MArta Delmont
Entrevistas

Marta Delmont nos presenta Silver Blaze

L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona

Hace unas semanas presentábamos por aquí el nuevo sello Great Canyon, aventura que ha vuelto a unir los caminos de David Giménez y Joana Serrat, esta vez lanzando juntos un nuevo sello discográfico con el que aspiran a dar salida a algunos de sus grupos favoritos. La nueva aventura discográfica, de la que hablamos aquí, tiene en el Silver Blaze de Marta Delmont su primera piedra de toque,  un trabajo en el que de hecho la propia Joana se ha involucrado de manera directa, participando como productora y brindado también su apoyo como integrante de la banda que ha acompañado a nuestra protagonista en su debut discográfico, acompañada de algunos de los great canyoners que suelen girar con Joana en sus conciertos. Hemos aprovechado que el disco vio la luz el pasado viernes para saber más de la grabación de la mano de su principal protagonista, una Marta Delmont que, de hecho, cierra el círculo dejándose ver también en los nuevos directos de Joana Serrat.

Texto: R. IZQUIERDO | Fotografía: Great Canyon

Silver Blaze es tu disco de debut, y en cierto modo tu carta de presentación oficial. ¿Qué orígenes tiene el proyecto?
El proyecto empezó hace ahora un año, cuando David Giménez (Great Canyon) decidió apostar por mí. Es curiosa la forma en que empezó todo, porque dio conmigo a través de Instagram. Yo solía colgar fotos de discos y algún vídeo, y un buen día me encontré un mensaje suyo diciendo que le habían llamado muchísimo la atención mis referencias y mi manera de cantar, e interesándose por mis canciones. Decidimos grabar algunas demos en acústico en el estudio ACLAM de Barcelona y fue entonces cuando empezamos a plantear este proyecto seriamente. Hubiera sido impensable grabar este disco sin él.

¿Qué canciones crees que son las más significativas o representativas del álbum?
Creo que la identidad del álbum está muy marcada por el modo en que se enlazan los diferentes registros: la cara “roots” más clásica convive con los ambientes más vaporosos y contemporáneos, todo dentro de un paisaje melancólico. Eso es algo que se percibe al escuchar cada canción en el contexto del disco, pero a la vez lo veo muy presente, independientemente, en canciones como “So Much”. También le tengo especial cariño a “Reasons”. Creo que capta muy bien la esencia del disco.

Durante la grabación todo fue muy fluido y Joana se ha implicado muchísimo en mi proyecto desde entonces

El disco ha sido producido por Joana Serrat, que se ha involucrado también en la edición a través de Great Canyon Records. ¿Cómo fue la grabación del disco? ¿Hubo intercambio de sinergias con Joana?
Trabajar con Joana es un placer, es una persona con quien es realmente fácil conectar. Desde un principio hubo complicidad y nos entendimos perfectamente en cuanto al enfoque que queríamos darle a las canciones y las sonoridades. Durante la grabación todo fue muy fluido y Joana se ha implicado muchísimo en mi proyecto desde entonces. Creo que ha dejado su marca personal en el disco y ambas estamos muy satisfechas con el resultado.

En la grabación, de hecho, ha participado buena parte de la banda de Joana. ¿Cómo fueron las sesiones?
Las sesiones supusieron una inmersión completa en el disco, fue una experiencia que disfruté muchísimo. Llegábamos por la mañana y salíamos del estudio cuando prácticamente anochecía. ¡Apenas parábamos para comer y tomar aire!

¿Qué músicos te acompañaron?
Además de la propia Joana, en el disco participan Bernat Sànchez (guitarra eléctrica, teclados, bajo), Miguel Kersley (pedal steel guitar) y Toni Serrat (batería), de los Great Canyoners. Son músicos muy intuitivos, con un gusto excepcional y, además, el hecho de ser una banda ya unida y consolidada facilitó mucho las cosas. Después de la grabación, Joana me dio la oportunidad de unirme a sus Great Canyoners como guitarrista. ¡Es increíble poder tocar con ellos!.

También han colaborado Toni Mena, y Lluís Gómez. ¿Qué han aportado a las grabaciones?
Llamamos a Toni Mena (guitarrista de Roger Usart) para que añadiera algunas guitarras a “Reasons” y aportó registros nuevos, más “blueseros”, que exaltaron la intensidad de la canción. Una vez en el estudio, le propusimos grabar detalles para algunas canciones más y la cosa funcionó: riffs poderosos en “Countless Times” y líneas más dulces en “Stuck Here”. A Lluís Gómez, banjista de la Barcelona Bluegrass Band, tengo la suerte de conocerle desde que tengo tres años, y me hizo especial ilusión su colaboración. Teníamos muy claro que queríamos un banjo para “Some Old Bar” –la canción de carácter añejo por excelencia en el disco– y él es un músico excepcional.

Para “Reasons” queríamos sí o sí una voz masculina y Joana decidió comentárselo a Ryan, que quiso colaborar. Tiene una voz profunda que me encanta y ha quedado perfectamente integrada en la canción

En la entrevista que le hicimos a David para presentar el sello ya nos comentó que se aprovechó, en el buen sentido, la experiencia de Joana para algunos puntos de la grabación. Veo que que han colaborado Gavin Gardiner y Ryan Boldt, lo que supongo que habrá sido un privilegio. Esos intercambios con Canadá alcanzan a Harris Newman en la masterización. ¿Cómo valoras esos extras, con lo que imagino que no contabas al principio de componer los temas?
Fue realmente emocionante, y un honor, que dos artistas de referencia para mí como son Gavin Gardiner (The Wooden Sky) y Ryan Boldt (The Deep Dark Woods, Yarrow) accedieran a participar en el disco. Efectivamente, fue cosa de Joana: queríamos, sí o sí, una voz masculina para “Reasons” y decidió comentárselo a Ryan que, quiso colaborar. Tiene una voz profunda que me encanta y ha quedado perfectamente integrada en la canción. Lo de Gavin fue prácticamente una sorpresa. Estando ya en plenas mezclas en ACLAM, y vimos que a “Countless Times” le faltaba algo. Eso llegó a preocuparnos bastante, y surgió la idea de escribirle a Gavin. Pocos días después, al abrir el tema, me encontré una pista con guitarras nuevas que él había enviado. No me lo podía creer. Le dio a la canción el color que necesitaba. En cuanto a Harris Newman, había masterizado los dos últimos trabajos de Joana, además de haber trabajado con grupos como Arcade Fire, Vic Chesnutt o Tindersticks, y era una apuesta segura.

Hablando de la composición, saber cómo te gusta trabajar las canciones. ¿Llegaste al estudio con los temas cerrados?
Suelo componer en acústico: guitarra y voz. La verdad es que no sigo ningún tipo de rutina cuando escribo, es algo que viene por sí solo. Los temas llegaron al estudio muy desnudos en ese sentido, yo no había tenido previamente una banda con quien trabajarlos, de manera que los arreglos eran muy sencillos, apenas guitarra y voz. Por eso fue muy importante el papel de los músicos y de Joana, como productora, a la hora de integrar toda la instrumentación y perfilar las canciones.

Hablando de influencias, ¿qué escuchabas en el momento de crear y grabar las canciones?
En el momento en que compuse aquellas canciones recuerdo estar especialmente obsesionada con Conor Oberst, The War On Drugs… además de los clásicos que siempre me acompañan como Dylan, The Band o Gram Parsons. La grabación coincidió con una época Ryan Adams (que aún me dura), también mucho de Futurebirds o Mojave 3.

Escucha Silver Blaze de Marta Delmont en Spotify:

Recomendado

Comenta
To Top