Entrevistas

Mihassan nos presentan Cromadísismo

Hace poco entrevistamos a los Súper Cadáver, y cuando aún no habíamos acabado  de asumir lo mucho que nos gustó su nuevo trabajo va y pum, nos enteramos que acaban de tocar con Mihassan. Mihassan es una banda de Madrid a la que le tenemos aprecio. Estuvieron en el único acto que hemos montado en Madrid, cuando presentamos uno de nuestros números impresos en La Integral, y sus propuestas musicales siempre han sido del agrado de la casa. Hace unas semanas lanzaban su esperada nueva propuesta, un segundo trabajo de estudio que llega bajo el título de Cromadísimo (Autoeditado, 2016).  “Las canciones se construyen a partir de samples mezclados sin cuidado, transformados y deformados una y otra vez”, cuentan en las notas de prensa sobre el proceso de trabajo de su nuevo trabajo. “Se trata de copiar una canción que ni siquiera existe. A partir de ahí el producto se refina y humaniza, y algunas veces el resultado final parece hasta tener resultado”, amplían sobre un trabajo que empezaron casi para compilar “todo lo que tocábamos sin tener grabado”, una suerte de fotografía vital del estado pro el que pasaba el grupo entre enero de 2015 y julio de 2016, momento capturado por la banda, completado con varias canciones “grabadas del tirón” durante el marco temporal en el que trabajaron para Cromadísimo.

Hemos charlado con ellos para saber un poco más sobre el álbum, lanzado a tiempo para cerrar el año con un buen sabor de boca. Con ustedes, Mihassan.

TEXTO: R. IZQUIERDO | FOTOGRAFÍAS: MIHASSAN

 Creo que el primer adelanto fue ‘Estoy muy guapo’. ¿Representa el sonido que buscabais en este trabajo?
En realidad, remezclamos “Estoy muy guapo” y “Puse un dinero” entre el adelanto y el disco. Grabamos las canciones en dos tandas, y cuando mezclamos los nuevos temas acabamos con un sonido que nos gustaba más y que intentamos replicar en lo que ya teníamos mezclado. En este caso sí puede decirse que es un sonido buscado y no accidental.

’Puse un dinero’ es otro de los adelantos del disco, un tema recurrente en vuestro directo. ¿Por qué era importante para vosotros incluirlos en este formato
Empezamos el disco como un recopilatorio de todo lo que tocábamos y que no estaba grabado, y aunque luego hicimos varias canciones del tirón, podría haberse llamado “Mihassan Enero 2015 – Julio 2016”. Bajo esta premisa, sabíamos que “Puse un dinero” iría en el disco y  se incluyó en el adelanto porque era la más viejecita.

No sé si el hecho de que ya la tocaséis en directo ha influido en el camino a seguir en vuestro sonido. ¿En qué creéis que habéis cambiado más entre disco y disco?
Ha influido totalmente. Lo que tocamos en el local o en directo es lo que va al estudio. Nos cuesta bastante incluir o eliminar cosas que ya tenemos masticadas. Nos han diagnosticado maquetitis aguda (risas). Y cambiar, hemos cambiado sobre todo las máquinas con las que hemos grabado, y quizás también hemos adquirido un exceso de cautela a la hora de ponerle el lazo a los temas.

Hablando de vuestro segundo disco, ¿consideráis que hay algún temática que sobresalga sobre los demás en el álbum?
El tema que se repite es quizás la primera persona. Hay bastantes canciones con un personaje que se suele lamentar de casi todo de forma exagerada y sin vergüenza. Como lo haría un millonario, como una parodia de eso que nos sale a veces.

En la nota de prensa se fijan varias influencias, entre ellas Fugazi. ¿Qué referentes tenéis a la hora de gestionar vuestra carrera como banda?
Somos básicamente como un falso autónomo cualquiera. Sin seguro médico.

