Murnau B
Entrevistas

Murnau b: una conversación sobre nada en particular

Recuperamos la entrevista publicada originalmente en Shook Down UNDERZINE vol. 2. Murnau B estarán el viernes junto a Ainara LeGardon y Your Grace

L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona

Recuperamos la entrevista que Lluis Rueda y Murnau b nos concedieron hace justo un año, con la grabación del cassette que presentan este viernes en Sala Almo2bar -junto a Ainara LeGardon y Your Grace, dentro del ciclo CAROUSEL BCN- recién salido del horno. La entrevista se llevó a cabo días antes del concierto especial no-wave que realizaron junto a Mark Cunningham, embrión del ahora proyecto consolidado Blood Quartet.

Aprovechamos para anunciar que este viernes obsequiaremos a las 50 primeras personas con un ejemplar del Underzine 2, número en el que se publicó originalmente esta entrevista.

Una entrevista de Rubén Izquierdo. Fotografías de Xavi Piera y Frederic Navarro

Lluís: Va Rubén, ¿empezamos o qué? Por cierto, he dejado de fumar, tíos
Rubén: Pero si estás liándote un cigarro
Lluís: Es que esto se hace progresivo o no sale. Poco a poco (risas)
Kike: De todas formas si no hay olivas no hay entrevista
Rubén: También es verdad. ¿Con hueso o sin hueso?
Kike: Va. Sin

Mientras pedimos, Lluís enumera anécdotas sobre el viaje a Mallorca. “Putus Lost Fills, tio, quin aguante tenen” comenta rememorando su paso por Portocristo antes de centrarse en la entrevista.

Lluís: Va, va. Dispara, que nos líamos a hablar y no empezamos (risas)
Rubén: Venga va. Recuérdame los orígenes de Murnau B
Lluís: Pues empecé solo. Tenía una historia que se llamaba Mardou antes, en la que pinchaba vinilos y tocaba sobre lo que sonaba y tal.  Pero claro, aquello tenía tela. Iba con la guitarra, los vinilos y un teclado. Y para tocar era muy pesado. Era complicado de la ostia y además no era muy profesional: los vinilos eran de casa de mis padres… Así que al final lo dejé y le cambié un poco el nombre. Pasó de Mardou a Murnau B y seguí con la guitarra y los loops. Con el cambio le di más libertad al proceso

Rubén: De aquello a la formación actual qué pasó?
Lluís: Estuve algunos años tocando solo. Después compartí local con los Autohaus Stopanski, que después fueron los miembros del Petit de Cal Eril. Al final busqué una persona más fija que hiciese de batería, pero al poco se fue a vivir fuera,y yo estaba muy liado con el Petit, hasta que al final salí de la banda

Rubén: ¿Es cuándo reclutas a Càndid?
Lluís: Los dos dejamos El Petit a la vez. A Kike lo reclutamos poco después, en un Primavera Sound
Kike: No me reclustasteis. Me engañasteis (risas)
Lluís: A partir de ahí hubieron muchos cambios. Ahora todo tiene más una orientación de banda, ya no tiene sentido que lo haga solo. Ensayamos los tres, aportamos cosas juntos y  Kike y Càndid no son músicos al uso. Piensa que Càndid hace melodías, no es un batería de marcarte el ritmo y ya, que es algo que también se puede aplicar a Kike. Kike es como si tuviese una guitarra, un acordeón o un piano, y te crea todo eso a través del bajo. Ahora es un proyecto de suma, de banda. Ya no tendría sentido volver a lo original

