L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Reseñas

Dead Sara. ¿La revelación de la temporada?

Dead_Sara

Dead Sara se han convertido con apenas un disco en una de las revelaciones de la temporada, una realidad efervescente que augura grandes cosas para los próximos años, siempre que sean capaces de mantener la senda abierta con su homónimo debut. Bajo el liderazdo de Emily Armstrong y su inseparable Siouxsie Medley, Dead Sara refuerzan con su potente directo una propuesta que tiene en el carisma escénico de Armstrong un aval irrenunciable de futuro. Bienvenidos sean. Por RUBÉN IZQUIERDO

  • La formación angelina ha logrado situar su disco de debut entre los discos más esperanzadores del año, relazando su empaque mediático tras su sonada actuación en el show de Jimmy Kimmel
  • Su disco de debut lo integran once temas, la mayoría inéditos y el resto rescatados de sus EP’s previos
  • Weatherman y Sorry for it all, singles de lanzamiento de un disco mayúsculo, una de las sorpresas más gratas de la temporada

Imagen promocional de la banda californiana // Dead Sara

El nombre de Dead Sara empezaba a generar cierto murmullo de admiración con la llegada de la primavera, cuando su potentísima mezcla de estilos cocinada en California desembarcó en el show de Jimmy Kimmel, protagonizando así su sonado debut televisivo. Ataviada con una camiseta de City of Angels -la esencia californiana impregnada en el alma- Emily Armstrong trasladó el enorme caudal energético de la banda sobre el plato televisivo de Kimmel. Lo más difícil, darse a conocer al gran público, ya estaba hecho. Y es que, por más que servidor no sea muy dado a eso de bautizar a tal o cual grupo con la etiqueta de Revelación, lo que más sorprende de Dead Sara es su empaque, la solidez de un disco que huye del éxito instantáneo y que fija sus puntos de apoyo en el carisma de su solista y la fuerza de la banda que arropa a una Armstrong notable, dotada de un carisma esencial inesperado y lumínico, rock descarnado a flor de piel.

Partiendo de la envidia que genera la televisión norteamericana, capaz de darse el gusto de llevar a los platos televisivos de sus respectivas parrillas a propuestas novedosas como Dead Sara mientras aquí padecemos lo que padecemos en el prime time, lo cierto es que su paso por el show de Kimmel confirma las gratas sensaciones que las primeras escuchas que su disco de debut homónimo había despertado en las primeras escuchas. Y no defraudaron.

Integrada por Emily Armstrong, Siouxsie Medley (guitarra) -con quien lleva el peso del grupo, Emily con s uvoz y Medley haciendo de sus riffs eléctricos buena parte del sostén sonoro en el que se mantiene el grupo- y Chris Null (bajo) y Sean Friday (batería) como complementos masuclinos, la formación cautiva por la honestidad de su propuesta, que va de la estética del grupo -fuera divismos, la naturalidad de Armstrong desarma sin necesidad de artificios- a por la acertada suma de estilos, con Siouxsie Medley como acertadísimo contrapunto, una bocanada de aire fresco que parte de referencias casi ancestrales -es escuchar la extraordinaria Sorry for it all con la que cierran y pensar en Joplin, sobre todo en su tramo final, influencia confesa que entronca su disco de debut con el rock de base- para facturar un disco sin altibajos, revelación continuada desde su primer track hasta el citado Sorry… con el que cierran, por más que Dead Sara destaque más por la uniformidad del disco que por la eferversencia de sus hits, guinda del pastel para un LP que no da lugar a claroscuros.

Especialmente brillantes en su faceta más rockera, Monumental holiday es una explosión rock de apenas dos minutos y medio, un torbellino de emociones del que conviene disfrutar el vídeo para empezar a hacernos una idea de los que nos espera de sus directos cuando tengamos la fortuna de verlos por aquí. Sin apenas tiempos muertos, Dead Sara, el disco, avanza a golpe de rabia y talento, un estallido de rudio y furia que diría aquel,  y se encuentra en temas como Whispers & Ashers, con Medley cumpliendo a la perfección su cometido de segunda front-woman de la banda


Dead Sara, Whispers & Ashes

Admiradores de Nirvana -la música de Anderson encaja con el espíritu libre de Cobain, al que homenajeó con una sentida versión de Sliver a principios de año, cover que vale como declaración de intenciones y que sitúa a Anderson en una cosmovisión no muy alejada de los de Seattle, algo que nos vale tanto para su propuesta en directo, potentísima, como para la encontrada en estudio.

Con todo, Dead Sara se erige en un debut capital, una presentación mayúscula que da pie a esperanzas notables para lo que resta por venir. Queda pendiente esperar su directo, sobre todo el primero.

Recomendado

Comenta
To Top