L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Perfiles

Marissa Nadler: la gran dama del folk onírico

Marissa Nadler, fotografiada por

La cantautora folk Marissa Nadler ha logrado hacerse hasta la fecha con el favor de la crítica gracias a una carrera discográfica muy coherente, que ha aprovechado las particularidades de su onírica voz para trazar un discurso sostenido por la elegancia de su puesta en escena y el especial mimo con el que presenta sus producciones, tanto en el diseño artístico de sus portadas como en la manera de darle salida también en la web. Repasamos lo más granado de su discografía y rescatamos una de las muchas versiones que ha presentado a través de sus redes sociales en los últimos meses. Por RUBÉN IZQUIERDO. Fotografía de portada de TIMOTHY JAMES

  • Intenso y productivo 2012 para Marissa Nadler, con la publicación de su sexto trabajo de estudio, el celebrado The Sister, y varias versiones subidas por ella misma a sus redes sociales
  • La colección de covers le ha permitido autoeditar dos volúmenes con algunas de sus mejores versiones. De Dylan a Daniel Johnston pasando por Bruce Springsteen

Marissa Nadler, fotografiada recientemente por Timothy James

Marisa Nadler publicaba el pasado mes de mayo The Sister, último trabajo discográfico hasta la fecha de esta cantautora folk instalada en Boston. Hija de una pintora abstracta, Nadler ha estado siempre en contacto con el arte y la cultura, llegando a dar clases como profesora de Arte en Harlem durante un breve período de tiempo, aunque siempre ha encontrado en la música la mejor manera para expresarse.

Ilustradora y pintora además de cantautora, nuestra protagonista se ha caracterizado hasta la fecha por desarrollar una nutrida carrera discográfica, desde que editara en 2004 su Ballad of Living and Dying de debut, que dejamos en escucha sobre estas líneas. Desde entonces, cinco referencias discográficas más contando The Sister, además de varias publicaciones de versiones con espírity DIY, con los que ha acabado de dar forma a su recorrido discográfico. Covers Volume I & Volume II son las dos referencias que publicó con ese espíritu, publicando algunas de esas versiones en su Soundcloud personal, donde podemos recuperar algunas de las versiones realizadas sobre Springsteen y Dylan, así como la (deliciosa) versión de Daniel Johnston que aquí recuperamos, True love find you in the end.


Marissa Nadler, True love find you in the end.

Versiones al margen, Nadler ha consolidado su carrera gracias a las distintas publicaciones editadas por sellos como Eclipse Records, donde lanzó sus primeros trabajos o Kemado Records, con el que editó en 2007 Songs III: Bird On The Water. Little Hells, publicado en 2009, fue uno de sus trabajos que más repercusión tuvo entre la crítica, logrando valoraciones excelentes en medios como Roling Stone, Mojo o Pitchfork, siendo el citado The Sister su último trabajo hasta la fecha, un LP autoeditado e integrado por ocho temas, con el que mantiene intacta su vitola creativa, gracias a las tonalidades de una voz muy característica, que ha servido para que se la entronque con músicas y sonidos mitológicos con cierta frecuencia, una imagen que en parte ella misma se ha encargado de consolidar atendiendo al mimo con el que ha presentado su obgra discográfica.

Ese mimo es el que caracteriza también su última propuesta. The Sister funciona en ese sentido como una rigurosa continuación de los anteriores, algo que remarca ya desde el tema de presentación, ese emocionante The wrecking ball company, donde su guitarra acústica arropa la candidez de una voz convertida en firma autoral, a la que eleva de manera exponencial en este corte despojándola de cualquier otro tipo de instrumentalización.

Trabajo personal e introspectivo -además de en la composición Nadler se involucró personalmente en su distribución online- la autora de Ballads Of Living & Dying  mantiene el sentido onírico de sus creaciones como gran baza a jugar para explotar los recursos del álbum, un dream-folk que huye en parte del boom de lo dream para apoyarse también en una base folk a la que sabe sacar provecho, sintiéndose cómoda en ese rol de musa mitológica con la que la crítica recibió sus primeras publicaciones, tendencia sabiamente explotada por una Marissa cuya fórmula no da señales de agotamiento.

Recomendado

Comenta
To Top