Rubén: Kike, ¿tú cómo ves la evolución de Murnau? ¿Y qué aportas al grupo?
Kike: Lluís es un compositor compulsivo, y le gusta mucho la espontaneidad. Es algo que ya se veía en los discos que hacía solo. ¿Aportar yo? Para mi es un esfuerzo este rol, sobre todo porque me resulta nuevo. Yo también soy compositor, y mi rol aquí tiene un esfuerzo añadido, de potenciar el de estar y no estar. He aprendido mucho a generar con el teclado, y descubrir un mundo que al final le ha abierto al grupo una línea sonora con mucha personalidad. Es un reto y al mismo tiempo es muy divertido.
Lluís: Yo destacaría la coherencia que Kike le aporta al grupo. Es el que me dice lo que no puedo hacer, te hace ver lo que tiene sentido y lo que no. Piensa que a mi en el fondo me toca un poco las pelotas las notas y todo eso, y necesito a alguien como él que me diga si lo que propongo es viable.  En mi caso busco la libertad tocando, me da igual crear canciones. Y Kike puede convertir esa idea en temas, le da sentido a todo.
Kike: Bueno… Lluís es muy modesto. Compone canciones de verdad
Lluís:¿Tú crees? Yo lo que quiero es acabarlas. No me mataré en…  Busco la libertad, sobre todo lo demás. Si cambio la afinación de la guitarra, por ejemplo, es para buscar esa libertad. Que no tenga que pensar

Nos importa el poso, que quede un recuerdo bonito de Murnau B. Y crear un discurso como banda, también para nosotros

Rubén: Esa libertad también se ve en cómo comunica el grupo. Desde fuera no parece que os obsesione tener un mayor o menor reconocimiento. Da la sensación de que tocáis más para vosotros que otra cosa
Lluís: Nunca hemos tenido el debate de llegar a algo más. Nos gusta mucho tocar, somos muy fanáticos de la música y mantenemos un cierto espíritu teenager que ya nos va bien mantener. Y seguimos admirando las primeras discográficas indies, el espíritu de todo aquello… El concepto de tocar prima más que todo lo demás. Si saliésemos más en prensa podríamos tocar más, cobrar más, pero no sé. ¿Para qué? Al final lo que nos gusta es tocar y ya
Kike: Lo que hay es ganas de hacer buena música, que en el fondo es lo importante. Crear, hacer discos, lo que quedará después… No importa ni siquiera el proceso, importa lo que quedará. Si te centras ahora, con la edad que tenemos, ves que estamos en un momento de explorar la música sin más pretensión que esa. Si trabajamos y lo editamos ya lo escuchará la gente
Lluís: Nos importa el poso, que quede un recuerdo bonito de Murnau B. Y crear un discurso como banda, también para nosotros. Cada momento de la banda se refleja donde tocamos y todo eso

Rubén: Eso me hace pensar en el bolo de La Escocesa de hace un par de años. No vino mucha gente pero creo que todos los que estuvimos recordaremos siempre aquella tarde [Nota: Murnau B compartieron concierto con el artista Llapispanc en su taller, residente en La Escocesa]
Lluís: Enlaza con la idea de tocar que te comentaba. Aquel concierto fue un poco eso, tocar durante dos horas o dos horas y medio y tratar de hacer algo original. El 80% del bolo fue improvisado, con Llapispanc de invitado tocando en su taller. La música la final no es sólo la música, al menos la que intentamos hacer nosotros. Es una forma de expresión, que es algo que puede sonar pretencioso pero que en el fondo es lo que sentimos. No buscamos hacer arte ni nada sobrenatural, somos personas muy normales para eso, así que en el fondo supongo que simplemente hemos encontrado nuestro camino aquí.

Lluís Rueda, en el taller de Llapispanc // R. Izquierdo

Lluís Rueda, en el taller de Llapispanc // R. Izquierdo

Rubén: ¿Y qué camino es ese?
Lluís: No repetirnos ni chocar contra una pared. Tener la sensación de que cuando caminas vas hacia adelante, e ir dejando nuestra historia aquí, para quien quiera conocerla. Al final todos hemos pasado por otras bandas y todos hemos tenido la sensación en un momento u otro de no tener claro el camino a seguir, si lo estás haciendo bien y todo eso. ¿El camino es hacer y tocar en un circuito establecido por otros? ¿Es estar apoyado por la prensa estandarizada? A mi eso no me interesa, que se lo queden otros.