No existen muchas ocasiones de ejercer la libertad de elegir si no existen opciones entre las que poder siquiera dudar

mihassan_02

Creo que sois un grupo totalmente autogestionado. ¿En qué encontráis más dificultades a la hora de mover el grupo? (comunicación, conciertos, etc). Y por encontrar el lado luminoso de la vida: ¿qué es lo que más valoráis de esa autogestión, más allá de la libertad de no depender de nadie?
La verdad es que todavía no tenemos clara la ventaja de que te lleven de la mano. ¿Quizá estar más en la pomada? Tampoco tenemos claras las ventajas de no depender de nadie. No existen muchas ocasiones de ejercer la libertad de elegir si no existen opciones entre las que poder siquiera dudar. Otro lamento (risas).

Leo en las notas: “las canciones se construyen a partir de samples mezclados sin cuidado, transformados y deformados una y otra vez”. ¿Cómo fue el proceso creativo del disco? ¿Cuáles fueron las principales novedades respecto al anterior? ¿Cómo trabajáis directamente las canciones?
Nuestro sistema de trabajo no ha cambiado mucho en estos años. David construye los temas a partir de samples que mezcla y manosea una y otra vez hasta que empiezan a tener un sentido, aunque sea solo en su cabeza (risas). Se va formando una canción a la que se van incorporando la batería, el bajo, las guitarras y la voz. Lo último casi siempre es la letra, que debe acomodarse a la melodía que ya está definida y cuadrar con el ambiente y los acentos. Muy importante los acentos.

Se suele destacar el directo como uno de vuestros puntos fuertes. ¿Cómo recordáis vuestros primeros conciertos? ¿Tenéis alguno que sea para vosotros como un punto de inflexión?
Sentimos un cariño especial por un concierto que organizó Fer Xplosion en Siroco, hace ya un montón de años. Fue de las primeras veces, si no la primera, que alguien que no conocíamos de nada nos llamaba para tocar. No vino casi nadie pero alguien habría que de repente empezaron a llamarnos para otros conciertos. A partir de ese momento nos empezaron a sacar de casa, y eso siempre se agradece.

Lo audiovisual juega un papel importante en vuestra puesta de escena. ¿Qué discurso visual os gusta seguir?
El discurso visual es el mismo que el musical. Mucho movimiento y ninguna regla. Eso sí mucho mucho más bruto y al ritmo.

En la presentación contasteis con la colaboración de Súper Cadáver. ¿Con qué grupos sentís más afinidad? ¿Os sentís parte de una escena?
Nos sentimos parte de un escena rara. Escasa de máquinas, aunque con muchas bandas que nos producen grandísima envidia y gusto. Súper cádaver sí, Raul Peligro, Papaya, El lado oscuro de la broca… Muchas.

Me hizo gracia esta cita de Autoplacer: “Mihassan son la antítesis del artista habilidoso, no componen ni graban científicamente, y no comprenden ni el circuito profesional ni a sus intermediarios. No saben tocar, pero te harán volar la puta cabeza con sus visuales y su electrónica bruta hecha con microbucles, guitarras eléctricas, y tambores”. No sé hasta qué punto enlaza con la autogestión que comentábamos al principio pero desde fuera me da esa sensación: que sois una banda más preocupada en hacer que las cosas funcionen como grupo que en proyectar una imagen en concreto. ¿Hasta qué punto os reconocéis en la cita?
Si cuando dices que nos preocupa que las cosas funciones como grupo te refieres a que funcionen nuestros cacharros y nada se cuelgue en directo estás en lo cierto: eso es lo que más nos preocupa la mayor parte del tiempo. La cita de Autoplacer es muy amable. Parece que no tocamos bien a posta y eso siempre es de admirar… Y desde luego lo de volar la cabeza de la gente es el objetivo. En un sentido figurado claro…

Escucha el nuevo disco de Mihassan en Bandcamp:

Recomendado

Comenta
To Top