L'Alternativa - 23è Festival de Cinema Independent de Barcelona
IN-expertas Sonoras

Algunas modernidades criollas

Rayos Láser, en una actuación reciente // Anna Pacheco

Un solo mes en Argentina le sirve a uno para darse cuenta de algunas muchas cosas muy importantes sobre la vida: nunca vas a saber a bailar bien tango, así que ni te esfuerces; el acento argentino es bello, y eso es algo poco discutible; no importa la cantidad de no- nutrientes que tenga el dulce de leche, te gustará igual; y que, la poesía, la literatura y la música, como para salvación y redención de todos, se impregnan solas en cada rinconcito de calle, en cada plaza, en cada muro pintado. Por ANNA PACHECO. Fotografía de portada: Rayos Láser, por Anna Pacheco.

Aquí son muy de Rock, del clásico. Les gusta y lo disfrutan, así que en cualquier bar/ boliche te van a poner Bersuit, Soda Estereo, Fito Paez, Charly Garcia y como no, al gran Spinnetta (a las nuevas generaciones del rock los llaman hijos del spinettisimo; que vendría a ser como una de las leyendas del rock argentino y que ha influenciado a muchísimos grupos de aquí).

Vale, esta sería la base, como para entender muy por encima la onda que llevan por aquí. Pero hay otra tema: a parte del rock, de Andrés Calamaro, de los cuartetos o de los tangos; y, obvio, a parte del electrolatino, la onda “hipster” -o como lo llaman aquí “lo más under”-  se agita en locales repletos de libros colgantes, misceláneas incomprensibles y colores flúor a tutiplén.

El hipsterismo argentino no se queda corto. Aquí, algunas chicas visten plataformas aterciopeladas y leggins que parecen imposibles. Y los chicos, pues ya saben, los argentinos tienen los pelos mejor desaliñados de todo el mundo y, luego, pitillos y cuadros. Y a bailar.

[El Mató a Un Policía Motorizado]. Sí, estuvieron el Primavera Sound

Son platenses (La Plata, Argentina) y es como la máxima representación del indie rock argentino. Se mueven entre el rock medio ruidista y sucio y melodías pro- intensas. Aunque lo mejor es la voz del cantante: que parece cansada y ronca, pero no. Es muy masculina y muy argentina, desgarrada por dentro y por fuera, como de haberse pasado toda la noche bebiendo bourbon y fumando como un condenado. Yo no sé si cambiarán el mundo como dicen pretender en su bio de Facebook, pero con canciones como el “Día de los muertos” pues sientan muy bien y con eso ya vale.

[Mompox]. Coleccionismo de gente guapa

Esto podría estar sacado perfectamente del videoclip de Battles o del Guincho de la productora barcelonesa CANADA. Esta multibanda de Buenos Aires, formada por siete músicos,  se llama Mompox y sí, el videoclip es genuinamente argentino. Chicas bonitas, pantalones bien arriba, colores pastel sesenteros y geometría que ametralla. Un videoclip muy comestible. Si a esto le sumas un pop facilón, pero que a nadie hace daño, pues el resultado es eso: colorines y muchas ganas de salir a bailar, saltar, gritar, enamorarte mucho, comer palomitas, y lo que surja.

[La Ola Que Quería Ser Chau]. La rareza de entre las rarezas

Imagen promocional extraída de su página web

La ola que quería ser chau” suena raro. Muy raro. La primera vez que los escuché fue con una coverespañolizadora de la canción de The Flaming Lips,  Yoshimi battles the pink robots, ellos la llaman Rocío lucha contra los robotitos, y es atrapante y original. Lo mejor de este grupo son las letras, que se debaten entre el surrealismo y el nerdismo, pero con mucha clase. Compro.

[Rayos Láser]. Pop sonrisificante y muy mono

Rayos Láser, en una actuación reciente // Anna Pacheco

Imaginaos a tres chicos con pañuelos brillantes atados al cuello y luces verdes y rosas. Ellos son Rayos Láser (Córdoba, Argentina) y dominan muy bien el pop bien mimado y luminoso. Capaces de amansar a las bestias y sacarte a bailar, Rayos Láser destacan por sonidos pegadizos sin dejar de echar a mano a sintetizadores. Los vi en directo en el Centro Cultural España Córdoba en petit comité. Y en eso de que mientras los escuchaba, me venía a la cabeza un mix buenrollista mitad Casa Azul mitad Zombies, por aquello de cantar al Amor y a la Vida sin remordimientos. Arcoiris y chicles everywhere.

Recomendado

Comenta
To Top