L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Noticias

Nothing: cansados del mañana

nothing

Todo el mundo tiene un pasado y es imposible escapar de él. Somos lo que somos por nuestra forma de ser y el equipaje moral que portamos lleno de tragedias y fantasmas, los cuales de vez en cuando nos atormentan en las relaciones con nuestros semejantes y en el día a día. Una de las soluciones posibles es coger esos tormentos interiores y convertirlo en arte para mantenerlos alejados, tal y como decidió en su momento hacer Domenic Palermo, cantante y guitarrista natural de Filadelfia. Nothing están actualmente de gira y hace unos días pudimos intercambiar unas palabras con ellos para Shook Down UNDERZINE gracias a Primavera Sound, organizadores de su gira estatal. Aquí el resultado.

TEXTO: CARLOS TORRES | FOTOGRAFÍAS: NOTHING

Palermo era parte activa de la escena hardcore local de Philadelphia y miembro de la banda hardcore-punk Horror Show. Él mismo ha recordado varias veces esa época como un periodo de excesos donde se iba a conciertos secretos llenos de violencia entre bandas rivales y en el que la mayor parte del tiempo la dedicaba a recorrer en coche los suburbios de la ciudad con sus amigos escuchando el “Loveless” de My Bloody Valentine, portando armas y esnifando cocaína. Durante una pelea, Domenic apuñaló a otro hombre y tuvo que pasar dos años en la cárcel por asalto y tentativa de homicidio.

A su salida de la cárcel, pasó cuatro años sin saber muy bien qué hacer con su vida lleno de negatividad y reflexión personal que le hizo incluso plantearse el suicidio. Aun así, Palermo encontró una tabla de salvación haciendo música de nuevo publicando una primera demo en 2011 bajo el nombre Nothing, “Poshlost”. Tras varios bailes de miembros, la alineación queda establecida en el también cantante y guitarrista Brandon Setta, el bajista Nick Basset y el baterista Kyle Kimball.

Tras dos EPs, la banda publicó en 2014 su primer disco “Guilty Of Everything” (Relapse Records, 2014) recibiendo mucha atención por parte de medios especializados por su original mezcla de shoegaze oscuro, noise-metal y voces fantasmales que rememoran a los primeros Slowdive, Chapterhouse, Lush, Ride, los estadounidenses Hum, Failure y sobretodo los ya mencionados My Bloody Valentine. Las letras empiezan a tener ese componente redentor que Domenic Palermo tanto necesitaba y que les empieza a otorgar ese hecho diferenciador que los hace tan particulares. Acabaron recibieron atención por parte de la crítica especializada que les permitió girar intensamente por Estados Unidos y Europa, recalando incluso en el Primavera Club 2014.

Creo recordar que esa gira no fue tan larga como la que estamos realizando ahora, pero sí que recuerdo Barcelona como una ciudad muy acogedora, dimos un paseo alrededor de la sala donde tocábamos y tomamos un vino”, comenta el propio Palermo. “La verdad que el hecho de girar hace que me sienta como que me arrastro y me remolco de ciudad en ciudad haciendo caso omiso de lo que me rodea y pensando demasiado”.

Ya sea algo grave o nimio, como la reciente pérdida de mi bolsa de ropa en el aeropuerto de Lisboa, sea lo que sea que te pase no lo controlas. Al final sea quien sea el que nos putea, se cansa y ya está

Esta aura de negatividad y pesimismo parece que no termina de abandonar a la banda. En Mayo de 2015 después de un concierto en Oakland, Palermo resultó gravemente herido tras un intento de robo que requirió de hospitalización con el resultado de fractura craneal, varios huesos de la espalda rotos y desprendimiento de una oreja. Requirió de un proceso de recuperación lento y progresivo no solo físico sino también mental para afrontar la realidad de lo sucedido y no dejarse derrumbar. “Ya sea algo grave o nimio, como la reciente pérdida de mi bolsa de ropa en el aeropuerto de Lisboa, sea lo que sea que te pase no lo controlas. Al final sea quien sea el que nos putea, se cansa y ya está” añade acerca de sus adversidades.