Si haces la tuya y al final viene la prensa estandarizada y te dice que de puta madre pues de puta madre será. Pero yo lo que quiero es sentirme libre a la hora de tocar

Rubén: Te veo cansado
Lluís: No, para nada. Pero toda esa movida no me llama. Cuando estuve en El Eril con Joan aprendí mucho, y pasamos momentos muy buenos juntos. Fueron años bonitos, en los que aprendí a ser músico… Joder, ¡si no sabía hacer ni una puta prueba de sonido al empezar! Pero de ahí a tocar en sitios donde no me motivo… Pierdes la libertad y acabas en unas estructuras que te llevan a no disfrutar. Y en Murnau B tratamos de que eso no pase. Si hacemos la nuestra y al final viene la prensa y te dice que lo haces de puta madre pues será de puta madre, claro, pero si no da igual. Y con eso no me posiciono como anti nada. Simplemente quiero ser libre a la hora de tocar.
Kike: Yo desde mi perspectiva lo veo un poco diferente. Pero Lluís es el compositor
Lluís: Va, Kike, eso es relativo. Todos tenemos la misma portancia dentro del grupo
Kike: De todas formas en parte sí somos un grupo algo especial, porque los tres somos compositores. Por mi vivencia personal, me he acostumbrado a vivir rodeado de artistas. Trabajar en La Escocesa me hace convivir con artistas visuales, pintores, etc. Al final valoras vivir la experiencia de crecer como artista, que es algo que de hecho he aprendido también de Lluís. Artista sin la etiqueta snob o desagradable que al final ha quedado como tópica. Artista de mierda no. Artista de artesanía. Lluís es un artesano, un creador. Yo he aprendido de él a eso, a ir a Londres, tocar con peña para seguir un proceso creativo
Lluís: Por eso me interesa tocar siempre con otros grupos, independientemente de donde sea. Grupos que nos mole, que nos motive para seguir. De Lee Ranaldo a Lost Fills. Ves procesos creativos y aprendes. Los Lost Fills son unos punkis pero están comprometidos con lo que hacen. A mi ese compromiso con uno mismo y con las ideas de cada cual es lo que en realidad me gusta y me empuja a seguir.

Murnau B

Rubén: ¿Varía mucho, a nivel emocional, pasar de tocar con Lee Ranaldo a hacerlo con Lost Fills? Por hablar de dos extremos, digo
Lluís:   Yo estaba más acojonado con Lee Ranaldo, claro. Es alguien a quien admiro mucho, y eso te crea un compromiso un poco raro contigo mismo. Es extraño porque intentas no defraudar a alguien a quien en realidad no conoces. Y a Lost Fills pues me da igual si los defraudo porque sé que me perdonarán (risas). De todas formas en el fondo da igual. Cuando subo a tocar simplemente intento hacerlo bien. Me gusta sentirlo, hacerlo guay. Ya sea en La 2 con él o en centro cultural a las seis de la tarde. Y tampoco me importa si hay una persona o cien. El directo es para disfrutarlo. La diferencia es más en pensar que conocerás a alguien a quien admiras.

Ruben: Sé que eres muy fan de Sonic Youth, así que tengo que preguntártelo. ¿Cómo fue el trato personal con Lee Ranaldo?
Lluís: Estuvo totalmente a la altura. Y en el trato humano las superó.
Kike: A mi de todas formas el concierto no me gustó mucho
Lluís: Bueno, pero es que lo ha sacado ahora es un formato muy diferente
Kike: Me chocó el hecho de que mucha gente vino por ser fan de Sonic Youth y claro, el disco es otra cosa. Al final sonamos más nosotros a Sonic Youth que él, salvando la enorme distancia que hay entre ellos y nosotros, claro (risas)

Rubén: ¿Fue un bolo de los experimentales?
Kike: Hubo un tema con una progresión de tres temas que fue un reto. Era nuestro tercer bolo juntos, y en parte era mucha presión abrir para él. Resulta que Càndid tocó totalmente al revés. Si era a negras pues a blancas. Y el final coló, pero no veas que manera de sufrir
Lluís: A mi me sonaba raro, no pillaba que era (risas)
Kike: Jugar en esos márgenes creativos en los que nos movemos te permite adaptarte. Eso es algo que te da muchas tablas, cuando salvas algo así creces la ostia como banda
Lluís: De todas formas quiero recalcar que más cosas experimentales que Lee Ranaldo no las ha hecho nadie. Está fuera de sospecha ahí. Si ahora a los 56 o 57 le da por hacer un disco más de pop está en eñ pleno derecho de hacerlo. Y si alguien se pone purista pues decir que también ha sacado el proyecto de Glacial, donde hace bolos experimentales [nota: Glacial Trio es el proyecto que Ranaldo comparte junto al guitarrista David Watson y el batería Tony Buck]

Rubén: Vamos, que hubo buen rollo
Lluís: Totalmente. Y como personas me sorprendió su actitud. Era como una banda que empieza.  El trato en el backstage era el mismo que te puedes encontrar con Maurici, que es una de las personas más accesibles con las que hemos tocado.

