L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Discos

EP del Año 2015: Your Grace – Holy Mountain

Aunque basta una escucha de su EP de debut —el recién estrenado Holy Mountain (Autoeditado, 2015)— para comprobar que estamos ante un grupo especial, una charla con Your Grace nos saca de dudas: el amor incondicional hacia lo que hacen se transmite en cada uno de los cuatro tracks de esta excelente carta de presentación, un primer paso para una formación que servidor adivina de culto, en el que la suma de talentos de sus diferentes integrantes da paso a una experiencia sensorial. Hablamos con ellos sobre el proceso creativo en la composición de sus letras, el sentido global que pretenden insuflarle a sus trabajos y la importancia de la convivencia de las artes en eso de crear.

ENTREVISTA: RUBEN IZQUIERDO
FOTOGRAFÍAS DE CECILIA DÍAZ, CEDIDAS POR YOUR GRACE

Your Grace_02

Your GraceYour GraceEmpecemos por los orígenes. ¿Cómo arranca Your Grace?
Eugeni: Yo tocaba en Karonte, una banda de post-metal. Por aquella época trabajaba en un bar de Barcelona al que Martha venía bastante, y un día empezamos a hablar. Ella venía a bastantes bolos de Karonte y estuvimos charlando sobre música. A partir de ahí vimos que teníamos gustos musicales similares y empezamos a cultivar lo que sería Your Grace. Surgió casi de casualidad.
Martha: Al principio éramos tres. También estaba Gabi, que tocaba con Eugeni en Karonte. En un bolo de (lo:muêso) en la Rocksound empezaron a maquinar sobre la idea de montar el grupo. Una semana después quedamos los tres para ver qué podíamos hacer cada uno, y empezamos a tocar como trío. Yo empecé tocando el bajo, hasta que un día me dijeron si podíamos probar con mi voz.
Eugeni: Aquel día descubrimos a la Martha vocalista.

¿El grupo empezó como banda instrumental?
Martha: Bueno, los primeros días quedábamos sobre todo para tocar. Fue curioso porque yo llegué como bajista, el mismo rol que tenía en Santa Rita.
Eugeni: Con el tiempo la banda fue cogiendo la forma que tiene hoy, aunque tuvimos varios cambios a la batería. Fue un poco frustrante experimentar tantos cambios al inicio, pero ahora nos hemos asentado.

Creáis un sonido especial. ¿Cómo surge todo lo que rodea a Your Grace?
Martha: En realidad el nexo de unión es que somos algo frikis (risas). Nos unen las mismas pasiones y quisimos juntar temas que nos atraen, como la alquimia o las tradiciones ancestrales con la música, y el resultado creo que es bueno.

Para alguien como yo a quien se le escapen esos temas, ¿nos lo puedes contextualizar?
Martha: Partimos de que en cada cultura hay una música determinada que la identifica. Nosotros queríamos explorar esas culturas y llevarlas al terreno del rock. Buceamos en la cultura de Mongolia, en la nativo-americana, y a partir de ahí trabajar la armonía.
Eugeni: Era sobre todo buscar ese tipo de armonía que quizá aquí no encuentras, y trabajarlo. Cambiar las armonías europeas por las ancestrales.

Me da la sensación que es algo que queréis transmitir no solo en las canciones, sino también en la línea gráfica.
Eugeni: Así es. Estamos hablando con un gran artista que se llama David Tejero. Él nos está haciendo la portada nueva, reproduciendo grabados antiguos. La idea es que todo mantenga cierta onda, nos gusta juntar la música con esencias e imagen y que quede integrado dentro de un todo.
Martha: La idea es que cada canción sea una leyenda, por llamarlo así. La temática de las letras está basada en símbolos alquímicos, por ejemplo.

¿El título del EP también responde a ese patrón? ¿Es alguna montaña concreta?
Martha: Aunque se pueda pensar en Montserrat, no hace referencia tanto a una montaña física como a un concepto. Es la extensión del alma y la conciencia del ser humano que alcanza la luz, el lugar donde se descubre el conocimiento y se alcanza la lucidez.
Eugeni: En la religión se entronca con la imagen Dios.
Martha: Si te remontas a la Edad Media, las ermitas se construían en lo alto de las montañas, porque la gente llegaba cansada y cantar allí era la catarsis. La Holy Mountain del título evoca eso, el ascenso a la catarsis.

Venís de grupos muy variados. Una procedencia tan dispar, ¿ha afectado al sonido del grupo?
Eugeni: Creo que suma más que resta. Yo siempre he dicho que si a los cuatro nos gustase lo mismo seguramente nos acabaríamos aburriendo. No puedes crear algo nuevo si no hay un concepto nuevo detrás, y yo creo que es bueno ese origen dispar. También ayuda que nos interesen las mismas cosas. Martha y yo escuchamos grupos de Mongolia o de la República de Tuvá: nos gusta investigar todo lo referente a armonías orientales.
Martha: Cuando empezamos a investigar nos dimos cuenta de que en regiones de Mongolia y Estados Unidos las estructuras son las mismas, o muy parecidas. Todo lo del western country, por ejemplo. Hay un grupo de Mongolia que nos gusta mucho, llamado Alash Ensemble. Son mongoles que viven en Tuvá pero cuando tocan parecen que hagan country, y no lo hacen por imitar un patrón. Simplemente es así, como si hubiese un hilo invisible en la cultura ancestral que une a todas las civilizaciones aunque estén a miles de kilómetros.

