L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
Entrevista de la semana

Caliza: entrevista presentando Medianoche/Mediodía

Caliza

Hablamos con Elisa de Caliza para presentar algunos de sus proyectos, entre los que destaca el disco que le acaba de editar Discos Walden

Hace unos meses, en Shook Down UNDERZINE vol 2, entrevistamos vía correo electrónico a la responsable detrás del proyecto de Caliza, una aventura de la que apenas se sabía nada, a la que llegamos tras escuchar una maqueta en Bandcamp. Desde entonces, además de transcender quien hay detrás del proyecto (hablamos de Elisa Pérez de Cosmen Adelaida), Caliza se ha estrenado en directo, ha fichado por Discos Walden y presentado uno de los discos de la temporada Volvemos a hablar con ellas para saber más de su disco de debut. ENTREVISTA: R. Izquierdo. Fotografías cedidas por Caliza.

Es nuestra segunda entrevista contigo, la primera desde que se sabe quién hay detrás de Caliza. ¿En qué ha cambiado el proyecto desde las primeras canciones de ‘Mediodía’?
Pues no ha cambiado mucho, he hecho algunos temas nuevos, he tocado en directo (bueno, semi-directo) y he publicado el disco, con lo cual simplemente está todo en una fase un poco más avanzada.

Hasta que se anunció tu fichaje por Discos Walden llevaste a cabo una curiosa manera de presentar el proyecto: el EP apenas se movió en medios pero creo que creaste ya entonces una relación fiel con tu público. ¿Siempre contemplaste Caliza como un proyecto para minorías?Bueno, hasta que ha salido publicado el disco como tal considero que había poco que enseñar. Las cuatro primeras canciones que subí a Bandcamp tenían hasta las voces grabadas directamente con el micro del ordenador, lo veía como algo provisional y quería pulirlo todo un poco más antes de ‘difundirlo’. Desde el principio hubo algunas personas muy interesada en el proyecto que por cierto han tenido santa paciencia, lo cual agradezco un montón. En cuanto al enfoque, no lo contemplo como un proyecto para minorías necesariamente, pero lo que es es un proyecto personal, y por ello va a parecerse necesariamente a como soy yo, y la verdad es que soy extremadamente negada para el autobombo. Manu de Walden me parece que también lo es, así que vamos apañados.

Apuesta vio la luz la medianoche del 31 de diciembre. No sé si te la planteaste como el inicio de una nueva etapa o el fin de otra. ¿A partir de qué momento apuestas por Caliza como proyecto musical editable?
Cuando saqué ‘Apuesta’ pensé que el disco llegaría poco después. Lo saqué como adelanto y retiré las otras canciones para, como dije, pulirlas un poco. Sí que fue un poco el inicio de una etapa, en el sentido de que abría camino para el disco, que al final ha tardado más de lo que pensaba. Es lo que tiene hacer las cosas sola o casi, que nadie te aprieta para que cumplas los plazos.

Te diste a conocer con Bandcamp, manteniendo el control total de lo publicado. ¿Te gustaría mantener ese espíritu maquetero en los próximos trabajos de Caliza?
No tengo ni idea de qué recorrido va a tener Caliza, pero desde luego que es muy importante tener el control de todo y hacerlo (casi) todo yo misma. El espíritu maquetero me da más igual, aunque tal vez vaya un poco relacionado.

A Discos Walden llegas tras tu paso por el concurso de maquetas Autoplacer. ¿Cómo viviste el concurso? ¿Qué otras maquetas de este año hubieses editado tú?
Pues me presenté porque me lo sugirió un amigo, que sabía que tenía algunas canciones esperando ver la luz, y parecía una buena ocasión de que lo oyera alguien. Tampoco es que lo viviera de una manera especial, pero sí que me daba un poco de cosa comerme una mierda ya que, como apenas nadie había oído mis temas antes, pues si no gustaban me iba a llevar un poco de chasco. Lo de este año no me lo he escuchado tanto como lo del anterior, pero por ejemplo Piedad os lo ruego me gustan un montón, y Salfumán también tiene mucho rollo, de hecho ella es de las primeras personas que me contactó cuando publiqué los primeros temas, a ver si algún día coincidimos. Y seguro que hay unos cuantos más que merecen la pena y aún no he escuchado.