Rubén: ¿Recuerdas alguan anécdota?
Lluís: Con Steve Shelly nos intercambios los discos también. Le pedí que me firmara el suyo y me dijo que sí, pero yo si le firmaba el nuestro. De todas formas ya sabía como eran. Los conocí en Nueva York, con Thruston, y entonces ya me parecieron tíos muy normales

Rubén: ¿Y a Kim Gordon?
Lluís: Personalmente no he tenido la suerte de conocerla, pero me flipa todo lo que hace. Hace poco la vi en París con Body/Head (nota: hace referencia a un concierto de 2014)

Murnau_02

Rubén: ¿Os gustó en el Primavera? Me sorprendió la gente cantidad de gente que se marchó a la mitad
Kike: Quizá no era el momento para un concierto así
Lluís: No creo que sea un problema de ellos. El disco es brutal, a mi me flipa y lo he escuchado muchas veces.
Kike: Estoy de acuerdo, pero para mí hay cosas que no se deben de programar en determinados sitios. Programar algo como lo de Kim Gordon en un macrofestival para mi es un error. Tocando 35 bandas a la vez… Para mi es un bolazo para ver en otro contexto, para entrar en el rollo y dejarte llevar. Si estás en un marasmo de conciertos como es el Primavera creo te pasa lo que pasó, que la gente se va
Lluís: Yo ya te digo. En París me flipó. Y en el Primavera me gustó también. No todo tiene que ser fácil y accesible
Kike: Pero ese es otro debate, ¿no?. Festival ya te dice la palabra de donde viene. Es fiesta. Otra cosa
Lluís: Me estoy acordando del festi. Joder, trabajar durante el Primavera es muy duro. Los que estamos en el stand sufrimos mucho (risas). De todas formas, volviendo al debate… yo me veo reflejado mucho en Body/Head y en todo lo que proviene de ellos. Su modelo es el que me gustaría seguir: sacar discos que sabes que no serán de radiofórmula y hacer lo que te da la gana. Es gente de la que es imposible tener toda su discografía. El propio grupo ya tiene tantos sellos que te pierdes. Sonic Youth Records, movidas que hicieron en los 90… Y luego está lo de tocar en tantos grupos, montar tantos proyectos paralelos, ir a Nueva York para tocar ante 15 personas… Ves a Thurston bajando de un Daewoo hecho caldo para tocar ante esas quince personas y te preguntas si este hombre tiene la necesidad de tocar y ves que al final lo hace porque le sale de los cojones y le mola. Es volver a la idea de libertad que  decíamos
Kike: Arriesgar e investigar

Rubén: ¿Vosotros estáis más en la línea de investigar o la de arriesgar?
Kike: Bueno cuando escuches el casete nos lo cuentas
Lluís: Te vas a cagar (risas)

Grabamos el cassette en una mañana. Càndid cree que es lo mejor que hemos hecho nunca

Rubén: Contadme cómo fue la movida del cassette
Lluís: Lo grabamos un sábado por la mañana. Teníamos que ensayar el día antes pero no pudimos por una movida de Càndid. Al final grabamos sin ensayar, pero como la idea era hacer un único ensayo tampoco sé si el resultado hubiese cambiado. Le dijimos a un colega que le diese al rec y ala, a grabar. Càndid dice que es lo mejor que hemos hecho nunca… Es algo muy experimental

Rubén: Me estás presionando ahora… Espero que la edición esté a la altura
Lluís: Queríamos variar respecto al disco, que era una impro muy larga. Buscamos hacer canciones más concretas y cortas, más hardcore/punk. Como Càndid y Kike vienen del hardcore no costó llegar allí, así que creo que el resultado final es muy experimental y muy diferente a lo que teníamos. Es investigación
Kike: Y hay un regalo más accesible