Es a partir de esa agresión cuando su nuevo disco empieza a coger forma. Antes de entrar a grabar la continuación de “Guilty Of Everything”, el propio Palermo empieza a escribir y reescribir las letras de las nuevas canciones. “Eaten By Worms” documenta los episodios de vértigo, paranoia, trauma y deformación de la realidad que Palermo todavía tenía debido a sus heridas de la cabeza y a los analgésicos. Aparte de la salud de Domenic, el proceso de grabación del disco además se llena de estrés y elementos nocivos debido a “problemas” graves que afectan a la banda en general como el fallecimiento de la madre de Nick, la ruptura sentimental de Brandon y la muerte accidental del propio padre de Domenic.

Pero el mayor golpe interno que recibió la banda fue el Septiembre de 2015 cuando se reveló que el propietario económico de Collect Records, sello que iba a publicar su segundo disco, era Martin Shkreli, propietario de una empresa farmacéutica acusada de inflar desorbitadamente el precio del Daraprim, un fármaco ampliamente usado por los pacientes de SIDA. Horrorizados por la noticia, se niegan a publicar el disco a través de Collect Records y acaban recalando de nuevo en Relapse Records.

No soy yo quien para juzgar a nadie porque no he tenido una gran vida y he hecho cosas que me gustaría no haberlas hecho. Pero este disco tiene una gran parte de mí, hay mucha sangre derramada en él tanto figurativa como literalmente y no iba dejar que se contaminase por alguien cegado por la codicia.” llegó a decir Domenic en Rolling Stone con respecto a Martin Shkreli.

Finalmente en Mayo de este año se edita “Tired Of Tomorrow” (Relapse Records, 2016) disco que en primeras escuchas parece apuntar a un sonido con algo más de luminosidad pero que se contrarresta por las letras más crípticas y oscuras que Palermo haya escrito nunca. Sobre capas y capas de guitarras, maravillas de dream-pop pesado, space-rock con toques ambientales y querencia por el mejor rock alternativo de los 90, se construyen unas letras de sufrimiento y angustia que encierran más de lo que quieren expresar. La futilidad de la vida, la decepción con algunas personas (“Cuidado con aquellos / que se atreven a decirte / que todo irá bien” canta Domenic en “Vertigo Flowers”), la delgada línea que separa el sentimiento de seguir adelante con el de culpa, y la sensación de que yavhé, dios, alá, buda, confucio, elvis, maradona o la casualidad pueden en cualquier momento jugar tu carta y decidir que ya no juegas más, es más presente que nunca en este disco.

Palermo cree que “con este disco estamos teniendo más reconocimiento internacional después de todo lo que ha pasado, el público entiende todo nuestro mensaje como banda y la música al final trata de eso, de la vida”. Añade que “para esta gira estamos tocando el repertorio de nuestros dos discos así como del Split que hicimos con Whirr, esperemos que los próximos conciertos en vuestro país podamos reventaros los oídos como hicimos hace unos años.”

En cuanto a planes de futuro, Palermo comenta no tenerlo claro. “De momento acabaremos la gira europea y ya veremos qué es lo que nos depara la vida. Estoy escuchando mucho a Chain Of Flowers y Fear Of Men, nuestros teloneros de esta gira europea, no quiero dejar de recomendarlos pues me parecen increíbles.”

Nothing no alardean de llevar ninguna bandera salvadora para nadie, pero gracias a sus canciones cobra más sentido que nunca eso que se dice a veces de que la música puede salvar vidas y darle un sentido en forma de arte.

Nothing están de gira este otoño por Europa y recalarán este Octubre en nuestro país:

Miércoles 5 de Octubre: la 2 de Apolo, Barcelona.

Jueves 6 de Octubre: Moby Dick, Madrid.

Domingo 9 de Octubre: Las Armas, Zaragoza.

Escucha el disco en Spotify:

Recomendado

Comenta
To Top