Además de Apuesta estoy muy enganchado a Verano no y Madrid. Me da la sensación que Verano no ha sido la canción que más ha cuajado en los medios digitales. ¿Qué puedes contarnos de ella?
Hice un vídeo lo cual siempre ayuda un poco a la hora de dar a conocer las canciones. La publiqué el día que empezaba el verano, el disco iba a salir después pero quería ir sacando ya algo (que ya iban siete meses desde Apuesta) y era la canción más pertinente. Es una canción que había compuesto el verano anterior y es una de las canciones que más me ha costado pulir, ya que, al ser tan repetitiva, me preocupaba que resultara coñazo. Fui introduciendo parones, un cambio de tono, más elementos rítmicos, hasta que quedé contenta con el resultado. Al igual que Apuesta, habla del efecto “flashback” que tienen ciertas fechas señaladas, que te hacen acordarte con cierta morriña de lo que te estaba pasando el año anterior.

Todo lo que cantas de Madrid me pasa a mi con Barcelona. En cierto modo es una canción de redención. ¿Qué hay del proceso creativo de esta canción?
La letra surge dando muchas vueltas por la calle, durante unos días en los que no soportaba estar en casa, tenía la necesidad de salir a dar vueltas sin rumbo, algo que no suelo hacer. Iba por zonas muy imperiales y tradicionales, por la calle Segovia, Puerta de Toledo, el río, zonas por las que no ha transcurrido mi vida realmente hasta hace poco, y a las que siempre me he acercado con una visión un poco de ‘wow, esto es Madrid’. Y tenía una sensación como de fantasma, algunos sitios me traían recuerdos reales, pero otros me hacían sentir nostalgia por cosas que ni siquiera había vivido, como de otras vidas que no eran la mía, o de cosas que habría podido vivir si mi vida hubiera sido diferente. Es una sensación rarísima entre pertenencia y extrañamiento que a veces tengo, que no sé explicar bien y que he intentado plasmar en la canción. Debe de ser un fallo del cerebro o algo así.
Es tal vez mi canción más épica (con perdón) y con la melodía menos lineal de voz. Al principio, cuando me salió la canción, no le veía relación con lo demás, pensé que sería más una canción para un grupo rocanrolero, pero al final me la quedé.

Mantienes el toque fanzinero de la portada. ¿Sigues haciendo los collages de los art-works?
Te diré que la idea de la portada surgió de la imagen que me pedisteis para la entrevista anterior. Como no tenía ninguna imagen hice un collage – unas piedras silueteadas bruscamente, combinadas con formas geométicas sobre fondo gris – y me gustó la idea como para el disco. Había hecho otras pruebas que me resultaban un poco modernillas de más, y a esto le vi un punto rústico que me convenció. Y ahora el disco va a ir en una funda gris que viene con unas pegatinas que tiene que pegar cada uno, cosa que me temo que nadie hará y me habré desangrado con el cutter para nada.

¿Hasta qué punto es importante lo visual para Caliza?
Es importante poder identificarme tanto con la música como con la imagen, y que ambas tengan coherencia.

No sé hasta qué punto hay un vínculo emocional con las letras. ¿Es un proyecto más autobiográfico que el que has llevado a cabo en tus otros proyectos?
Hay un vínculo emocional total ya que las letras son muy personales, no tiene nada que ver escribir tus canciones con tocar la batería. Es bastante autobiográfico aunque también hay licencias, alguna hipérbole que otra, referencias a otras canciones, algún versículo de la Biblia…

A nivel de producción, ¿qué variaciones has introducido respecto a los temas grabados con el garageband del primer disco?
La principal variación y aunque parezca una tontería es que me compré un ordenador nuevo y las últimas canciones que hice, que son los primeros 5 cortes del disco, están hechas con la versión nueva de garageband que viene de serie con los Macs nuevos. Que por un lado tiene sonidos distintos de los cuales algunos están bien, y por otro lado tiene muchas más limitaciones en cuanto a lo que se puede hacer. En el futuro si vuelvo a hacer un disco me gustaría usar software para mayores e incluso instrumentos.

 

Caliza

Desde la declaración de intenciones del EP a la publicación del disco supongo que has pensado el enfoque que buscabas para el disco. ¿Alguna influencia declarada durante el proceso creativo? ¿Qué estás escuchando ahora?
Como creo que es habitual en las canciones nuevas he intentado compensar una tendencia que había en las antiguas. Estas eran, por lo general, más lentas y tranquilas, y después de hacer las dos más bajoneras, que son ‘Viaje astral’ y ‘Alarma’, vi que era hora de acelerar un poco, y a partir de ahí vinieron ‘Verano No’, ‘Apuesta’, etc. Pensé en hacer un doble EP, con ‘Mediodía’ por un lado (las antiguas) y ‘Medianoche’ por otro (las nuevas) y así es un poco como está dividido el disco entre la cara A y la B. Influencias no te sabría decir. Cuando hago una canción no suelo intentar emular una referencia en concreto, lo hago todo un poco a boleo.
Últimamente he estado escuchando mucho a Psychic TV, los Psychedelic Furs, Fad Gadget, también bastante minimal wave, Oppenheimer Analysis, Deux…

