L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Festivales 2016

Eufònic 2016: hablamos con la organización

Eufonic

Ya queda menos para uno de los clásicos de la temporada estival. Hablamos del Eufònic 2016, que regresará del 1 al 4 de septiembre en varias localizaciones de les Terres de l’Ebre, quedando el cartel repartido entre las poblaciones de Sant Carles de la Ràpita y Amposta. La nueva edición de este festival de Artes Sonoras y Visuales contará además con la inauguración a mediados de agosto de las instalaciones sonoras y visuales del Castell de Miravet, l’Antic Molí d’Ulldecona, el Centre d’Art Lo Pati d’Amposta o el Museu de Tortosa y la Cisterna d’Alcanar, localizaciones disponibles hasta después de la celebración del festival.

En su nueva edición, el Eufònic 2016 apuesta de nuevo por la alternancia de actuaciones musicales con instalaciones sonoras y visuales en espacios naturales, reforzándose este curso la presencia en varias poblaciones del territorio, además de aumentar la representación de nombres internacionales, lo que se evidencia con la presencia del artista húngaro Gábor Lázar o la del italiano Gigi Masin, encabezando ambos una nómina que completan Mats Erlandsson y Maria W Horn, además de la japonesa Kyoka o los italianos Quiet Ensemble.

Junto a ellos, la organización ha llevado a cabo una interesante propuesta musical, que alterna propuestas electrónicas con artistas multimedia, así como nombres alejados del ámbito electrónico, protagonistas también del 2016 musical. De la suma de todo ello surgen nombres como los artistas multimedia Mar Canet y Varvara Guljajeva, o los proyectos musicales de AWWZ, Sunny Graves o Fasenuova, además de Ferran Palau, Nico Roig o Angel Molina.

Hablamos con la organización para ampliar detalles sobre el Eufònic 2016, a celebrar del 1 al 4 de septiembre. Más información sobre el festival en su página web.

Texto: R. IZQUIERDO | FOTOGRAFÍA: COMBRAY EN EUFÒNIC 2015 (Facebook Oficial EUFÒNIC)

EufonicEste año se celebra la quinta edición del Eufònic en les Terres del Ebre. Transcurridas cuatro ediciones, ¿cuáles créeis que son los rasgos característicos del festival?
Básicamente, dos cosas: una la celebración en un territorio como Terres de l’Ebre, increíble como espacio natural, y sobre todo con el uso de espacios singulares que se hace (desde las peculiares marismas dels Ullals, a un chiringuito en medio del mar, la serralada del Montsià el año pasado o espacios monumentales como el castillo templario de Miravet o un antiguo molino de arquitectura modernista en Ulldecona).

¿Y la segunda?
Que no es un festival con tres días de música (que también), sino que su principal baza es la vertiente artística dedicada a las artes visuales, las instalaciones y la experimentación, algo que está presente desde la primera edición pero que se ha ampliado y consolidado los dos últimos años. Por una lado, con la convocatoria de las residencias artísticas convocadas junto a Lo Pati, el centro artístico de Amposta, por el que artistas de distintas disciplinas se instalan en el Delta para crear una pieza partiendo del paisaje particular de la zona. Esas piezas se presentan en Eufònic y pasan a ser parte de su patrimonio artístico. Por otro lado, la parte expositiva-instalativa se ha ampliado respecto al año pasado creando un tejido de poblaciones que acogen piezas creadas especialmente o adaptadas a espacios singulares y que pueden visitarse en plan ruta arty.

Una de sus bazas es el de las localizaciones donde se realiza. ¿Qué podéis contarnos de la inauguración a mediados de julio?
El castillo de Miravet es un espacio patrimonial, uno de los pocos castillos templarios que se conservan en todo su esplendor y que tiene espacios alucinantes. La visita a Miravet es un punto ineludible en las rutas por Terres de l’Ebre. El artista húngaro Gábor Lázár (conocido por sus colaboraciones con Mark Fell o Russell Haswell) adaptará su pieza “A Trap for your attention”, creada en residencia en la Haus der elektronischen en Basel, a una de las salas del castillo. Es así de alucinante

El festival alterna actuaciones audiovisuales, musicales e instalaciones sonoras. Este año hay un aumento en lo referente a programación internacional, como la priemra visita de Gigi Masin o de la japonesa Kyoka. ¿Qué os ha llevado a potenciar los nombres extranjeros del festival?
Por un lado nos llegan propuestas -sobre todo a través de la convocatoria de residencias- y por otro los comisarios del festival (Alba G. Corral, Arnau Horta, Lluís Nacenta) también extienden sus redes y hacen propuestas que, si cuajan, estamos encantados de acoger. La presencia de artistas internacionales no es un valor por sí mismo, solo lo es si lo que se presenta es interesante y dialoga perfectamente con las propuestas del festival. Pero es indudable que su presencia da a conocer el nombre del festival más allá del ámbito directo de influencia territorial.

A nivel local se alternan propuestas de corte más electrónico con otras como Ferran Palau, Nico Roig o Fasenuova. ¿Hasta qué punto es importante para vosotros que haya esta alternanza en el cartel?
Nos parece importantísmo. No nos arrogamos el papel de prescriptores de lo que hay que escuchar, intentamos no constreñirnos a lo que suena este año o impera en listas, y al mismo tiempo queremos que haya una obertura de miras y que las distintas propuestas dialoguen entre sí. Lo que nos parece más importante es el riesgo y los artistas que no transitan caminos conocidos, y las propuestas de corta más indie – digamos- se distinguen por ser gente tan experimental como el artista electrónico más oscuro. En ese sentido, Ferran Palau o Nico Roig cuadran a la perfección, son un ejemplo de ese salirse de los campos trillados.

 Y ya para acabar, ¿alguna joya oculta que no debamos perdernos?
Indudablemente la presencia de Gigi Masin es un must del festival. Es su primera actuación en España y aunque el gran público no lo conozca, es un artista de culto que ha sido sampleado hasta el infinito y de manera muy reconocible (por To Rococo Rot o Björk, por ejemplo). Además su actuación será en l’Església Vella, un espacio precioso e íntimo, con un aforo superlimitado, y con piano (!). Aquí el tema “Clouds” reconocible a la primera y que podrías ponerte en loop toda la mañana para hacer tus cositas en casa

Recomendado

Comenta
To Top