Entrevistas

Biznaga: “El título del álbum se ajustaba bien al tono turbio y cañí que tenían las canciones”

Centro Dramático Nacional es uno de los discos que más ha gustado en esta casa en lo que llevamos de año. Biznaga EP ya nos hizo ver por donde irían los tiros, aunque como ellos mismos nos cuentan en esta entrevista parte de todo lo bueno que le ha sucedido al grupo viene de la Demo que presentaron en 2012. Superada la grata sorpresa de entonces, y confirmados como una de las bandas más sólidas del momento, hablamos con ellos tras la presentación del disco, publicado justo antes del verano. Una entrevista de RUBÉN IZQUIERDO

  • Centro Dramático Nacional cuenta con la producción de Pepe Tigrusss y las mezclas de Víctor Saldaña
  • El lanzamiento en formato vinilo incluye un fanzine concebido expresamente para la ocasión por Nestor Sevillano

Empecemos por lo obvio. En el improbable caso de que quede alguien por descubriros. ¿Quiénes son Biznaga?
Somos una banda integrada por cuatro tipos (Álvaro, Jorge, Pablo y Milky) que operan en Madrid desde hace tres años aproximadamente.

Contando la demo de 2012 este es vuestro tercer trabajo. ¿En que ha evolucionado Biznaga desde entonces?
Para empezar, en los integrantes. Cuando hicimos la Demo éramos sólo Álvaro y yo (Jorge). Ahora, después de un largo ir y venir de gente, somos una formación estable de cuatro miembros y eso, quieras o no, supone una evolución en ideas, composición y sonido.

Siguiendo con esa evolución, el año pasado presentasteis Biznaga EP con Musagre Tapes. ¿Qué relación previa teníais con ellos? ¿Y qué tal fue la acogida del EP?
Musagre fueron los primeros que se fijaron en nosotros y creyeron que merecía la pena sacar aquello en formato físico. Era la época de la Demo. Nos propusieron juntarla con los futuros temas que compondrían el EP y, con todo eso, hacer una cinta. A nosotros desde un primer momento nos gusto muchísimo su estilo y la idea de editar con ellos nos pareció estupenda. El EP funciono realmente bien y, desde entonces nuestra relación con Víctor y Néstor no ha podido ser mejor.

Ahora presentáis vuestro primer trabajo en formato LP. ¿Cómo aterrizáis en Holy Cuervo?
Pues también tenemos que remontarnos a la época de la Demo. Parece ser que todo empieza ahí. Holy Cuervo contactaron con nosotros y nos ofrecieron abrir para Dead Ghosts o Cosmonauts en sus presentaciones madrileñas. A partir de ahí se sucedieron las colaboraciones y vinieron más conciertos (Warm Soda, Record Store Day, Villamanuela) Debimos gustarles algo porque, poco tiempo después, nos propusieron llevarnos el Managment y luego editarnos el LP.

Que el disco haya quedado algo oscuro no fue premeditado. Se compuso en un invierno bastante asqueroso y fue lo que nos pidió el cuerpo

Pasemos al disco. ¿De dónde viene lo de Centro Dramático Nacional?
Es el nombre de una red nacional de teatros. Uno de ellos está situado aquí en mi barrio (Lavapiés) y supongo que de tanto verlo habrá actuado de manera subconsciente. Primero nos pareció acertado porque suena descaradamente pomposo y serio, y eso nos resulto gracioso y, segundo, porque funcionaba a varios niveles. Por un lado como metáfora de una actualidad de pantomima nacional absoluta, en la que el malestar económico y moral parece casi institucionalizado. Y, por otro lado, se ajustaba bastante bien al tono turbio y cañí que tenían las canciones.

Es un disco bastante oscuro. ¿Fue algo premeditado o fue tomando forma de manera orgánica?
No fue para nada premeditado. La onda de los temas fue avanzando en esa dirección sin que intentásemos ponerle remedio. Se compuso en un invierno bastante asqueroso y fue lo que nos pidió el cuerpo. Igual lo próximo es bastante más luminoso, ya veremos.

El lanzamiento viene acompañado de un fanzine. ¿Qué incluye?
El fanzine incluye las letras del LP ilustradas por Néstor Sevillano (Musagre, Morenas, Futuro Terror), que es responsable además de todo el arte del disco.

El fanzine de Biznaga, junto al LP

El fanzine de Biznaga, junto al LP

Imagino que la apuesta por el formato viene de vuestra estima por el mundo del zine. ¿Qué zines leéis ahora mismo
Nos gustan, sí. Lo que representan y el formato mismo. Alguno hay por casa, pero tampoco somos especialmente compradores de zines. De Barcelona siempre ha molado mucho el Chuck Norris y luego por mencionar algunos de los últimos que han caído en nuestras manos…el ‘Donato’ de Galicia’ o Mieldapati’, ‘Los Explosionistas’ y ‘Pánico’ de La Camorra, estos tres últimos de aquí, de Madrid

Echando un vistazo a las críticas creo que hay que señalar que la acogida ha sido muy buena, con menciones destacadas en la Mondo, El Mundo o Rolling Stone. ¿Qué expectativas previas traíais antes de presentarlo?
Las vimos cumplidas con creces en el momento que terminamos de mezclarlo. Lo único a lo que aspirábamos con este conjunto de canciones era a quedar satisfechos con el trabajo realizado y que el resultado nos convenciera. Todo lo que ha venido o esté por venir supone una alegría y un reconocimiento a ese trabajo del que estamos contentos y seguros a muerte.