SI A LOS CUATRO NOS GUSTASE LO MISMO NOS ACABARÍAMOS ABURRIENDO. ES BUENO QUE TENGAMOS UN ORIGEN DISPAR, AUNQUE NOS AYUDA QUE NOS INTERESEN LAS MISMAS COSAS

Your Grace

Y a nivel interno, ¿afectó que vinieseis de géneros distintos?
Eugeni: Bueno, al final tú tocas de una manera, ¿no? Puedes investigar, pero no dejas de tener un sonido tuyo.
Martha: No hay un protocolo como tal, al menos en nuestro caso. Igual estás estudiando una escala oriental y vas por una línea determinada. Puede salirte una melodía de voz concreta y optas por trabajar por ahí, pero no hay una línea predeterminada que nos diga: “hagamos esto”. Hay una finalidad, que es la seguir investigando en el hermetismo, tratados de filosofía y demás, pero nada más. Es un rollo cultura griega, el quadrivium. Antes estaban todas las artes reunidas: la matemática, la física, la música y las artes. Nos gustaría hacer, partiendo desde nuestra humildad y nuestra ignorancia, algo parecido: que los temas estén pensados a nivel musical, aunque con un doble sentido. Y sobre todo que los temas expliquen algo y que tengan una vida propia.
Eugeni: Exacto, buscamos que la música tenga un concepto en sí, más allá de un género. De hecho es lo que hablábamos antes: venimos de géneros tan distintos que sería muy complicado meterse en uno: yo vengo de Karonte, David de Sons Of Meteora, Martha de Santa Rita y Nico de un grupo argentino que movía a miles de personas allí… Todo tiene cabida.

Me parece un reto bonito, poco común además.
Martha: Es un proyecto más introspectivo que comercial. Buscamos el bajar un concepto que pueda estar en el aire, algo más extrasensorial que físico. Es algo que tiende a olvidarse, y nos gustaría seguir hablando de lo que tiende a dejarse de lado.
Eugeni: Es probable que nuestra música no sea fácil. No sé si entra de primeras.

¿Y la prensa como os ve?
Martha: No te sabríamos decir, estamos empezando aún. Pero no hemos hecho el proyecto con la intención de encasillarnos. ¡Ya se encargarán otros! (risas).
Eugeni: Según lo veo yo, va dirigido a gente que busque un poco más. No lo digo queriendo parecer un hipster, que no es el caso. Pero para nosotros la música es muy de sentir. Yo paso de Neurosis a Vicente Amigo por ejemplo, y en ambos casos me llenan un montón.
Martha: A mí lo que me gusta de este proyecto es que al tocar entro en trance. Siento los temas, que es algo que venía buscando desde hacía tiempo. Poder estar en el escenario y sentir lo que cantas es lo que estaba buscando y lo que necesitaba.
Eugeni: Realmente te conviertes en otra persona.
Martha: Es un ejercicio de meditación. Tratamos de transmitir este tipo de cultura, de filosofía y de pensamiento, y a mí personalmente me llega.

Es curioso porque íbamos a incluir la entrevista en un bloque sobre músicas oscuras, y ahora lo veo todo luminoso.
Eugeni: Es que las músicas oscuras no tienen por qué transmitir energías negativas por fuerza. Buscamos transmitir energía, aunque es un concepto un poco raro de explicar.
Martha: El resumen sería que buscamos que la gente sienta algo, que se genere un clima.

Me gustaría hablar de la grabación. Aunque es una demo se intuyen cosas ya importantes. ¿Qué tal fue el proceso?
Eugeni: Grabamos todos juntos, que es algo que preferimos a hacerlo por pistas.
Martha: Se crea una energía muy diferente, y las canciones del disco nos pedían hacerlo así. Para lo que hacemos nosotros era algo obvio, pero fue una experiencia bonita: nos sentamos en círculo y grabamos a ver qué salía.
Eugeni: Nos grabó el batería de Exxasens, que por circunstancias ahora no está en el grupo. Tengo muy buen recuerdo de la grabación… Lo grabamos en un local de Poble Nou, de noche. Y se creó un clima muy bueno.
Martha: Íbamos algo asustados por el hecho de que fuese todo en directo, con la presión de si alguien se equivocaba. Al acabar nos miramos y nos quedamos en plan: “¡qué bien que ha ido!”. Fue una alegría.
Eugeni: No suena a superdisco, pero para las condiciones que tuvimos creo que quedó muy bien. En realidad es una demo o una presentación, y una manera de recibir feedback.

