas cosas, porque luego resulta que vas a otras ciudades y esperas que hagan eso por ti. ¡Y a veces eso es justamente lo que pasa! Pero en La Resi también hay gente que no tiene grupos, pero entienden de qué va esto. Tienen amigos, ideas, valores, entienden que ese modo de hacer las cosas es nuestro modo. Están ahí por amistad, por compromiso con lo que se hace en La Resi, porque les gusta la música y los grupos que tocan ahí, porque les gusta y creen en esa manera de hacer las cosas y ese modo de difundir nuestra cultura… Sin gente como la peña que lleva La Resi no habría posibilidad de hacer nada, es así de simple. En Valencia no sólo existe La Resi claro, hay otros muchos sitios y personas igual de geniales; me refiero a que sin esos valores y conceptos, todo lo que he dicho antes de viajar por el mundo con tu grupito punk… pues como que no, porque detrás de eso no hay promotores ni empresas, sino gente normal tan apasionada como tú por esto de la música. Y por suerte, hay gente así en todos los rincones del planeta. Esto abarca tanto a la gente que monta conciertos y lleva centros sociales, como a la gente que lleva sellos que editan discos o a la gente como vosotros que desde sus zines difunden lo que les gusta. Todo forma parte de lo mismo, cuando no son directamente los mismos. Pero lo dicho, gente así hay hasta donde menos te lo esperas. Con respecto a Flexi, hay que decir que aunque sea un colectivo y todo eso, pretenden vivir de ello, lo cual no sólo es absolutamente normal sino que es totalmente lógico porque es un trabajo, en todos los sentidos de la palabra. Otra cosa es que lo consigan. Yo espero que sea una tienda que funcione y que de comer a mis amigos, además de que puedan seguir editando la música que les gusta y si editan a Sombra de Lobo, pues mejor.

Actualmente, por lo que decías antes, creo que vives en Catalunya. ¿Qué expectativas tienes con Sombra de Lobo a nivel de directo? ¿Te resulta fácil moverlo?
Sí, vivo en Vilanova i la Geltrú, un pueblo cerca de Barcelona. Y sí, como he dicho antes, mi expectativa es absoluta pero las posibilidades actualmente son casi nulas. Confío en revertir por completo esta situación y asociarme con gente afín que comparta mis gustos musicales e intenciones, mi misma o parecida manera de entender esto de tocar en un grupo, que se lo tome en serio dentro de sus posibilidades vitales y pueda no sólo tocar alguna vez, sino hacer más y mejores discos. Creo que si esto sigue adelante puede a llegar a molar; al menos molar más de lo que me mola a mí lo que hago ahora, ya que con un grupo la cosa puede ser mejor. Si encuentro gente que le mole el estilo y hacia donde deriva, mejorará y será más rico ya que yo no soy tan bueno ni original. No soy profesional de esto, no sé música, soy totalmente autodidacta en todo lo que hago y eso a veces te hace ser un poco repetitivo, aunque intente currármelo y esté al loro de mis propios clichés a la hora de componer y tocar. Con otras personas y otras ideas, eso se mejora o mitiga un poco. ¿Conocéis gente que le pueda interesar?

Y para acabar, saber si puedes hablarnos un poco de la línea gráfica del disco.
Tengo que decir que para mí el tema del diseño es súper importante. Me deprime mogollón participar o formar parte de movidas cuyos diseños no me gustan, no puedo evitar ser tan superficial. Quizás soy un poco exagerado en esto, pero es lo que hay. Claro que he editado discos cuyo diseño no me gusta tanto como hubiese deseado y es algo que a día de hoy aun me jode. También me pasa que, aunque en su momento me gustase tal o cual portada, pues actualmente ya no me gusta tanto, pero creo que todo tiene que tener su estética y su rollo. Me encantan las portadas de los discos. Me he comprado muchos discos solo porque me gustaba la portada o una foto, así que sí, para mi es algo muy importante. Laura me ha ayudado mogollón en hacer realidad cosas que me imaginaba y me ha enseñado a hacerlo por mi mismo usando algo más que las manos, ya que yo siempre he diseñado a la antigua, mediante el corta y pega de toda la vida fanzinera y tengo que reconocer que aprender a usar el ordenador para ciertas cosas es genial. Aunque sigo usándolo como si fuesen tijeras y pegamento, hay cosas de diseño que antes ni de coña podía hacer.

¿Del diseño de tus discos que puedes contarnos?
La cinta tiene fotos y movidas que pillé por ahí, pero normalmente lo que prefiero usar es material propio, fotos propias y todo eso, aunque no siempre es posible. Sobre la demo… puede que no guste, pero me vino a la mente esa imagen, la del lobo con la corona de espinas y creí que pegaba con el rollo de la cinta. Ya sabes, un lobo en la portada, Sombra de Lobo, una corona… como algo místico. Para el LP nos fuimos Laura y yo a un bosque que está muy cerca de aquí. Mi idea era hacer unas fotos mías tocando en el bosque. El enfoque era el de seguir el estilo de la cinta porque la música era similar. Lo que pasó fue que una vez allí las fotos que hacíamos eran una mierda hasta que hicimos unas en la que, con el sol de cara, a contra luz, yo levantaba la guitarra… Una vez en casa, viendo las fotos se me ocurrió lo del incendio, y como la foto era a contra luz, da ese efecto: el de estar de cara a un inmenso incendio. Un colega me dijo que parecía una portada de Groove (risas). De todas formas, al haber evolucionado la música, la estética que intento darle también ha cambiado. Es más simple quizás, pero visualmente intenta reflejar el estilo de la música o al menos eso intento hacer. Puede que fracase estrepitosamente y que sólo me guste a mí, no sería extraño, pero yo no puedo evitar verle su sentido; al igual que tampoco puedo evitar tomármelo en serio a pesar de la mínima difusión que esto tiene… Y es porque realmente disfruto haciéndolo.

Escucha Otra Alquimia de Sombra de Lobo en Bandcamp:

Recomendado

Comenta
To Top