Extras

La poesía ilustrada de Paula

Al descubrir las ilustraciones de Paula Bonet, una especie de mariposa te recorre el cuerpo hasta la espina dorsal. No son solo imágenes, trazos, contornos desordenados o las mejillas rojizas de sus protagonistas. Sus ilustraciones, marcadas por una naturalidad expresiva, nos cuentan historias y nos transmiten sentimientos. Por IRENE MASOT

Una de las obras de la artista de Vila-Real // PAULA BONET

Nacida en Vila-Real, Castellón, Paula Bonet es licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Valencia, con estudios en Nueva York, Chile e Italia. Su estilo era al óleo, sin embargo “la necesidad de emitir unos determinados mensajes que con la pintura al óleo, llegaban tarde, caducaban. Tenía que encontrar algo más inmediato y más fresco que el óleo”, aclara. Así que canvió los pinceles y el lienzo por la tinta china, la acuarela y el bolígrafo, pues según ella “es más rápido y directo”. Maestra de lengua y literatura, Paula se dedica a la ilustración desde hace poco más de un año.

Sus figuras del mundo real, quienes parecen tener una mirada melancólica, adornan portadas de cedés, libros, videoclips y más de dos paredes de comedor, galerías o locales de moda.

La tinta china y la acuarela, dos constantes en su obra // PAULA BONET

Hablamos de poesía ilustrada llena de metáforas y contradiciones, de lobos y de gorriones, de excusas y de versos de Nacho Vegas, Love of Lesbian, La Bien Querida, Tachenko, María Leach o Isabel Escudero.Dibujos cargados de sinceridad que nacieron sin ninguna pretensión, pues formaban parte de un mundo privado y que en ningún momento se planteó compartir. Ahora, Paula Bonet se dedica a ilustrar sueños y mezclar fantasías de unos personajes que parecen esconderse detrás de unas mejillas encendidas.

 

Recomendado

Comenta
To Top