Masha_Nazehda

Pussy Riot: Sin libertad para Masha

Novedades, y nada buenas, en el caso Pussy Riot. Una de las activistas detenidas y condenadas a una sentencia de dos años de cárcel ha visto como la juez del tribunal de Berezniki denegaba su puesta en libertad. Masha Alyokhina había solicitado cumplir el resto de su condena cuando su hijo de dos años de edad fuese un adolescente, petición denegada por la juez, por lo que deberá  seguir cumpliendo condena en la cárcel de Perm. Por RUBÉN IZQUIERDO. Fotografía de portada. Maxim Shemetov/REUTERS

  • Denegada la petición de Masha Alyokhina para aplazar el cumplimiento de su condena hasta que su hijo cumpla los 14 años. Su compañera Tolokónnikova solicitó el mismo permiso, acogiéndose ambas al artículo 82 del código criminal ruso
  • Tolokónnikova, Mujer del Año para Le Figaro, espera conocer el veredicto de la misma solicitud, aunque las opciones de un resultado positivo son remotas

La miembro de las Pussy Riot afirmó en su declaración “no arrepentirse de lo cometido“, llevando a cabo la petición al considerar que la separación de su hijo va ocasionarle un daño irreparable al pequeño, consideración que se tuvo como atenuante por parte del tribunal según ha considerado la juez. Alyokhina, conviene recordar, es madre soltera, lo que agrava la situación de su hijo.

Alyokhina confiaba en llegar al acuerdo amparándose en el artículo 82 del código criminal ruso, que considera que aquellas mujeres con hijos menores de 14 años pueden solicitar que se suspenda la pena hasta que sus hijos alcancen esa edad, si bien en muy pocas ocasiones se logra el acuerdo. En el caso de la Pussy Riot éste se ha desvanecido a las primeras de cambio, por lo que deberá seguir en la prisión de Perm.

Su compañera Nadezha Tolokónnikova ya intentó el pasado mes de Noviembre lograr un acuerdo similar, aunque todavía no se conoce el resultado del recurso, permaneciendo en su caso detenida en la prisión de Mordovia.

Masha, en la vista. Su solicitud ha sido denegada

Masha, en la vista. Su solicitud ha sido denegada por la juez

Nadezha y Masha están encarceladas desde el pasado 3 de marzo y fueron condenadas a dos años de prisión el pasado verano al ser declaradas culpables de vandalismo motivado por odio religioso. La detención se produjo después de su participación en la oración punk contra Vladimir Putin realizada en la catedral Cristo Salvador, donde interrumpieron para grabar su célebre vídeo-protesta. Yekaterina Samutsévich, tercera integrante detenida en su momento, fue puesta en libertad en su momento, después de probar que no logró abrirse paso hasta el altar. Al poco de ser puesta en libertad se mostró dispuesta a solicitar la revocación de licencias de abogado alos anteriores representantes que defendieron al grupo, ya que considera que no llevaron a cabo una buena defensa, quedándose con documentos que pertenecían al colectivo.

Samutsévich estaría considerando además la posibilidad de recibir la ciudadanía francesa, según informa La Voz de Rusia. En declaraciones recogidas por dicha emisora, la integrante del colectivo Pussy Riot habría declarado en fechas recientes que “debo confesar que no hablo francés, y no sé si va a ser posible recibir la ciudadanía, pero me gustaría viajar por el mundo“. Estas afirmaciones fueron realizadas a la revista gala Les Inroks, recogiendo la propuesta del partido de ecologistas de centroizquierda Europoa Ecología Verdes, que propuso conceder la ciudadanía francesa a las integrantes del colectivo punk.

Volviendo a Masha, Alyokhina no está teniendo una estancia en la cárcel nada fácil, y durante su visita al juez ha tildado de provocación por parte de las autoridades el modo con el que está siendo tratada allí. Hasta la fecha ha tenido roces con varias compañeras y ha sido puesta en una celda de aislamiento para “evitar peleas“, además de ver como se le aplicaban hasta seis sanciones por no levantarse a la hora exigida. Si Alyokhina no cumple con los horarios establecidos, denunció en su momento el marido de Tolokónnikova Piotr Verzílov,  es porqué Alyokhina duerme aislada en una celda sin despertador, por lo que no es complicado hacer que se despierte tarde si se desea. El dato es especialmente significativo si se tiene en cuenta que el incumplimiento del régimen carcelario es suficiente motivo como para denegar la libertad condicional a los presos.

