L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Cultura

Globos de Oro: reconocimiento al experimento Boyhood

Boyhood

¿Se cumplirá el tópico en aquello de que los Globos de Oro son la antesala de los Óscar o volverán a producirse diferencia entre un palmarés y otro? No lo sabremos hasta el 22 de febrero, aunque es probable que el rotundo triunfo de esta madrugada de Boyhood incline la balanza a su favor frente a otras candidatas. Su apuesta premia el ejercicio de riesgo de Richard Linklater con Boyhood y templa las opciones de los biopics La Teoría del Todo (un único premio) y The Imitation Game, que se fue en blanco.

Boyhood vs The World. Se cumplieron los pronósticos y Boyhood se proclamó como la gran vencedora en la ceremonia de entrega de los Globos de Oro. La trama urdida por Richard Linklater, doce años rodando la vida de un niño, se llevó el galardón de Mejor Película en Categoría Drama, consiguiendo consolidarse como uno de los experimentos cinematográficos más arriesgados en ser reconocido por la industria. ¿Repetirá jugada en los Óscars? El 22 de febrero lo sabremos.

Consciente del mérito de lo conseguido, Linklater no olvidó a su productor, Jonathan Sehring, en el momento en el que recogía el premio a Mejor Director, agradeciéndole la confianza por haberle garantizado la financicación del film aún con diez años de trabajo por delante, dedicándole el éxito del film a “todas las familias, que lo hacen lo mejor que pueden en el mundo”.

Boyhood se llevó también el premio a Mejor Actriz de Reparto (lo recogió una exultante Patricia Arquette), categoría en la que rompió pronósticos al dejar sin premio a la habitual Meryl Streep, actriz con más Globos de Oro a lo largo de la historia de los premios. Con todo, la catarata de premios para Boyhood reconocen además al bueno de Richard Linklater, autor de otros experimentos de menor riesgo como la trilogía protagonizada por Ethan Hawke y Julie Delpy.

En comedia, sorpresas. Mayores sorpresas hubieron en el apartado Comedia/Musical, donde se daba por seguro el triunfo de Birdman. La cinta de Alejandro González Iñárritu cumplió los pronósticos sólo en parte, llevándose los premios en Mejor Guión Original y Mejor Actor en categoría Comedia/Musical, para acabar pinchando en aquella donde se daba por seguro su triunfo: Gran Hotel Budapest se llevó el premio a Mejor Película Comedia/Musical, lo que hizo que la balanza global quedase inclinada a favor de Boyhood. ¿Será Gran  Hotel Budapest la principal rival de Boyhood en los Óscar? Lo cierto es que podría serlo, ya que Wes Anderson es, como Linklater, otro de los directores que la Academia podría premiar para reconocer lo logrado estos últimos años, así que nunca se sabe.

Julianne Moore, rumbo a los Óscar. Juliane Moore y Eddie Redmayne cumplen los pronósticos. Donde no hubo lugar para sorpresas fue en las categorías de Mejor Actor y Actriz en categoría Drama. Julianne Moore quemó una etapa más camino de su primer Óscar recogiendo el premio por Siempre Alice, mientras que Eddie Redmayne hizo lo propio por su interpretación en La Teoría del Todo, donde da vida a Stephen Hawking. Las dos películas están pendientes de estreno en España, aunque las quinielas les señalan como claros favoritos en los premios de la Academia.

Amy Adams completó la nómina de actores premios gracias a su papel por Big Eyes, la apuesta del año de Tim Burton… que vio como el premio a Lana del Rey volaba en favor de John Legend y su tema compuesto para Selma.

Entre Charlie y Corea del Norte. Los Globos de Oro no se olvidaron de Charlie Hebdo, quedando la noche trufada de alusiones al torrente de solidaridad desatado a nivel internacional en favor de las víctimas de la redacción del semanario francés. Más irónicas fueron las alusiones a la polémica desatada por Sony, Corea y demás. Se daba por hecho que la bis cómica de Tina Fey aprovecharía la polémica y las alusiones no faltaron.

En resumidas cuentas podría decirse que nada parece decidido de cara a los Óscar en las categorías principales (aunque Julianne Moore lo tiene todo para ganar en la categoría de Mejor Actriz), si bien la sólida apuesta de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood por Boyhood podría hacernos ver por donde ira el asunto. La respuesta, el próximo 22 de febrero.

La pequeña pantalla ya es grande. Si algo viene dejando claro todo el meollo de los Globos de Oro es que la llamada edad de oro de la televisión ha logrado prácticamente equiparar en importancia la entrega de sus premios cinematográficos que los televisivos. El nivel de nominados y premiados habla por sí solo, así que redundar en ello sería un ejercicio tan pesado como absurdo, que nos evitaremos resaltar.

Remarcaremos en cambio los aires de cambio que parecen asomarse a la pequeña pantalla. Netflix es ya más que un fenómeno pasajero y las plataformas online (Transparent llegaba bajo el amparo de Amazon Prime) van ganando terreno frente a apuestas más convencionales, como lo muestra además el hecho de que casi todas las series premiadas este curso eran de nuevo cuño

Los aires de cambio alcanzaron también a los premios, apeando de la lista de galardones a dos de las grandes favoritas, como The Good Wife en Drama y True Detective en Miniserie. La primera sucumbió ante The Affair, sorpresa relativa al imponerse a series mucho más populares como House Of Cards o Juego de Tronos, un triunfo reforzado además por el triunfo de Ruth Wilson en el apartado de Interpretación Femenina, mientras que la segunda hizo lo propio con Fargo, principal responsable de dejar a cero a True Detective.

Kevin Spacey si que cumplió los pronósticos y sumó su primer Globo de Oro tras siete intentos previos por su papel de Frank Underwood en House Of Cards, cerrándose el cupo de premios en el apartado dramático con la estatuilla para Joanne Froggatt por su papel en Downtown Abbey en la Categoría de Actriz de Reparto, categoría en donde no hay separación Drama – Comedia.

Si en Drama hubo sorpresas en Comedia se ratificaron sensaciones: Transparent se llevó el reconocimiento a Mejor Serie, desbancando a la veterana Girls, la consolidada Orange Is The New Black y las debutantes Silicon Valley y Jane The Virgin, mientras que Jeffrey Tambor y Gina Rodriguez se llevaron el premio a casa por sus papeles en Transparent y Jane de Virgin.

En el apartado de Miniserie o Película para Televisión Fargo sacó la escoba y arrasó, con permiso eso sí de Maggie Gyllenhaal, premiada por The Honorauble Woman. La relación completa de premiados puede comprobarse aquí, en el apartado cine, y aquí en el televisivo.

Recomendado

Comenta
To Top