L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Entrevista de la semana

Des Âmes Libres: entrevista presentando Thick

Des Ames Libres

Charla con su bajista Germán Sánchez

Hace unos días escuchábamos por primera vez el nuevo trabajo de Des Âmes Libres, Thick, trabajo recomendabilísimo, seguramente con una acogida menor que la merecida. El proyecto lo integran David Law (guitarra y voz), David Jornet (teclados y programaciones) y Germán Sánchez (bajo y programaciones) y presentan ahora su segundo trabajo de estudio, seis temas cantados en inglés y francés con el que aspiran a consolidarse definitivamente. Hemos hablado con Germán sobre Thick y sobre algunas de las particularidades del grupo. Una entrevista de RUBÉN IZQUIERDO. Fotografías de ISABEL FRANCOY cedidas por DES ÂMES LIBRES.

Acabáis de presentar vuestro segundo trabajo después de la aparición de vuestro disco homónimo hace un par de años. ¿En qué ha evolucionado más la banda desde entonces?
La idea de este nuevo disco era darle un toque más electrónico, guardando nuestra marca y ruido, pero tratado de otra manera. Ahí es donde buscamos la ayuda de Pedro Pina que cumplió a la perfección con el cometido.

Vuestro primer trabajo tuvo una buena acogida en varios medios undergrounds. ¿Qué esperáis con este nuevo trabajo?
Seguir teniendo buena acogida, pero sobre todo hacer lo que nos apetece hacer. Tenemos entre los tres muchas influencias, a veces próximas y otras no tanto, pero todas siguen una misma línea. Lo que sí nos gustaría con este nuevo trabajo es intentar llegar a un público cada vez más amplio, pero sin hacer concesiones.

Tengo entendido que el primer disco lo concebísteis en Barcelona. ¿Os conocísteis aquí?
Aquí el más nuevo es el guitarrista, David Law, y es parisino. David Jornet y Germán Sánchez somos de Barcelona, y nos conocíamos desde ya hace algunos años. David Jornet marchó a vivir a París hace ya casi 10 años, y allí conoció a David Law. El resto es una serie de acontecimientos que el destino puso en mitad del camino, y aquí estamos.

Precisamente esa es una de las particularidades del grupo: vivís en ciudades diferentes. ¿Cómo afecta eso a la dinámica del grupo? ¿Afecta al proceso creativo? Hombre, te podría decir que gracias a la tecnología todo es ahora mas fácil, aunque en cierta manera sí afecta, sobre todo en la producción de temas. De todas formas cuando decimos que “afecta” no tiene porqué significar nada malo. Antes de tener Internet muchas bandas componían mandando cintas de cassette por correo, esto es lo mismo, pero es instantáneo. Cada uno disponemos de un mini estudio en casa, y eso nos da cierta libertad para probar cosas sin ningún tipo de presión. Nos mandamos ideas, ritmos… Es muy curioso como cada uno interpreta el trabajo de los demás, y aporta lo suyo. En ocasiones el resultado final es tan diferente a la idea inicial, que cuesta saber como se empezó el tema. Nos gustaría estar más cerca para ensayar más, claro, de todas formas lo hacemos a la mínima que tenemos ocasión.

La banda, en una imagen promocional

La banda, en una imagen promocional

Os consideráis seguidores, eso leo en las notas, de bandas como The Soft Moon o The KVB. A nivel estatal, ¿os sentís próximos a alguna movida?
Bueno, ahora toca esto, que está bien, pero venimos de más atrás. Sí, nos influencian este tipo de bandas, pero también las bandas que las han influenciado a ellas, las bandas que mencionas no han inventado nada en realidad. Lo nuestro es una mezcla de muchas cosas, de rock, de pop, de ruido, de cosas actuales, y de cosas que ya tienen sus años…

Siguiendo con las notas leo que utilizáis tanto aparatos analógicos como iPads para crear vuestras atmósferas musicales. ¿Qué podéis contarme del proceso creativo del grupo y de esa relación con lo “nuevo y lo viejo”?
No somos puristas del hardware, pero sí que aporta un sonido más crudo y real. De todas maneras, somos de los que creemos que el objetivo no conoce de herramientas. Vale todo si suena bien.

En este trabajo las guitarras trabajan como pads, y los teclados como guitarras, llegando a crear un sonido global donde se hace casi imposible identificar qué es qué”. Me da la sensación de que habéis trabajado con una libertad artística enorme. ¿Hubo mucho trabajo de estudio?
Exactamente. Hemos trabajado como sabemos. La libertad artística nos la concedemos nosotros mismos, nadie nos pone límites. Sin prejuicios, y utilizando en cada momento lo que creíamos apropiado. Luego llegó el maestro Pedro Pina, puso todo en su sitio, y lo engordó.

Dáis mucha importancia a las letras, cantadas en inglés y francés. Hay reflexiones sociales, y habláis de la vida y la muerte. ¿Consideráis que hay un leitmotiv constante en vuestra carrera, un hilo argumental que os defina?
La finalidad es ser libre a nivel social, o debería serlo. No hay nada más. Fácil de entender. Pero, ¿a qué precio? ¿Dónde está el límite de la libertad? Y en definitiva, y más importante, ¿somos realmente libres? Yo creo que no. Por eso seguimos preguntándonoslo. Evidentemente no pretendemos aleccionar sobre nada en nuestras canciones, simplemente son cosas sobre las que solemos hablar porque nos preocupan, y acaban siendo canciones.

El disco llega en formato vinilo y cuenta con la producción de Pedro Pina. ¿Qué relación previa teniáis?
Sí, ya he hablado de la importancia de Pedro en la elaboración del disco. Lo del vinilo fue porque queríamos tener el objeto en formato grande. Actualmente el vinilo está cogiendo adeptos, y eso nos re-conecta con la mejor época que tuvo el mundo de la música, somos unos románticos. El vinilo será de color blanco, por cierto. A Pedro ya hace muchos años que lo conocemos, y somos amigos. Fue muy fácil trabajar con él, y entendió muy bien lo que buscábamos.

Volviendo al formato, estará disponible en vinilo el día 6 de julio…
Pues lo estamos esperando desde hace meses. Ya sabes como va esto ahora, de repente lo de hacer un vinilo está de nuevo de moda, y las fábricas tienen largas listas de espera. A ver si hay suerte…

Ya para acabar, saber si podríais hacernos una pequeña descripción de cada uno de los seis temas del disco.
Cracked Soul: El tema directo, y quizás mas pop del disco. Dedicado a un conocido actor francés, Patrick Dewaere, tío del guitarrista, que tuvo un trágico final.
Nightmare: Muy 80s y oscuro, con un bonito estribillo. Simple y efectivo.
Manipulés: Rock y electrónica de alto voltaje, todo en uno y de golpe. Hipnotismo puro.
Up & Down: Es uno de mis favoritos. De menos a más.
You Get Lost: Parece un tema lineal, que no cambia, pero engaña y engancha. Bonito juego de voces.
The End: Oscuro, corto y directo.

Recomendado

Comenta
To Top