Me gustaría preguntarte por la presentación oficial que hiciste hace unos meses para un concierto de Giradiscos. Aquel día mucha gente supo quién era Caliza. ¿Cómo recuerdas aquel concierto? ¿Hasta qué punto era un juego no firmar las canciones?
Para mí ese concierto fue todo un jaleo. Cuando me enteré de que venían Crash Course in Science a Valencia, ni siquiera sabía que seguían, es un grupo que me gusta muchísimo así que les contacté para traerles a Madrid y accedieron. Hablé con Luis de Sonido Muchacho para que me ayudara a montarlo, y él habló a su vez con Edu Giradiscos. Mi inicial idea era abrir con Caliza pero tuve dudas hasta poco antes de anunciar el concierto, ya que aún no estaba el disco y hasta entonces no tenía pensado tocar. Pero me hacía mucha ilusión que mi primer concierto fuera con ellos, me daba rabia desaprovechar la ocasión, y en algún momento había que dar el paso, así que acabé tocando. Fue una locura porque tuve que preparar el directo desde cero: Tuve que aprenderme mis propias canciones, de las que ni siquiera me sabía las notas, conseguir un sinte ya que no tenía ninguno, hablé con Laura para que tocara el bajo y no estar yo sola; y a la vez iba coordinando el viaje con los Crash Course. Pero creo que salió decente y se llenó, ellos estuvieron increíbles y salieron contentos, lo cual era casi más importante para mí que mi concierto. En cuanto a lo de no firmar las canciones, no quería que se asociara este proyecto con nada más, cosa que seguiría manteniendo si pudiera, además de que todo esto me da un poco de palo, que en catalán es pereza y aquí es vergüenza.

Imagino que eso te ha permitido acercarte al público de una manera diferente: debe de ser curioso interactuar con público sin que haya un feedback inicial. ¿Qué resumen haces de los primeros meses de vida de Caliza?
Precisamente mi intención era que la gente escuchara Caliza sin una idea preconcebida de lo que iban a encontrar o de si les iba a gustar. Incluso quería que mis amigos y conocidos, si lo oían, pudieran dar su opinión de ‘mola’ o ‘vaya mierdaca’ sin el condicionante habitual del bienquedismo. Pero vaya, que me salió regular el invento. Los primeros meses pues han sido de un perfil muy bajo, el proyecto lo conocía poca gente, en verano pues un poquito más con ‘Verano No’ y tal, y ahora con el disco espero que un poco más. En cuanto a los medios la verdad es que el par de webs que me habéis hecho caso lo habéis hecho con mucho entusiasmo y eso se agradece un montón, y ahora por el momento, a una semana de haber publicado el disco, el feedback es más o menos bueno.

Se te está comparando mucho con Molly Nilsson… ¿Estás de acuerdo con la comparativa?
Tampoco creo que se me esté comparando tanto y de hecho no creo que lo que hagamos se parezca demasiado a nivel formal, puede que a nivel conceptual algo más. A mí me gusta mucho lo que hace ella, sobre todo las canciones más oscurotas, ‘8000 days’, ‘I hope you die’… son increíbles. Fui a verla la última vez que vino a Madrid, entre otras cosas me interesaba ver como resolvía el directo. Y resulta que toda la música iba disparada y ella solo cantaba y se balanceaba de un lado a otro, y no hacía falta nada más, qué tía. A nivel de composición lo hago casi todo según me va saliendo sin una intención fija, las influencias que aparezcan serán más casuales que buscadas, aunque en algunas de las primeras canciones me fijé un poco en el rollo lánguido de Lana del Rey y en las producciones de su primer disco (salvando las distancias), que me gustan mucho.

Hablando de influencias. ¿Alguna declarada?
Algo de Casiotone For The Painfully Alone y los Magnetic Fields puede que haya por ahí, por otro lado algo de electrónica minimalista de los 80 y algo de ochentadas horteras pues también. Esto por resumir de una manera muy gruesa, no lo toméis muy en serio, me cuesta mucho citar nombres y además por cada uno que se me ocurre pienso que estoy olvidándome de otros más importantes. No puedo dejar de mencionar a Betacam, a quien siempre estoy dando la turra para que me explique por qué no sé qué no suena, que si tal o tal sinte que he visto en Internet es una mierda o mola, que cómo se hace nosecuantos… Si no lo he aprendido todo de él, pues casi…

Ya acabo. ¿Algo que haya quedado en el tintero?
Una canción del disco es una adaptación de una de los Smiths, a ver si sabéis cual.

Recomendado

Comenta
To Top