Nuestro idioma es lo suficientemente rico como para hacer que la cosa funcione sin caer en clichés

De puertas a fuera parece que le dais una gran importancia a las letras. ¿Qué proceso creativo seguís?
Le damos gran importancia, efectivamente, pero no sigo ningún proceso creativo concreto. A veces es una idea, un verso que no necesariamente aparecerá en la canción y sólo sirve de disparadero para que vayan saliendo el resto. Otras, en cambio, lo tengo más claro y salen una o varias estrofas casi de golpe. Hay veces, incluso, que hasta reciclo cosas que escribí 2 meses o 5 años atrás y que, de pronto, cobran todo el sentido para armar el texto.

Acostumbráis a defender el uso del castellano para las letras. Una defensa firme
Por supuesto. Supone un reto, sobre todo en el plano acentual y fonético, pero es un reto que hay que asumir. El nuestro es un idioma riquísimo y posee palabras y figuras literarias suficientes como para hacer que la cosa funcione. Por miedo a la pedantería tampoco hay que rechazar de pleno palabras menos frecuentes en el lenguaje coloquial, si su sonoridad o su significado se ajustan a lo que intenta transmitir la canción. Vale que es pop y el mensaje ha de ser lo más accesible posible, pero eso no significa caer en clichés y recursos baratos ¿no? Además, para apoyar este discurso, existen numerosos ejemplos, pasados y presentes, de gente que con sus textos contribuye a dignificar el pop en castellano.

De este 2014, ¿qué discos recomendaríais de los producidos por aquí?
‘Ojos’ de Los Claveles, ‘Vamos por la calle’ de Las Venas, ‘Carne’ de Carne…

El videoclip de Depredador, previo al lanzamiento de este disco, tuvo un gran impacto en su momento. ¿Tenéis planeado algún videoclip para Centro Dramático Nacional?
En este momento no está entre nuestras prioridades. De hacer uno querríamos contar con el mismo equipo de Depredador, pero hasta que no tengamos clara una idea que nos convenza no la desarrollaremos.

[youtube id=”bV8CEAnKrzA” width=”600″ height=”350″]

En la gestación del disco ha colaborado un buen amigo de esta casa, Víctor Saldaña. ¿Qué relación teníais con él antes de empezar? ¿Y qué os ha aportado?
La relación con Víctor es excelente. El disco lo grabó Pepe Tigruss en Estudios Tigruss, y Víctor se encargó de mezclar y masterizar  todo nuestro material, excepto la Demo. Nos tiene muy bien pillado el punto: sabe lo que nos gusta y lo que no, nos entiende y nos aguanta los innumerables cambios o pruebas, por idiotas que parezcan, y al final siempre saca sonidazo. No podemos estar más satisfechos con su trabajo.

Me cuesta decantarme por un solo tema del disco, pero quería preguntaros por tres en concreto. ¿Qué me podéis contar de Los Duelistas?
Es el perro verde del disco y, a la vez, la favorita de más de uno y de dos. Se distancia bastante del resto del disco por esos aires descaradamente aflamencados que tiene. El vozarrón de la Juana Chicharro y las castañuelas hacen lo suyo a este respecto. Es la canción más larga de nuestra corta historia. Cuando le dábamos forma en el local, y veíamos que se iba por peteneras, decidimos potenciar precisamente los elementos que la distinguían para, al final, acabar comprobando que se integraba extrañamente bien en el conjunto.

Cul-de-sac es otra de mis favoritas. ¿Qué hay de ella?
Es de las más oscuras. Muy callejera y nocturna. Aquí, más que en ninguna otra, el uso del delay es fundamental para crear un cierto ambiente onírico. La idea que motiva esta canción plantea una ruptura con la cotidianidad más decepcionante y una voluntad de diferenciarse de todo lo que huela mínimamente a orden. El vagar errático por la ciudad de noche funciona también en un plano mental, convirtiendo  ese paseo desesperado en una búsqueda de algo que calme la sed de aventura.

La otra que me gustaría que describieseis es Las brigadas enfadadas. Creo que define muy bien la esencia del disco
Es un tema peleón y, a la vez, bastante melódico, a la manera de algunos viejos himnos de punk inglés. La letra está más o menos inspirada en las ‘Angry Brigades’ y los héroes de barrio del ‘Free Cinema’. Jóvenes desastrados que, sólo por no aburrirse, estarían dispuestos a hacerlo saltar todo por aires.

En varias reseñas se destaca que enlazáis con el punk español más clásico. ¿Qué escuchabais cuando empezasteis a tocar como Biznaga?
Lo que escuchábamos antes y lo que escuchamos ahora. Sobre todo: punk 77 y 80’s, nueva ola, post punk, C-86 y demás indie primigenio británico y americano, mucho punk y pop español de los 80…

Recomendado

Comenta
To Top