Underzine archivos

Generación Genética: “Si no lo entendéis es porque sois viejos”

Veo que van a quitar la terraza y dentro no se puede estar del pestazo a fritanga, por lo que me voy al Freedonia que es donde sucede casi todo últimamente en el Raval y alguien me ha dicho que Coagul toca esa noche. Es una fiesta organizada por el Cardevore y, como es normal, veo a Samu sufrir de lo lindo intentando sonorizar a los grupos que amenizan la velada antes de Coagul, que representa que es el plato fuerte de la noche. Al saludar al Samu pienso que podría escribir un libro bastante entretenido de todos los grupos de mierda underground que han pasado por ahí y no han tenido ni un mes de trayectoria. Esos son los mejores, vaya, como un polvo de una noche, sin futuro alguno, del que tienes que escapar por la cornisa al día siguiente sin despertar al gato. Uno de esos grupos podría ser Generación Genética. Pero es que Generación Genética no son ni siquiera un grupo de música, son un estado de ánimo, una evasión de la realidad, una vergüenza ajena aceptada por todos, como la primera vez que tu primo autista enseñó la polla en la cena de Navidad y dio envidia por su permitida falta de filtros. Imaginad la banda sonora de una pesadilla, el sonido que anticipa una escena terrible pero que se mueve tan lentamente que no sabes si se aleja o se acerca, el no saber si el terror ha sucedido o está a punto de suceder, una espera incierta, el pánico, el estar follando muy borracho y no querer abrir los ojos porque tienes la sensación que estás a punto de correrte en la cara de un familiar cercano.

Sobre el escenario una salida de audio desde un portátil roñoso soltando bases de noise y sintonías anime, y tres niñatos de no más de 20 años con micros distorsionados recitando frases inconexas, entre el silabeo trap, y la rima de un Martí i Pol de ketamina, mezclando discursos antagónicos entre ellos. Feminismo, extremaderecha, comunismo, paz en el mundo, esvásticas en la frente, tags gayfriendly, homofobia, flow vegano, racismo, cánticos de muerte hacia Ada Colau, simbología animalista, eslogans de la PAH, humanismo antihumanista… El caos del sujeto primigenio que se ha sumergido en Internet y ha recibido todos los inputs de la humanidad a la vez y en una décima de segundo, y ahora resurge de la data, laqueado de toda la sabiduría y estupidez del mundo. La postmodernidad quedó atrás por pretenciosa, esto es nihilismo hedonista y sabrás que es tu lugar porque sólo querrás drogarte mientras navegas por Youtube y escuchas todo el Soundcloud del mundo; ese es el bienestar del aquí y del ahora.

Tras apenas media hora dan el show por terminado. Uno de los tres se despide: «Si no lo entendéis es porque sois viejos».

En ese momento pienso que los Generación Genética son lo más emocionante, fresco y probablemente efímero que ha pasado por un escenario en el último lustro. Apagad las máquinas. Ellos lo hacen mejor que vosotros y ni siquiera querían llevarlo a cabo. En mitad de toda la escena cultural de viejos haciendo refritos del refrito tan cerebrales y premeditados, reinventándose a cualquier precio una vez más para que alguien les haga caso, reivindicando que una vez fueron jóvenes y sinceros, Generación Genética refriegan por la cara de todos ellos que son todo lo que ya no serán: jóvenes. Generación Genética te están diciendo que nada de esto se planea, que no tienes que pasar por fábricas de vinilos para hacer música, le están diciendo al redactor de la revista de tendencias de turno que deje de buscar en Google algo nuevo porque su próxima búsqueda ya quedó atrás mientras la tecleaba, que cuando leas todo esto ni siquiera ellos existirán, ni tendrán nada interesante que decir. De hecho puede que ni siquiera hayan existido nunca.

Unos días después los localizo por redes sociales y los invito a la productora para hacerles algunas preguntas. Aparecen con el pelo grasiento y con una bolsa de plástico llena de latas de cerveza, vestidos como si hubieran caído en una montaña de ropa sucia. Preguntan si van a poder fumar allí dentro y uno de ellos me comenta que para Navidad su tía le ha regalado un cartón de tabaco al que quiere como a un bebé. Se llaman Marsel, Socorro y Jan. Este último saluda, se toma una cerveza, se fuma tres cigarros y me pide que le abra la puerta porque se quiere ir de forma repentina y un tanto violenta. Miro a los otros dos y se ríen como si fuera algo normal en Jan. Le abro la puerta y desaparece tras darme la mano.

