L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Breves

Mascarpone celebra su tercer aniversario

Con el paso del tiempo Mascarpone Discos se ha convertido en uno de nuestros sellos favoritos. Su impecable selección y el mimo con el que José Guerrero trata las diferentes ediciones que presenta convierten en un acierto cada nueva escucha de su catálogo. Repasamos parte de su discografía en cassete, sazonada con algunos de los mejores discos de los últimos meses, aprovechando de hecho el estreno del videoclip de Picore, uno de sus próximos lanzamientos.

TEXTO: R. IZQUIERDO | IMÁGENES: MASCARPONE DISCOS

mascarponeBasta un vistazo a sus últimas referencias para comprobar que el sello es casi una extensión natural del gusto y criterio de su principal impulsor. A las cuidadas ediciones  en cassette de Yorch (proyecto personal de Néstor Sevillano), Flipping Colors o Cuchillo de Fuego hay que sumar la coedición en vinilo del Trae Tu Cara de Cuello lanzado junto a Bcore o los lanzamientos aparecidos ya en 2016 de Negro (Pureta), Segunda Persona (Faro Sencillo) o The New Lines, una de sus apuestas internacionales, estos de nuevo en cassette.

Como apasionado de la música, siempre me ha atraído la idea de montar un sello y estar involucrado en otros aspectos que rodean la música, no solo tocar”, nos aclara la semana en la que se presentaba el cassette de Negro. “Cuanto más música en mi vida mejor, ¡del modo que sea!”, prosigue antes de explicarnos el origen del nombre del sello, relacionado en parte con sus orígenes musicales en Valencia. “Ya lo utilicé hace años cuando me trasladé a vivir a Valencia y empecé a montar conciertos aquí”, nos cuenta sobre Producciones Mascarpone, embrión del sello en el que ha seguido presentando novedades de sus grupos o de formaciones amigas (además de las citadas habría que añadir Za! o Carmonas, confiriéndole al asunto un estilo ecléctico, que él mismo nos desarrolla). “Supongo que lo mejor es que un sello se especialice en una línea editorial concreta, pero en mi caso lo que quiero es editar lo que me gusta o parece interesante, sin tener que pensar en estilos concretos”, se sincera sobre la línea temática de Mascarpone, cuyo catálogo ha ido creciendo de manera exponencial. “No tengo un sistema de trabajo habitual, más bien un día escucho un disco que me gusta, y hablo con el grupo para ver si les interesa que lo edite. A veces también me interesa algún proyecto por su trabajo anterior y les propongo editar algún disco de rarezas o cosas que no estén editadas”, sistema utilizado por ejemplo en la edición de Pureta, con la que se recuperaban canciones inéditas de Negro.

UN ASUNTO PERSONAL. La personalidad de José brilla como un personaje más del catálogo de Mascarpone, ocupándose hasta hace poco de la totalidad de elementos relacionados con el trabajo interno del sello. “Es plena autogestión: hasta hace poco lo hacía todo yo, aunque últimamente mi pareja Miriam me va ayudando con algunos asuntos, y Ubaldo Fambuena, guitarrista de Cuello, colabora en los trabajos de impresión de las portadas desde su imprenta de Valencia”.

El formato también tiene mucho que ver con la personalidad o gustos de Guerrero. “Mis primeros discos fueron en cassette, y como mucha otra gente me grababa canciones en la radio con el radiocassette, además de hacer los típicos recopilatorios para mí o para mis amigos. El formato forma parte de mis comienzos en este vicio maravilloso que es la música”, rememora de entonces, admitiendo que el presupuesto también pesa a la hora de definir el desarrollo del sello. “Si por mí fuera lo editaría todo en vinilo, pero no tengo el presupuesto necesario para ello, así que el cassette es una solución intermedia para ir sacando cosas y no arruinarte rápido”, concluye. En ello influye también el bajón en ventas de los últimos años, algo que ha podido comprobar desde su rol como músico habituado al circuito de directos. “Se sigue vendiendo cuando tocas en directo, pero gente que te haga pedidos en la web no hay tantos. En el cassette también pasa: aunque vuelva a utilizarse no puede decirse que se vendan como rosquillas, aunque algo de interés hay. A veces me llegan pedidos de USA o Reino Unido, donde parece que está más normalizado el uso del cassette y la gente tiene más costumbre a la hora de comprar, pero en realidad hablamos de ventas que solo dan para mantener el sello tal y como funciona ahora, con tiradas de 40 o 50 copias por edición”.

Nuestra idea de hablar con Jose sobre Mascarpone viene del número anterior, cuando estuvimos charlando con los Za! sobre movidas de su interés. El nombre de Mascarpone surgió rápido, y Edu y Pau no dudaron en mostrar su admiración por Jose, un buen rollo que Guerrero confirma, remarcando su sintonía con los autores de Loloísmo (Discos La Gandula, 2015). “Son grandes amigos-hermanos, y tenemos una relación estrecha desde que les monté su primer bolo en Valencia en 2007/08. Desde entonces estamos casi hermanados a través de Betunizer y Za!, y de hecho hemos tocado juntos en alguna ocasión con La Orquesta del Trabajo Ganador”, movida de la que hablamos precisamente en el reportaje indicado.

UNA SELECCIÓN NATURAL. Tal y como comentábamos al principio, además de sacar a bandas amigas Mascarpone nos ha traído referencias internacionales, algunas de notable interés como la de The New Lines, estableciéndose siempre la relación a través de los grupos. “Suelo trabajar directamente con las bandas a las que me gustaría editar, y casi todas se muestran predispuestas, ya que no suelen tener distribución en nuestro país. Algunas no han podido por el sello de su país, y otras directamente no contestan, pero si ni siquiera se dignan a contestar a fin de cuentas no son el tipo de banda que me gustaría tener en Mascarpone”, lo que minimiza la pena.

Militancias como la de Mascarpone ayudan a acentuar todo lo que se viene cociendo en Valencia de un tiempo a esta parte, algo sobre lo que también le preguntamos. “Creo que están pasando cosas importantes, tanto a nivel de bandas como de gente montando conciertos o sellos editando cosas muy interesantes. Te diría que todos tienen en común algo que creo que es lo mínimo que habría que tener: una gran pasión por la música”, catalizadora de las sinergias desarrolladas a través de peña como Burka, Flexidiscos o La Residencia.

Antes de hablar sobre su proyecto más personal (Segunda Persona) le pedimos a Jose que nos resumiera sus sensaciones sobre algunas de las cintas que ha ido sacando a lo largo de estos últimos meses. Estas son las que forman parte de esta pequeñísima selección escogida por nosotros:

CUCHILLO DE FUEGO: Su disco me parece realmente cojonudo. Intensidad cortante y elegante. Y con unas letras que es de lo mejor que he oído en mucho tiempo. Ellos además son gente involucrada en ese templo autogestionado de Pontevedra, el Liceo Mutante, un sitio maravilloso llevado por gente maravillosa haciendo cosas maravillosas.

FLIPPING COLORS: La cinta la publicó Boston Pizza, yo luego coedité el LP en vinilo junto con otros sellos. Es una banda que también me gusta mucho y su disco es realmente bueno, aunque sean desconocidos para muchos, sus canciones deberían ser escuchadas por todo el mundo. Y además es la banda de Nick, bajista de Cuello y compañero mío desde hace mil años cuando empezamos juntos con Zener. Es como un hermano para mí.

Recomendado

Comenta
To Top