Rubén: ¿Pero consideráis Orgia un disco pop?
Lluís: En cierto modo podría serlo. Lo grabamos con Colomo. El primero lo grabó Joan Pons del Petit.
Kike: De todas formas son discos densos
Lluís: Pero es pop. Lo que pasa es que ahora la peña se compra una guitarra acústica, habla de su gato o de que se ha tomado un café con leche al despertarse y te lo vende como pop. Pop en realidad viene de popular… ¡si Kurt Cobain decía que hacía pop!
Kike: Yo tengo otra visión. Hay un objetivo de comunicación con la audiencia. De accesibilidad con la audiencia

Rubén: Yo la que veo más pop es la de Modernus.
Lluís: Es la más diferente, aunque tiene un evolución final. Creo que está bien que no sea todo distorsión y salidas de tono. Podemos tocar sin (distorsión), aunque se investiga igual. El desarrollo final lo hicimos el día antes, y está hecho a partir de tocar mirándonos, porque nunca sé cuando Kike hará el cambio  (risas) No es ruidosa, aunque es tan pop como las otras. Pero es lo que te decía. No no entiendo el pop como mainstream. ¿Daniel Johnston es pop?

Rubén: Bueno, es antifolk, ¿no?
Lluís: ¿The Missing Leech es pop? El pop no es mainstream por decreto… Yo con Maurici me puedo sentir mucho más identificado que con Love of Lesbian, por ejemplo. Y en teoría llevamos guitarras que se enchufan como LOL. Con Maurici al final hay caminos que convergen en actitud y en otras cosas.

Rubén: ¿Entonces hay pop en el underground?
Lluís: En el underground puede haber pop, ¿por qué no va a haberlo? A mi al final lo de las conexiones es algo que me toca las pelotas un poco. Al final un día haremos un acústico y ya está.

Rubén: Cuéntame lo de las conexiones
Lluís: Te pondré un ejemplo. Minutemen y Black Flag… ¿tienen una conexión sólo porque estaban los dos grupos en SST? Pues no. ¿En qué se parecen? Se parecen en la concepción, en la esencia. Al final la forma es lo de menos.
Kike: Es un mensaje. En todos ellos lo que había al final era un intento de ir sin límites, de transgredir. A veces transgredir también es transgredir a tu público. Los Hüsker Dü pasaron del punk al pop. Sería un poco eso

Rubén: ¿Una transgresión vuestra qué implicaría?
Lluís: Ostia, pues no lo sé. Hacer un concierto de versiones de los Beattles sería transgredir para el que más o menos nos venga siguiendo. ¿No?
Kike: O tocar con gente con quien no tienes las historias resueltas y llevarlos a tu rollo. Eso sería transgredir: traer a tus mayores enemigos y hacerlos sufrir con mucho ruido (risas)

Rubén: Habladme un poco del ausente. ¿Qué hay de Càndid? ¡Es alguien que no cae mal a nadie!
Lluís: A nadie que no lo aguante en una banda, dirás.  (risas)

Para Càndid tocar es la vida. Tiene la motivación más grande que le he visto a nadie sobre un escenario

Rubén: Acabará teniendo una pátina mística
Lluís: Es un tío ultra motivado con todo. El otro día en la escuela de música de mi mujer vino un bailarín de El Salvador. Le propuse a Càndid hacer una perfomance y se plantó allí, dispuesto a todo. Tocamos la performance y al acabar me vino todo emocionado: “Tiu, Lluís… El nostre millor bolo de sempre”.  Siempre lo dice, pero lo dice porque se emociona mucho tocando. A veces al acabar se pone a llorar. Me acerco para ver como está y me dice que la emoción le puede. Para él tocar es la vida, tiene la motivación más grande que le he visto a nadie.