Marsel y Socorro se sientan en un sofá. Utilizan las latas como cenicero. No entienden por qué quiero entrevistarlos. Yo tampoco lo sé muy bien pero allá vamos. Yo pregunto y ellos van respondiendo a la vez, entremezclándose las respuestas. No entiendo la mitad de las expresiones que usan, ni acabo de descifrar cuál de los dos está hablando.

TEXTO: MIGUEL ÁNGEL BLANCA | FOTOGRAFÍA: GENERACIÓN GENÉTICA

Venga. Empecemos por el principio… ¿Qué es Generación Genética?
Es una pregunta muy abstracta. Es un concepto. Todas las generaciones son genéticas y no intentes cambiarlo.

¿En lo musical? ¿En lo artístico?
Es esquizofrenia, no tenemos unos principios musicales, tenemos principios poéticos.

¿Qué os motiva subir a un escenario?
Pasarlo bien, que sea gracioso. No vamos allí para expresar nuestros sentimientos vamos porque nos gusta pasarlo bien y no creo que nadie se pueda negar a pasarlo bien durante treinta minutos en un escenario. Es un precipicio y un lugar donde todo se precipita es donde nos gusta estar. También nos gusta hacer dibujos. La poesía es lo que mola en la vida. (En ese momento Socorro hace un risita de hiena que nos acompañará durante toda la entrevista).

Referentes de vuestro proyecto artístico. Venga, intentad expresaros con palabras concretas por favor…
Reguetón, Miguel Bosé, Tàpies, los robots y el universo. Cogemos lo que está a mano, no buscamos mucho ni le damos muchas vueltas. No nos define el pensar las cosas que hacemos. No me preguntes por proyectos artísticos porque la palabra proyecto no la entendemos. Es algo a largo plazo y en lo que hay que pensar mucho. Saber lo que quiero hacer con el arte sería mi proyecto artístico.

¿Cuando os veo en concierto me da la sensación de que es una oportunidad de huir en público, una fuga en directo?
Lo que realmente nos gusta es la muerte y pensar que el tiempo es escurridizo y que se va todo siempre. Me gusta mucho la sensación de estar drogado.

Estabais muy drogados en el Freedonia el otro día.
Queríamos pasarlo bien y así todo fue perfecto. Nos invitaron a divertirnos y dijimos que sí. Siempre decimos que sí a todo.

No me parecía que os estuvierais divirtiendo demasiado.
Sí, lo estábamos pasando muy bien. Siempre que hacemos conciertos es guay. ¿Vas a saber tú si yo me estoy divirtiendo? Recuerdo que canté Electrolatino Nazi y La vaca de la muerte y la sensación fue maravillosa. Nos estás juzgando y eso es de ser mal humano… (En ese momento se pelean por la tacha de un cigarro. Intento continuar. Y entonces hago una pregunta que les hace enfadar).

Me parece que sois un poco Millennials, al menos la idea que se tiene de los Millennials. Internet, un no futuro bastante egoísta, referentes mezclados y tratados con poca profundidad… No es algo malo. Me parece que plasmáis muy bien toda esa desidia generacional en Generación Genética.
Nosotros somos estar vivos ahora. No somos Millennials aunque nos da igual lo que pienses que somos, aunque puede ser que nos moleste y se acabe la entrevista. Somos Internet porque somos todo, todo está al alcance de mi mano y ya no queda nada por hacer. Nos gusta poder mezclar Burzum y Don Omar. Ahora ya no puede existir nada separado por sí mismo. Nos gusta Shrek, Mario Santiago y Shin Chan como superhombre…

¿No podéis defender un discurso en el proyecto Generación Genética?
Y dale con la palabra proyecto. Tú entrevista está siendo una mierda. La idea de proyecto acabará decepcionándote siempre. Generación Genética es cualquier cosa porque somos todo, qué mierda no entiendes… ¿Para ti ir a comprar el pan es un proyecto también? (Silencio tenso). Lo que a mi me gusta realmente es no tener responsabilidades, desapegarme de lo que me hace infeliz, no creo en tener que ser infeliz, no creo en tener un hogar, me gusta irme a hacer el vagabundo, odio esta entrevista. ¿Por que tienes que analizar mis sentimientos? (Hay un silencio en el que Socorro se enciende otro cigarro y se pone de pie cabreado, amenazándome sin saberlo. Pasamos unos segundos en silencio y vuelve calmado. Marsel se ríe).