¿Y cómo ha ido ese feedback?
Martha: De entrada, a la gente le ha sorprendido. Eugeni viene de Karonte y la gente esperaba tralla. Después lo ves ahí con su banjo, tranquilito…
Eugeni: Tú también has sorprendido, que vienes de Santa Rita, con un sonido muy consolidado, y entras en un registro diferente. La voz de Martha sorprende mucho.
Martha: Ha sido la primera vez que me pongo al frente de una banda, que es un ejercicio impensable hace un par de años. Ha sido como una evolución, y a nivel personal me ha ido muy bien. Es como pasar a otro nivel, un rol distinto respecto a lo hecho con anterioridad.

Más allá del disco, ¿cómo han ido los primeros bolos?
Eugeni: El primero fue en Cardedeu. De allí a FNAC y después en Andorra con Persefone y otras bandas. Por ahora estamos muy contentos.
Martha: El de Andorra fue una experiencia muy guay. Un escenario muy grande, tocar entre montañas…
Eugeni: Se generó un clima perfecto para nosotros.

¿Hasta qué punto concebís el directo como una experiencia?
Eugeni: Lo que intentamos es que se disfrute como un perfecto. Tanto en el directo como en el disco preferimos que la gente no se quede solo con un tema, con el concepto de “single”.
Martha: La intención es hacer un viaje, que varíen las intensidades según el momento del relato en el que estemos. Estás viendo un bolo que es como una película, no cuatro cortos seguidos.

NOS INTERESA QUE SE ESCUCHE EL DISCO COMPLETO. ES ALGO QUE POCO A POCO SE HA IDO PERDIENDO, Y QUE EN NUESTRA MÚSICA AYUDA. MÁS QUE COMO CUATRO CORTOS, NUESTRO DISCO ES UNA PELÍCULA UNITARIA

Your Grace

Con vuestro trabajo me ha pasado algo que hacía tiempo que no me pasaba. No concibo no escucharlo de principio a fin.
Martha: Nos alegra saberlo. En parte se ha perdido la idea de escuchar un disco entero. Se sigue un poco el mismo rito que con la comida, lo fast food e inmediato por encima del resultado. Ahora te pones solo un tema y pasas a otra cosa. Se ha perdido la experiencia de disfrutar un disco.

Eugeni: No te paras a entender el disco entero, en su globalidad. Es un proceso guay: que un disco te sorprenda a medida que lo escuchas. Hemos intentando reproducir eso, por más que tengas temas preferidos no creo que haya ningún tema que nos defina. En todo caso nos define el conjunto.

¿Y el futuro como lo veis?
Eugeni: Nos gustaría grabar algo mejor, con más recursos.
Martha: Grabar algunos de los temas ya conocidos, pero que suenen a estudio bien.

¿Recuperaréis los cuatro?
Eugeni: Aún no lo hemos decidido. Pero todos los temas del EP nos ayudan a mantener la línea visual de la que hablábamos al principio.

El EP fue autoeditado. ¿Mantendréis esa dinámica?
Martha: No lo sabemos. Lo que sí es cierto es que hoy en día si no estás en un sello no puedes acceder a según qué sitios. Medios, festivales… el amparo de un sello te posiciona mucho mejor. Si estás solo, como nosotros ahora, debes tener una estrategia de marketing muy clara, además de disfrutar del tiempo y los recursos necesarios para llevar a cabo todo lo del posicionamiento. Y no vamos sobrados en ninguna de las dos cosas… (risas).
Eugeni: Tampoco nos obsesiona: cuando llegue el momento de buscar sello ya se verá. Tener una identidad fuerte detrás ayuda, aunque las expectativas sean las de seguir tocando…. De todas formas esto me hace pensar que en Barcelona quizá falten cosas que ves en otros lados. En Bélgica hay colectivos enormes que se ayudan entre sí, aunque a nivel de sonido no encajen. Todo lo que se mueve alrededor del grupo Amenra, por ejemplo, pero bueno, esa es otra historia..

Ya acabo. Antes hablabais de valorar la música en su globalidad y no os he preguntado por el formato físico. ¿Extrapolaréis eso a la edición física?
Martha: Se buscará que todo vaya relacionado, sí. Que todo vaya linkado: la música, la imagen y la esencia misma del disco. Lo ideal sería que puedas ponerte el vinilo, disfrutar las ilustraciones, leer las letras… que la edición te despierte algo, y que te entren ganas de bucear por Google algunos de los inputs del disco. Despertar la conciencia dormida, vamos.

Eso es una bonita forma de cerrar la entrevista. ¿Algún mensaje para acabar?
Martha: Reincidir en lo dicho: las artes tienen que estar al servicio del mensaje que queremos dar. De lo contrario no vemos el sentido a lo que hacemos.
Eugeni: David, por ejemplo, nos comentaba que prepara las ilustraciones escuchando el disco, y que eso le ayuda a captar lo que queremos transmitir. Personalmente me parece guay: podría ser un ilustrador de puta madre y estar escuchando Iron Maiden. Lo bonito es que haya conexión.

Escucha el disco en Bandcamp:

Recomendado

Comenta
To Top