La tensión que está  en el lejano penal número 32 de Perm, situado en los Urales, le llevó a pedir el traslado el pasado mes de Noviembre, intentando huir así de las tensas relaciones con las que se encontró a su llegada a prisión.La situación de las dos detenidas en sus respectivas prisiones no es nada fácil. En el caso de Alyokhina su adaptación al medio ya se aventuraba complicada. Según publicó el diario El Mundo el 23 de Noviembre, para alguien formado con estudios universitarios en la cosmopolita Moscú adaptarse a las condiciones de una prisión como la Perm era un ejercicio “muy complicado“: las presas forman en el patio a las seis de la mañana, están obligadas a realizar ejercicio en el patio aunque nieve y se pasan la mayor parte de día cosiendo uniformes, siendo conocidos los casos de acoso y pelea. A esos problemas de adaptación se le une la presión psicológica, escenificada en su caso con un detalle: vegetariana reconocida, a Masha se le proporciona un menú basado en carne desde su llegada.

Las Pussy Riot, durante el juicio celebrado el pasado verano

Las Pussy Riot, durante el juicio celebrado el pasado verano

Nadezha Tolokónnikova, mujer del año para Le Figaro
Tolokónnikova, la más mediática de las tres Pussy Riot encarceladas en su momento, sufre una situación similar en la prisión de Mordovia y ha elevado un recurso similar, aunque se espera que logre el mismo resultado que su compañera. El diario francés Le Figaro la situó en primer lugar de su lista particular de mujeres más influyentes, al considerar que su figura mediática ha servido para llamar la atención sobre el problema de la libertad de expresión y los derechos humanos en Rusia, además de conseguir apoyo interancional. En la relación de 20 mujeres figuran nombres como Michelle Obama o Meryl Streep.

El arte también es político. Nosotras no entendemos que un artista reflexione sobre la sociedad pero se considere apolítico
Nadezha Tolokónnikova

La figura de Nadezhda se ha convertido en un icono global. Su imagen con la famosa camiseta del No Pasarán dio la vuelta al mundo en el momento del juicio, alcanzando una gran repercusión mediática a nivel planetario. Antes de su detención, y recogiendo declaraciones publicadas en Rusia Hoy, Tolokónnikova aseguró que “el arte también es político. Nosotras no entendemos que un artista reflexione sobre la sociedad pero se considere apolítico”, reflexionó casi marcando la hoja de ruta vital del colectivo.

Antes de formar parte de de las Pussy Riot, Nadezha y su marido Verzilov formaron parte del colectivo artístico-anarquista Voiná, grupo que alcanzó una gran popularidad en Rusia con algunas de sus performance -las más célebres fueron dibujar un falo giante sobre el puente de Liteini Prospekt antes de que elevara sobre el Neva y organizar orgías en museos por tal de escenificar la “pornografía” de algunas decisiones políticas- y que llegó a contar con el reconocimiento de Banski, que donó 100.000 euros al colectivo después de la detención de varios de sus miembros por desobediencia civil.

Ya en 2011, Pussy Riot nace como colectivo, asegurando en una entrevista a Vice que Rusia “necesita un movimiento feminista y punk, una banda callejera que intervenga en las calles y plazas de Moscú, además de enriquecer la oposición cultural y políticamente“. En aquella seminal entrevista las tres integrantes del colectivo explicaban el nombre adoptado: “es una rebelión radical contra el orden cultural que constantemente define y muestra cuál debe ser el lugar de la mujer”, explicaban entonces. “El órgano sexual femenino se supone que es permisivo y entregado, pero de golpe comienza una rebelión radical contra ese orden“, concretaban explicando el valor simbólico de su nombre.

Previamente a ser detenidas, Pussy Riot llevaron a cabo otras actuaciones en el país. Estas son las más significativas:

  • El 4 de Diciembre organizan un concierto en el tejado de la cárcel donde está encerrado el activista Alexéi Navalni
  • el 20 de Enero de 2012 actúan sin permiso en la Plaza Roja. La policía las detiene y son multadas
  • El 21 de Febrero de 2012 cuatro integrantes del colectivo irrumpen en la catedral del Cristo Salvador y cantan dos canciones, entre ellas Virgen, líbranos de Putin
  • En marzo de ese mismo año, Alyokhina y Tolokónnikova son detenidas a pocos días de las elecciones presidenciales. Once días después es arrestada su compañera Samutsévich.
  • Ya en abril, Amnistía Internacional pide su liberación y las declara presas políticas. Finalmente, el 30 de Julio arranca el juicio y el 17 de Agosto Marina Sirova, juez del caso, las condena a dos años de prisión, uno menos de lo que solicitaba el Fiscal.