¿De qué queréis hablar? Me gustaría haceros una entrevista y que alguien entendiera algo…
Hablemos de la humanidad. De que habrá una tormenta solar y de que todo Internet se perderá y por lo tanto nosotros también. A mi me parece que hay demasiado cemento. La arquitectura es un cementerio y me gustaría ir a otro sitio. La muerte es por culpa del cemento. Hay que desapegarse del cemento. Lo que hacemos es drogarnos y grabar una canción y subirla a Internet para ensuciarlo todo de cemento.

Tengo la sensación de que sólo queréis pasarlo bien…
¿Qué tiene de malo? Todo debería ser divertido. El placer es lo divertido. Como cuando éramos niños pero sin tener tanto miedo como cuando éramos niños. A mi me gustaría plantarle cara a tener miedo…

Os conocí en una fiesta organizada por Cardevore. ¿Qué relación tenéis con él?
Es muy buena persona. Mucho mejor que tú, por ejemplo. Es como un niño pequeñito. Somos la misma semilla. Creo que Cardevore no tiene miedo a la palabra proyecto. Si hiciéramos las cosas menos rápido seríamos un poco como él.

Pasemos a alguna concreción. ¿Cómo van vuestras nuevas canciones?
Ahora estoy haciendo canciones a partir de la obra poética de Heinrich Heine, cosas de animé y reguetón. Queremos hacer versiones de Amaral y de La Oreja de Van Gogh porque nos parecen canciones de pop muy bonitas.

¿Qué os da el animé que tanto os reconforta?
También nos gusta Harry Potter. Me gusta ser mago y pensar que tengo una barita. A veces llevo una pistola de plástico porque me gusta ir con ella, me siento mejor cuando voy con ella. Me la regalaron mis abuelos. Es una gilipollez, ¿y qué? ¿Tengo que justificarme constantemente en esta puta entrevista? (En ese momento Marsel intenta calmar a Socorro que se ha puesto frenético al tener que hablar de sus abuelos). Harry Potter… Ser mago es ser esquizofrénico. Es un espacio poético que debe de ser muy difícil de controlar. Harry Potter, Pere Gimferrer y lo que me salga de la polla…

Hablemos de trap. Uno de vuestros mejores discos es de trap y se llama Beef a toda la existencia y me parece muy interesante, dándole una vuelta a los clichés del género a la vez que os reís de todo ello.
Sí, tenemos algunos discos de trap pero no queremos hablar de eso. Fuimos de los primeros en hacer trap en este país pero no grabamos nada. Quedó muy atrás lo del trap, ya no nos interesa. Ya no somos libres en el trap.

Tengo la sensación que vuestra vida va hacia una autodestrucción gozosa.
No es verdad, tenemos un plan. Ir a Portugal y después encontraremos al mayor artista del siglo XXI que se llama Yung Teleco.

¿Quién es Yung Teleco?
No te mereces que te hablemos de Yung Teleco…

Vale. El tal Yung Teleco no existe…
¡Cállate! ¿Eres gilipollas? ¡Te voy a matar! Buscamos la libertad y tu no nos estás haciendo libres ahora mismo. Queremos estar bien y no está pasando…

¿Cómo os ganáis la vida?
Somos de Sant Gervasi y gastamos poco, a veces dormimos en cajeros, nos dan algo de dinero por hacer fashion films porque somos guapos y divertidos y ponemos las cosas fáciles. En muchos sitios te dan de comer gratis a última hora si pones la cara adecuada. Una vez fuimos a Tarragona a ser vagabundos y aprendimos mucho.

¿Vuestra filosofía de vida? Dadme alguna pista.
Ve a nuestro puto Soundcloud y al Youtube y escucha lo que tenemos. ¿Por qué pones esta puta cara? No nos mires así… (Silencio tenso).

Vale, lo capto… ¿Queréis añadir alguna cosa para acabar?
Sí, cuando empiece la guerra la gente no debe tener miedo porque nosotros llevaremos a los robots. Nosotros seremos el alma de los robots.

Visita el YouTube de Generación Genética aquí:

Comenta
To Top