Rubén: ¿Cómo vivistéis el homenaje a Zeidun que organizaron Gent Normal y La Fonoteca Barcelona?
Lluís: Bien. Creo que aquello fue sobre todo un acto de justicia
Kike: Es la banda más colgada del indie/punk. En el mejor sentido de la palabra
Lluís: Representan todo lo que hablábamos antes.
Kike: Y son unos creadores de puta madre
Lluís: Es que lo que han hecho Mau y Colomo, por ejemplo, es algo para valorar. Grababan discos en Galicia cuando no había Internet, con doce años. Doce, ¿eh? Sus padres les llevaban a los bolos.. y llevan desde entonces tocando y abriendo el camino para otras bandas. Claro, de aquí solo te sale admiración máxima
Kike: Yo admiro mucho su autonomía. A mi de Càndid me sorprende su oído, y su faceta como compositor, que es fantástica. Le da a cualquier tema un toque diferente, aunque no le mole la canción. Y se la llevará a su terreno hasta que quede bien.
Lluís: Y tiene un background de la ostia. Ha editado como 30 discos a lo largo de su carrera. Zeidún, El Petit de Cal Eril, Nemesis, Red Sexy Band, que era un proyecto que tenía Càndid con Colomo y que era Autodestrucció tal cual (risas). Y Joan es como Càndid. Es un tío que a lo mejor está liado con lo de Estrella, le llamas para grabar un disco y te dice que sí a la primera. Sin pensárselo. Es puro compromiso, y un tío de puta madre. Tiene un espíritu punki que es la ostia

Rubén: Nos queda hablar de la portada de L’Orgia Barcelonina (o Barcelona es repobla)
Kike: Cuadró todo de manera fantástica. Pensamos en un artista de La Escocesa, y llegamos a David Franklin. Nos ofreció no hacer solo la portada, sino más cosas. Al final hay una conexión artística entre él y nosotros, de gustos compartidos. Creo que en el vinilo se verá más el resultado final. Si lo ves, parece que Barcelona haya sido bombarbeada. Es un ataque a Barcelona, a su actitud de no moverse. Al quedarse en el establishment y no quejarse del contexto actual, que muy bueno no es.

Rubén: ¿Nos hemos acomodado?
Kike: A nivel musical, creo qu en los 90, hablando de música popular, podías escuchar cosas mucho más extremas. Había transgresión. Ahora, en el mundo de la música, y estoy hablando de la que sale en los medios generalistas, no hay equivalentes de mala leche que lleguen al gran público. Y eso que estamos en un contexto de crisis. Dejemos de pensar cerebralmente. Las letras son cerebrales, pero todo lo demás es tal com raja.

Rubén: Deberíamos ir acabando. ¿Qué esperáis del futuro?Kike: Nos gustaría seguir conociendo mundo. Girar y tocar con otras bandas.
Lluís: Y probar cervezas de todo el mundo (risas)

Rubén: En eso coincido
Lluís: Al final estarás conmigo en que ni tu ni yo hacemos esto para ganarnos la vida. Si al final te llega el momento pues mejor, pero parte de una inquietud diferente. Te hace feliz y te juntas. Es hacer las cosas porque te gustan. La intención es hacer las cosas. Lo que venga después ya vendrá.

Sobre J’Habite Un Ryant Pais:

“El disco supone una mirada atrás, a la adolescencia, cuando el exceso hormonal acumulado en los huevos hacía que nuestra escala de valores fuera otra muy distinta a la que hemos acabado adoptando por la presión social y la teórica madurez en la que nos encontramos…En esa escala de valores estaba en primer lugar la diversión, que no la felicidad, el sexo, que no el amor y  la curiosidad , que no el conocimiento. Bueno ya sabes, todos hemos pasado por eso alguna vez.

El título es en realidad el título de una obra de Jean Dubuffet, el pintor asociado a la corriente del art brut (rechazo al arte institucionalizado, a la formación artística académica, etc). Es decir, la expresión como el último vestigio de nuestra naturaleza instintiva y animal. Eso que tiene que ver más con la adolescencia que con la jodida madurez”.

Todos los temas de Murnau b. salvo The last mistress, una manipulación del tema original de Body/Head (Matador Records, 2013).
Fotografía y artwork: Frederic Navarro

Publicado por Shook Down, 2014

(1-Angoixa adolescent 2-Singulars, particulars 3-Autodestrucció 1, 4- The last mistress, 5-Jack Duluoz, 6-El nen màgic, 7-Autodestrucció 2, 8-Moments De Màgia Artificial, 9-Electricitat)

 

Recomendado

Comenta
To Top